APRENDE A VIVIR CON LA CIZAÑA

cizana-lolium-temulentumLos líderes espirituales deberíamos enseñar a nuestros seguidores que “allá afuera”, en el mundo real, la gente mala existe, las situaciones dañinas también, ¿pero saben? tenemos dos opciones claras: Enclaustrarnos en nuestro propio mundo o aprender a convivir con la cizaña que en el campo de la vida encontrarás. Ánimo, en este sermón te presento la segunda opción que a criterio mío es la mejor.

¿QUÉ ES LA CIZAÑA?

  • Hierba silvestre que crece espontáneamente en los sembrados y es muy difícil de extirpar. Su raíz se enreda con la de la semilla plantada ocasionando que al arrancar la cizaña también la planta sale con ella.
  • La cizaña es por tanto una hierba dañina, sus granos son tóxicos.
  • Hay diferentes tipos de cizaña, pero una en especial se parece a la planta de trigo.
  • Toda hierba que crece en un sembrado que no fue plantada allí sino que creció por sí sola es llamada cizaña, o también conocida como maleza.
  • Se emplea la palabra cizaña para referirse a cualquier persona, situación o cosa que hace daño a otra. Ejemplo: A Pedro le gusta meter cizaña; la lengua de María es cizañosa; los amigos de Ricardo son pura cizaña.

PASAJE BÍBLICO DE ESTUDIO (Mateo 13:24-30)

Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue. Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña.Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña?

El les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos? El les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo. Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero.

En esta parábola encontramos tres elementos que representan realidades en nuestra vida, elementos que son fáciles de recordar como ya veremos a continuación.

  1. El CAMPO. Representa nuestra vida en las diferentes facetas que ésta pueda tener: vida espiritual, vida matrimonial, vida familiar, vida laboral, vida de estudios, vida de iglesia, etc.
  2. El TRIGO. Representa el esfuerzo que realizas para que tu vida ––en las diferentes áreas–– sea productiva, próspera, sana, feliz. Por tanto, el trigo es todo lo bueno que haces para que tu vida y la de los tuyos mejore. El trigo puede ser: tus buenas decisiones, tus buenas acciones, ideas creativas, planificación estratégica, propuesta de metas, proyecciones de vida, entre otros.
  3. La CIZAÑA. Es todo lo negativo, dañino y peligroso que surge en tu vida ya sea de manera espontánea ––hay cosas que ocurren sí porque sí––, intencional ––por terceras personas––, o producto de ti mismo ––malas decisiones, malas acciones, malas compañías––. La cizaña en tu vida puede tener diferentes formas: Una crisis matrimonial producto de una infidelidad, un negocio que no rinde producto de malas decisiones, una depresión que te tiene por el suelo, una decepción amorosa, un líder espiritual que te engañó, en fin, la cizaña SIEMPRE VENDRÁ A TU CAMPO lo quieras o no, debes estar preparado para ello.

¿QUÉ HACER CON LA CIZAÑA?

En el pasaje de estudio encontramos dos propuestas, cada una de ellas es válida pero la segunda es la mejor, ya te darás cuenta del porqué.

  1. La Propuesta de los Necios (v.28, “Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos?”). Los empleados del dueño del campo le dijeron a su patrón “¡arranquemos la cizaña!”, una alternativa apresurada, inmediatista y poco sabia, ¿saben por qué? porque la cizaña tiende a enredarse con la planta ––esto ya lo dijimos al principio––. Tal acción, arrancar la cizaña, equivale a preocuparse por situaciones sobre las cuales no tienes ningún control, gastar energía mental en problemas que no desaparecerán por el simple hecho de pensar en ellos, angustiarse por personas que te han hecho daño y que no merecen ni siquiera un suspiro de tu parte. Arrancar la cizaña es dejar de atender el trigo para preocuparse por la mala hierba, esto es “salirte del enfoque”. Entiéndelo de una vez, “¡la cizaña siempre estará presente en tu vida!”, ¿no lo ves? es parte del guión, el libreto fue escrito así, ¿qué haces entonces desperdiciando tu vida en personas, situaciones o cosas que buscan tu mal?
  2. La Propuesta del Maestro (vv. 29-30, “Él les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo. Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega…”).Jesús, utilizando el papel del dueño del campo, nos dice que dejemos crecer la cizaña con el trigo, que no hagamos nada para que ésta salga de nuestras vidas. ¿Contradictorio? En verdad no. De esta afirmación aprendemos que: a) La cizaña es parte de la vida; b) Seguir trabajando nuestro campo es lo mejor que podemos hacer, es lo más sabio, no permitamos que las personas o situaciones cizañosas arruinen nuestro trigo, sigamos sembrando, creando, negociando, creyendo, procurando mejorar nuestra vida. ¿Desaparecerá la cizaña? No, al menos hasta que Él así lo dictamine.

LA PROMESA DEL MAESTRO

En la última parte del verso 30 Jesús nos da una gloriosa promesa, una que debemos aguardar hasta su cumplimiento final:

  • Vendrá el tiempo de la Siega: Esto significa que si seguimos haciendo el bien (trabajando, estudiando, emprendiendo, creando) tarde o temprano cosecharemos lo que hemos sembrado, es una ley cósmica irrefutable: “No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos” (Gálatas 6:9). Esto debe mantenernos animados, ¿saben por qué? porque aunque la cizaña se haya instalado en nuestro campo procurando nuestro mal de todas maneras recogeremos buen fruto, esto ocurrirá sí porque sí, debes  creerlo.
  • La Cizaña será arrancada: Llegará un día en que las personas, situaciones o cosas cizañosas ya no tendrán ningún poder sobre nosotros, simplemente dejarán de interferir en nuestro progreso. No perdamos la fe, sigamos esforzándonos en nuestro campo y dejemos al Padre Celestial que se haga cargo de la cizaña.

CONCLUSIÓN

No puedes evitar la cizaña, ésta vendrá muchas veces a quedarse, ojalá no fuese así pero debemos ser realistas; no te amargues ni te asustes, aprende a declarar: “Aunque no soy perfecto y en mi vida hay decepciones, problemas, carencias y frustraciones, sé que TODO ESTÁ BIEN, LA CIZAÑA NO PODRÁ CONTRA MÍ”.

Aprende a convivir con la cizaña, ésta es importante porque fortalecerá tu vida:

  • Sin Goliat David nunca hubiese sido rey
  • Sin el horno de fuego los tres jóvenes hebreos no habrían sido promovidos
  • Sin cruz no hay gloria

Mis Libros: http://www.sellfy.com/gabrielgil
Mis Vídeos: http://www.youtube.com/gabrielgilarancibia
Mis Audio-Charlas: http://www.spreaker.com/user/gabrielgil
Mis Post: http://www.facebook.com/gabrielgilarancibia

img_20170122_140549

Gabriel Gil es Coach Integral Sistémico y Mentor de vidas; de profesión teólogo y por vocación divina pastor; además escribe post, artículos y libros. Su misión en este mundo es “guiar a las personas hacia Dios ayudándolas a mejorar sus vidas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s