LA ACTITUD CORRECTA HACIA LA VIDA

actitud-positiva¿QUÉ ES LA ACTITUD?

Es la manera como nos comportamos frente a una situación determinada; es la forma como respondemos ante una crisis, una enfermedad, un dolor, una mala noticia, una decepción; pero también la actitud es la forma en la que reaccionamos ante una buena noticia, un ascenso en el trabajo, un aumento de sueldo, una meta conquistada.

La actitud es la manifestación “externa” de una condición “interna”. Si en tu interior hay ira, desequilibrio emocional, temor, vergüenza, arrogancia, una pobre imagen de ti mismo y toda clase de sentimientos negativos tu forma de responder a situaciones difíciles será negativa. Es por eso que encontramos muchas personas que son guiadas por sus emociones, ellas no son malas en sí, pero sus impulsos las manejan y no logran dominarse a sí mismas, son dominadas por las circunstancias. Ellas responden de mala manera, son groseras, “dicen lo que piensan pero hieren en el proceso de decirlas”, etc. Por el contrario, si en tu interior hay paz, amor, alegría, y tienes una buena auto-estima, tu forma de responder a las situaciones difíciles de la vida será mucho mejor: sabrás controlarte, conocerte, callar cuando debas hacerlo y hablar cuando haya que hacerlo.

Ahora bien, hay una diferencia abismal entre actitud y aptitud. La aptitud tiene que ver con tus habilidades, destrezas y capacidad para hacer ciertas cosas. Ejemplo: Puedes tener educación formal, títulos universitarios, recomendaciones, logros, diplomas colgados en tu pared ––aptitud––, pero si no tienes la actitud correcta simplemente no avanzarás a un nivel mejor de tu vida. Esto suele verse a menudo en las estrellas del deporte, muchas de ellas juegan excepcionalmente, son brillantes en el terreno de juego, pero su carácter las traiciona; son maldicientes, idiotas, groseros, egocéntricos y hasta violentos. Finalmente aunque tienen muchas aptitudes para el juego terminan en la banca de los suplentes porque no tienen la actitud que el equipo necesita.

Las Escrituras nos Hablan de 2 tipo de Actitudes, la Incorrecta y la Correcta

En el libro de Números, específicamente en los capítulos 13 y 14 encontramos la historia de los 12 espías que fueron enviados por Moisés a recorrer Canaán, la tierra que Dios había prometido a los israelitas. Estos espías fueron seleccionados cuidadosamente antes de ser enviados, no eran cualquier tipo de hombres, “fueron lo mejor de lo mejor” (13:1-3), por tanto tenían la aptitud para el trabajo encomendado, sin embargo, no todos tenían la actitud necesaria y ya veremos porqué.

Pero antes veamos el siguiente versículo, algo interesante sucede allí:

Fuimos a la tierra a la que nos enviaste ––le dijeron a Moisés––. Realmente es una tierra donde la leche y la miel corren como el agua, y estos son los frutos que produce (13:27).

Los doce espías estuvieron de acuerdo en algo: La tierra era fértil, buena, extremadamente próspera, tenía todas las condiciones para que una nación como la de ellos fructificara allí. Y sin embargo, a pesar de todo lo que encontraron en Canaán algunos de los hombres decidieron fijarse en lo malo, otros en lo bueno. ¡Y así mismo sucede en la vida! vamos por ahí fijándonos en las cosas negativas sin ver todo lo positivo que Dios destinó para nosotros.

LA ACTITUD INCORRECTA

La Biblia dice que 10 de los 12 espías entregaron un informe negativo a su regreso, si bien vieron que Canaán era una tierra próspera ellos decidieron fijarse sólo en lo negativo que allí encontraron. En Números 13:28 y 29 leemos: “Pero la gente que vive allí es fuerte, y las ciudades son muy grandes y fortificadas. Además de eso, vimos allá descendientes del gigante Anac. En la región del Négueb viven los amalecitas, en la región montañosa viven los hititas, los jebuseos y los amorreos, y por el lado del mar y junto al río Jordán viven los cananeos”. Pero eso no fue todo, los espías prosiguieron informando al pueblo lo que según ellos vieron en la tierra que fueron a explorar, así lo declara Números 13:31-33, “Pero los que habían ido con él respondieron: —¡No, no podemos atacar a esa gente! Ellos son más fuertes que nosotros. Y se pusieron a decir a los israelitas que el país que habían ido a explorar era muy malo. Decían: —La tierra que fuimos a explorar mata a la gente que vive en ella, y todos los hombres que vimos allá eran enormes. Vimos también a los gigantes, a los descendientes de Anac. Al lado de ellos nos sentíamos como langostas, y así nos miraban ellos también”.

La actitud de los diez espías fue:

  • Derrotista
  • Negativa
  • Temerosa
  • Alarmista
  • Exagerada
  • Emocional
  • Impulsiva
  • Deprimente

Y lo único que produjo en ellos y en quienes lo escucharon fue sentimientos de anulación, auto-menosprecio, conspiración y fracaso. Los diez espías representan gráficamente a quienes andan por la vida fijándose en lo negativo, en lo difícil, en lo amargo de la existencia humana; ese tipo de personas son guiadas por sus emociones, no son capaces de disfrutar la vida porque sus impulsos las dominan, se dejan llevar por lo que otros dicen y permiten que cualquier circunstancia negativa los afecte al punto de querer abandonar una carrera, una relación, una iglesia, un trabajo. Ese tipo de gente nunca prospera porque “un día andan bien y al otro día andan mal”, son personas “reactivas” y no “proactivas”. Quiero decirles algo a esa clase de personas: ¡CAMBIA TU ACTITUD, PUES TUS HIJOS LA HEREDARÁN!

LA ACTITUD CORRECTA

En el otro extremo nos encontramos con dos personajes que también fueron a espiar la tierra que Dios había destinado a Israel, me refiero a Caleb y Josué. Ellos tuvieron una actitud muy distinta a la de sus compañeros, una actitud loable, digna de imitar. Veamos cómo la Biblia relata esto en Número 13:30, “Entonces Caleb hizo callar al pueblo que estaba ante Moisés, y dijo: —¡Pues vamos a conquistar esa tierra! ¡Nosotros podemos conquistarla!”. Pero esto no fue todo, en Números 14:6-9 los dos hombres continuaron entregando un reporte diferente, veamos qué ocurrió: Y Josué y Caleb, que habían estado explorando el país, se rasgaron la ropa en señal de dolor  y dijeron a todos los israelitas: —¡La tierra que fuimos a explorar es excelente!  Si el Señor nos favorece, nos ayudará a entrar a esa tierra y nos la dará. Es un país donde la leche y la miel corren como el agua.  Pero no se rebelen contra el Señor, ni le tengan miedo a la gente de ese país, porque ellos van a ser pan comido para nosotros; a ellos no hay quien los proteja, mientras que nosotros tenemos de nuestra parte al Señor. ¡No tengan miedo!.

Caleb y Josué mostraron una actitud de:

  • Victoria
  • Valentía
  • Arrojo
  • Confianza en Dios
  • Confianza en sí mismos
  • Optimismo
  • Arenga
  • Proactividad

Y es precisamente este tipo de actitud la que separa a los perdedores de los vencedores. Siempre será más fácil declararse en derrota, pero hace falta actitud de vencedor para pelear, para avanzar a pesar de que las fuerzas falten, creer aunque todo parezca imposible. No se trata de ser ilusos o “tontos optimistas”, sino de ver la vida a través de los ojos de Dios sin desconocer tu realidad, se trata de ver el vaso medio lleno y no medio vacío. ¡Así es como se logra triunfar en medio de la adversidad! Y una actitud así ––de victoria, valentía, arrojo, confianza en Dios, confianza en uno mismo, optimismo, arenga y proactividad–– también será heredada por tus hijos. Ellos ven la forma en cómo respondes a la vida y van a imitar cada uno de tus pasos para bien o para mal.

CONCLUSIÓN

La vida siempre te presentará oportunidades para medir tu actitud, ya sea una mala noticia, el robo de tu carro, un despido inesperado, un negocio que no resulta, la decepción de tu líder espiritual o una enfermedad que te tomó por sorpresa. Son oportunidades de crecimiento en las cuales puedes experimentar tus actitudes, procura pasar el examen y no volver a reprobar porque de lo contrario quedarás rezagado en la banca de los suplentes para nunca ser llamado a jugar el partido de tu vida.


Mis Libros: http://www.sellfy.com/gabrielgil
Mis Vídeos: http://www.youtube.com/gabrielgilarancibia
Mis Audio-Charlas: http://www.spreaker.com/user/gabrielgil
Mis Post: http://www.facebook.com/gabrielgilarancibia

img_20170122_140549

Gabriel Gil es Coach Integral Sistémico y Mentor de vidas; de profesión teólogo y por vocación divina pastor; además escribe post, artículos y libros. Su misión en este mundo es “guiar a las personas hacia Dios ayudándolas a mejorar sus vidas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s