LODEBAR NO ES PARA VIVIR

1193212730_f¿Has sentido alguna vez que por más que te esfuerzas no llegas a ninguna parte? Pareciera que tu trabajo no rinde fruto, tu negocio no da las utilidades necesarias, tus estudios se vuelven pesados hasta más no poder, la relación con tu cónyuge empeora cada vez más y tu vida se torna gris como si estuviera envuelta en un otoño interminable, ¡el sin-sentido se apodera de ti! Todos hemos tenido épocas así, a veces son extensas, en otras son cortas, pero sea lo uno o lo otro estas épocas son tristes, desgastantes y parecen que nos asfixian llevándonos incluso a la tumba.

Lodebar, la Tierra Maldita

Estos períodos de mi vida me recuerdan a una tierra bíblica cuya historia ––cargada con algo de mitos––, hicieron de ella un lugar terrible para vivir, me refiero a LODEBAR, una pequeña aldea ubicada en el sector de Galaad a 13 kilómetros del Mar de Galilea; también es conocida como DEBIR. Algunas referencias a este mítico lugar las encontramos en 2ª Samuel 9:4-5; 17:27; Josué 13:26. Su nombre tiene un significado siniestro, nada atractivo para vivir allí y mucho menos soñar con un futuro prometedor; etimológicamente Lodebar significa “no palabra” (Lo = No / Debar = Palabra), un lugar donde según se creía “la Palabra de Dios no llegaba”, por lo tanto sus habitantes estaban incomunicados del resto de Israel y del Señor…, Lodebar era una tierra marcada por la soledad.

Pero Lodebar tiene otros significados como éstos: “Sin pastos”, “tierra seca”, “sin frutos”. En esa tierra  la aridez era severa, no crecía hierba para los animales y la sequedad del suelo era tal que ni sembrar se podía. Según se creía era un lugar inhóspito donde se refugiaban los endeudados, los despojados, los perseguidos, los abusados, los golpeados por la vida…, ¡una aldea para los malditos de la sociedad!

Mefiboset, el Avergonzado

Y fue Lodebar el lugar que el destino eligió para recibir a Mefiboset, el último nieto con vida del fallecido rey Saúl.

Mefiboset, cuyo nombre original era  Merib-baal (en honor al dios Baal) perdió a su abuelo rey y a su padre el príncipe Jonatán cuando éstos murieron en batalla; posteriormente al asumir el trono David se mandó asesinar a toda la familia de Saúl (una costumbre antigua y muy sanguinaria que tenía por objetivo evitar futuras sublevaciones de herederos al trono que habían quedado con vida). Su nodriza al ver que el niño corría peligro se lo llevó lejos a una tierra donde sabía nadie se atrevería a buscarlo, Lodebar. Pero en su huida el niño resbaló de sus manos y cayó al piso fracturándose las piernas…, Mefiboset quedó discapacitado para siempre, por eso le cambiaron el nombre de Merib-baal a Mefiboset, significando este último “el avergonzado” o “el que esparce vergüenza”.

Mefiboset a sus cinco años aprendió que la vida es una maestra dura e injusta, las lecciones que esta profesora despiadada le enseñó lo marcaron durante toda su existencia, repasemos: Perdió a su padre y abuelo, sus tíos, hermanos y primos fueron asesinados por el nuevo régimen, las propiedades de su familia fueron confiscadas (haciendas, graneros, animales) y todos sus bienes materiales (oro, plata, bronce) pasaron al tesoro del nuevo rey. El niño Mefiboset pasó de príncipe a mendigo en cuestión de días.

¿Vives en Lodebar en este Momento?image003

Así las cosas, Lodebar recibió con los brazos abiertos a este “niño rey”, reino que jamás podría disfrutar porque se lo habían quitado de un zarpazo. Ahora debía llorar su suerte en las faldas de su nana, una mujer amorosa sin lugar a dudas pero que a fin de cuentas no era su madre, mujer que “le había estropeado el futuro en un intento por asegurarle uno”, ¡que irónica puede ser la vida! La existencia era amarga para este niño que comenzó a crecer entre bandidos que, al igual que él, veían que la vida se les iba como agua entre los dedos con el transcurrir de los días. Los pensamientos de abandono, de poca valía y de muerte rondaban en las calles polvorientas de la siniestra Lodebar, ¡eran el pan diario!, y el infante rey lo veía con sus ojos creyendo que merecía estar allí. Mefiboset decidió creerle a los fantasmas de la vergüenza que le decían ¡eres un lisiado, un exiliado, un perseguido, un maldito de los dioses! Y el niño se hizo hombre creyendo cada una de estas palabras pues sus vecinos las vivían a diario y él ya se había hecho la idea de ser uno más de esa ciudad infernal (qué manera más cruel de alcanzar la madurez, creyendo que eres un Don Nadie).

miedoLodebar es mucho más que una aldea allá en el Israel del Antiguo Testamento, es un lugar que existe hoy en la mente, emociones y realidades de muchos. ¡Así es! Yo mismo he transitado sus sendas más de alguna vez y en otras ––debo confesar––, me he instalado a vivir en sus dependencias. Es que Lodebar es una ciudad que te llama, te seduce, te embauca con palabras que saben a muerte, y cuando uno atraviesa el valle del dolor tiende a querer quedarse en las llanuras de esta tierra desértica. ¿Pero saben? Lodebar no es un lugar para vivir, es sólo de paso, eso lo entendí en mis caminatas con el Padre eterno cuando me refugié en sus tiernos brazos, Él me dijo: “Ahora estás en Lodebar y sé que es triste, pero ten confianza, no estarás aquí para siempre”. Y yo le creí pues era lo único que podía salvarme, ¿qué más podía hacer un Mefiboset como yo?

¡Lodebar no es para Vivir!

Quizá estés viviendo en Lodebar por estos días ––o meses––, pero ten presente esto: Ese lugar no es para instalarse a vivir allí. El dolor, la tristeza, el cansancio del alma si bien son parte de la vida, no son para siempre. En algún momento Dios te mandará a llamar, tal como lo hizo David con Mefiboset quien arrepentido y deseando hacer algo bueno por la memoria de su amigo Jonatán padre de Mefiboset mandó que lo trajesen a Palacio para honrarlo, devolverle las propiedades de su familia y asignarle viáticos por el resto de su vida (2ª Samuel 9:3-11). Así mismo el Señor te sacará de ese tormento, te dará la salida, el oportuno socorro vendrá a ti de la manera menos esperada, ¿qué debes hacer mientras esperas que eso ocurra? Por mucho que eso tarde y mientras aún vivas en Lodebar no pienses como uno de sus ciudadanos, no actúes como ellos, mantén en tu mente y corazón la esperanza que ese dolor no será para siempre, que en cualquier momento el Rey te sacará de allí y volverás a vivir como un príncipe en el palacio de tu Padre…, ¡sí, mantén la esperanza que Lodebar ya va a pasar!

(*) Si quieres ESCUCHAR este artículo dirígete al enlace que dejaré a continuación. Al hacer click accederás a este audio y muchos más que he venido subiendo paulatinamente: https://www.mixcloud.com/gabrielgil/lodebar-no-es-para-vivir-articulo-leido/


Por Gabriel Gil.

18193737_10212967054148741_3750558341320959251_n

 

* Gabriel Gil es Coach Integral Sistémico y Mentor de vidas; de profesión teólogo y por vocación divina pastor; además escribe post, artículos y libros e imparte seminarios a lo largo y ancho de A. Latina. Su misión en este mundo es “guiar a las personas hacia Dios ayudándolas a mejorar sus vidas”.

Anuncios

9 thoughts on “LODEBAR NO ES PARA VIVIR

  1. Jose Rodolfo Villanueva. 15 noviembre, 2017 / 10:15

    Este artículo es de gran bendición. Para mi y sin duda para todo el que lo lea. ¡Gracias!

    Le gusta a 1 persona

    • GabrielGil 15 noviembre, 2017 / 10:18

      Gracias a ti JOSE RODOLFO VILLANUEVA por haberte dado el tiempo no solo de leer sino también de comentar. Te animo a compartir este artículo. Saludos!

      Me gusta

  2. Cristóbal Ruiz Araujo 30 julio, 2017 / 09:39

    Dios les bendiga. Fue de mucha bendición, al leer esto. Gracias

    Le gusta a 1 persona

    • GabrielGil 10 noviembre, 2017 / 23:10

      Gracias CRISTÓBAL RUIZ ARAUJO por haber leído mi artículo, me alegra saber que fue de bendición a tu vida

      Me gusta

  3. Timoty Ramirez 11 junio, 2017 / 22:58

    Es un articulo que fomentar esperanza, que promueve reacción mental, emocional y cambio de actitudes rompiendo paradigmas mentales, culturales y estructurales que de una u otra manera sea consiente o inconscientemente a la persona se ha hecho creer y a establecido en la psique, que el dolor, el sufrimiento, la escacés, la crisis, la injusticia, etc., es el ser y el hacer de la vida misma lo que es una idea equivocada para la vida plena que Cristo Jesús prometió y el desafió es buscar formas de sobresalir haca una mejor calidad de vida. Excelente art. Gabriel G.

    Le gusta a 1 persona

    • GabrielGil 10 noviembre, 2017 / 23:11

      Estimado TIMOTY RAMIREZ, gracias por leer y aportar con tu comentario. Es mi deseo que salgas de LODEBAR y que ayudes a otros a salir también. Saludos!

      Me gusta

    • Rumery Rodriguez Guarnizo 21 septiembre, 2017 / 11:53

      Muchas gracias por la interpretación y aplicacion a nuestras vidas de este pasaje bíblico.Esta bn estructurado.
      Sera que tiene una pagina dond se pueda ingresar y ser edificado?

      Bendiciones😃

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s