NO TIENES PORQUÉ TERMINAR COMO TU FAMILIA

33923741_10216650027980785_6810622575769550848_n2ª Crónicas 34:1-2 y 35:18-19

«De ocho años era Josías cuando comenzó a reinar, y treinta y un años reinó en Jerusalén. Este hizo lo recto ante los ojos de Jehová, y anduvo en los caminos de David su padre, sin apartarse a la derecha ni a la izquierda».

«Nunca fue celebrada una pascua como esta en Israel desde los días de Samuel el profeta; ni ningún rey de Israel celebró pascua tal como la que celebró el rey Josías, con los sacerdotes y levitas, y todo Judá e Israel, los que se hallaron allí, juntamente con los moradores de Jerusalén. Esta pascua fue celebrada en el año dieciocho del rey Josías».

HABLEMOS DE JOSÍAS
– Su nombre significa “El Señor me apoya o Jehová ha sanado”. Fue rey en Judá entre los años 640 al 609 a.C., reinó 31 años.
– Su padre fue Amón, uno de los reyes más malvados, idólatras y corruptos en la historia de Israel. La muerte de Amón fue trágica: asesinado por sus siervos y luego el pueblo mató a los siervos del rey. El abuelo de Josías fue el rey Manasés, tan perverso como su hijo Amón.
– Sin embargo Josías fue uno de los reyes más buenos, justos y amantes de Jehová que Israel no tenía desde los tiempos de David.
– Josías fue nombrado rey a la edad de 8 años. Su madre se llamaba Jedida (2ª Reyes 22:1).
– Josías impulsó algunas reformas de bendición para la nación: Limpió el país de los centros de adoración pagana; Mandó restaurar el Templo del Señor que estaba en ruinas; Halló el Libro de la Ley que estaba perdido y lo hizo leer para todo el pueblo; Reinició el culto a Jehová; Mandó a preparar y llevar a cabo una Pascua solemne al Señor como nunca antes (desde los tiempos del profeta Samuel) se había hecho.

CUATRO LECCIONES A APRENDER DE LA HISTORIA DE JOSÍAS

1. Aunque en tu familia se encuentren personas malvadas, se practiquen vicios horribles, hábitos dañinos o tengas parientes sin futuro, eso no significa que tú acabarás igual. Con la ayuda de Dios puedes romper el ciclo de la historia familiar. Incluso si en tu infancia o adolescencia alguien de tu familia te hizo daño, ten ánimo, a pesar de eso Dios quiere darte un futuro mejor.

2. Para que esto suceda (romper la historia familiar de fracasos, derrotas, vicios y cosas malas), hay que ser intencionales; o sea, determinarse uno mismo a romper con todo aquello que me hace mal, que no me deja surgir, que me jala hacia abajo. Esto no es fácil pero debe hacerse si queremos salir de la maldición para caminar en la bendición.

3. La familia donde uno nace y las personas con las que nos rodeamos mientras vamos creciendo ejercen mucha influencia en lo que nos convertiremos más tarde. ¿Cómo entonces Josías logró romper el círculo de maldad en el que su abuelo y padre estaban metidos? La clave aquí fue su madre Jedida. Ella fue para él una mentora, directora espiritual y entrenadora. Esto nos enseña que los padres (papá y mamá) ejercen mucha influencia en sus hijos/as. Un padre-madre que no corrige, disciplina, enseña y guía a su hijo en los caminos de la vida ––esto incluye instruir al niño en la Palabra–– jamás podrá esperar que se convierta en un hombre de bien.

4. La clave del éxito de Josías lo hallamos en una sencilla pero poderosa acción: “A los ocho años de su reinado, siendo aún muchacho, comenzó a buscar al Dios de David su padre” (2ª Crónicas 34:3). Josías tenía 16 años cuando comenzó a buscar a Dios “en serio”, ¡era apenas un adolescente pero ya sabía que si quería triunfar le era preciso buscar ayuda divina! Una acción sabia que lo marcaría como un rey sin igual.

by Gabriel Gil

Anuncios

EL DESÁNIMO Y CÓMO VENCERLO

44-DESANIMO

El desánimo es una sensación muy típica en los seres humanos, quien no haya experimentado este sentimiento es porque no es humano. El desánimo se manifiesta de muchas formas pero las más comunes suelen ser: 1) Un menor nivel de energía de la habitual, 2) Ponernos apáticos y 3) Desmotivados para hacer las cosas.

El desánimo puede venir a tu vida por motivos muy variados: La tristeza de una mala noticia, la soledad, el cansancio mental, una crisis existencial, una enfermedad prolongada, cuando las finanzas están bajas, cuando el proyecto-emprendimiento-negocio no resulta e incluso, por una mala alimentación que muestra carencias nutricionales o por falta de descanso adecuado. Pero el desánimo también puede llegar a ti por pensar negativamente sobre todo aquellos pensamientos de lástima o auto-reproche.

El desánimo es como un remolino de agua que nos quiere succionar hasta hundirnos. Puede durar unos minutos, horas, días, semanas y hasta convertirse en algo crónico (una enfermedad). Esto último es muy peligroso porque de no espantarlo puede instalarse en nuestra vida para siempre. Por eso es importante estar alerta cuando el desánimo viene porque no te soltará si no se lo impides.

EL DESÁNIMO Y LA BIBLIA

En la Biblia encontramos un caso particular donde unos constructores fueron presa del desánimo y no supieron manejarlo.

Leamos Nehemías 4:10-11 y aprendamos algunas verdades que allí aparecen:

«Entonces el pueblo de Judá comenzó a quejarse: “Los trabajadores se están cansando, y los escombros que quedan por sacar son demasiados. Jamás podremos construir la muralla por nuestra cuenta”. Mientras tanto, nuestros enemigos decían: “Antes de que se den cuenta de lo que está pasando, caeremos encima de ellos, los mataremos y detendremos el trabajo”».

El Contexto del Pasaje:

Esto ocurre en el año 423 a.C. Se trata de la reconstrucción del muro de Jerusalén. Algunos judíos que habían estado exiliados en Babilonia por muchos años habían vuelto a su ciudad natal a levantar los muros que los babilonios habían destruido. Nehemías es el encargado de comandar a los re-constructores y si bien comenzaron con energía, con el paso del tiempo el ánimo de los hombres fue decayendo gradualmente, veamos porqué.

1. El Cansancio por auto-exigencia te pasará la Cuenta.

“Las fuerzas de los acarreadores se han debilitado…” (Nehemías 4:10)

Los trabajadores estaban agotados física y mentalmente, habían trabajado tanto que quemaron todas sus energías. Esto lo vemos en Nehemías 4:6 donde dice que levantaron el muro hasta la mitad de su altura porque trabajaron arduamente. En otras palabras, “comenzaron rápido y no se detuvieron a descansar”. Y eso suele ser un error típico en las personas que trabajan demasiado, ¡le dan duro a la faena hasta terminarla! Se exigen más de la cuenta ignorando que el cuerpo y la mente necesitan hacer paradas, respirar, desconectarse para recuperar energías; de no hacerlo es obvio que el desánimo vendrá.  A veces cometemos la equivocación de pensar que el desánimo es un problema estrictamente espiritual. Y decimos ‘Tal vez tenga que volver a rendir mi vida a Dios’, cuando el único problema es que estamos exhaustos. ¿Qué debemos hacer? Frenar, tomarte un día o dos, no hacer el trabajo de un solo golpe cuando éste es mucho sino por tiempos, incluso irte a dormir temprano puede ser lo más espiritual que hagas durante tu jornada. 

2. Las Tareas Inconclusas y banalidades de la Vida te frustrarán.

“…Los escombros son muchos. No podremos terminar de reparar los muros” (Nehemías 4:10).

Debemos recordar que los constructores estaban re-construyendo un muro caído, los escombros del muro antiguo estaban por todas partes. Y al parecer eran tantos que no les permitían trabajar con libertad. Al ver tantos escombros por aquí y por allá los trabajadores se desanimaron, ¿saben por qué? Porque el desorden, la confusión, las tareas acumuladas, los proyectos abandonados provocan estrés y cansancio mental. ¿Qué debes hacer? Sencillo, “pon en orden tu casa, tus cosas,  tu cuarto, haz un inventario de tu vida y pon todo en su lugar; de no hacerlo seguirás tropezando con los mismos errores de siempre y la frustración te alcanzará”. Los escombros también pueden representar aquellas trivialidades del día a día, cosas superficiales o de menor importancia pero que llaman tu atención y hacen que pierdas el foco. Enfócate en lo que realmente importa, en reconstruir el muro, en tu proyecto, emprendimiento, matrimonio, carrera universitaria, liderazgo… ¡deja de fijarte en los detalles sin importancia que roban tu energía!

3. Las Palabras de Maldición que salen de tu Boca cancelarán la Bendición.

“…No podremos reconstruir el muro” (Nehemías 4:10)

Notamos aquí la misma actitud que siglos antes algunos hombres manifestaron cuando fueron enviados a explorar la Tierra Prometida, me refiero a los 12 espías que Moisés envió y de los cuales 10 trajeron un informe negativo. En cierta parte del reporte ellos dijeron: “No podremos vencerlos”, y con esto lapidaron el ánimo de todo el pueblo. En este caso los re-constructores no se enfrentaban a gigantes sino a una tarea monumental, terminar el muro antes que los enemigos llegaran para atacarlos. Y al igual que los 10 espías cancelaron la bendición por culpa de sus palabras de desánimo. ¿Qué aprendemos? Pon atención a lo que dices, vigila tus palabras porque ellas tienen el poder de la vida y la muerte, poder de abrir o cerrar puertas; por tanto cuando venga el desánimo no abramos nuestra boca a no ser para declarar bendición sobre ese proyecto, tarea, petición o prueba; pero si te la pasas maldiciendo tu suerte, quejándote por lo que te ha tocado vivir entonces ni creas que podrás terminar el muro. Simplemente niégate a abrir tus labios para proferir maldición cuando el desánimo ha llegado a tu vida, lo más sabio  que puedes hacer es declarar bendición ––sé que saldré de ésta, con la ayuda de Dios terminaré esta tarea, creo y declaro que pagaré mi deuda––, o bien quedarse callado.

4. El Temor a las Situaciones Difíciles provocará Estancamiento.

“Y nuestros enemigos maquinaban: «…los mataremos; así haremos que la obra se suspenda»” (Nehemías 4:11).

Los enemigos de los judíos no querían que la muralla de la ciudad fuese reconstruida porque así les sería fácil ingresar a Jerusalén para acabar con ellos.  ¿Qué aprendemos? Tienes que entender que en la vida siempre encontrarás personas, situaciones o  cosas que se opondrán a tu éxito: un socio fraudulento, un cónyuge que no te ama, un hijo que te causa problemas, una adicción que te mantiene atado, una enfermedad que no te suelta, una crisis financiera que lleva años, un proyecto que no resulta, o incluso malas decisiones tomadas por ti mismo; en fin, en ocasiones pareciera que la vida maquina contra ti. Eso puede producir temor y éste provocará un desánimo tan fuerte que te tumbará a la cama y ahí te mantendrá si no haces algo al respecto. Acéptalo, la vida no es fácil, las situaciones adversas son parte del show, ¿quien te dijo que en este mundo solo tendrías recompensas?  Aceptar los golpes y seguir adelante es lo que te hace grande, si no lo entiendes te pasarás toda tu vida deprimido, amargado, triste, estancado, queriendo renunciar a cada rato, manteniéndote en un nivel inferior al que deberías estar.

CONCLUSIÓN

Deseo terminar con un versículo que siempre me ha cautivado, quizá porque me conecto con su personaje o porque la historia me resulta familiar:

«Y David estaba muy angustiado porque la gente hablaba de apedrearlo, pues todo el pueblo estaba amargado, cada uno a causa de sus hijos y de sus hijas. Mas David se fortaleció en el Señor su Dios» (1ª Samuel 30:6).

  • Al igual que David yo también he sufrido angustias
  • Al igual que David también he experimentado las críticas y acusaciones de gente maliciosa, incluso algunos cercanos a mí.
  • Y al igual que David yo también he hallado fortaleza en esos momentos de desanimo cuando he recurrido al Señor. Él no me ha dejado solo.

He aquí la clave:

CUANDO VENGAN ESOS TIEMPOS DE DESÁNIMO DEJA TODO LO QUE ESTÁS HACIENDO Y VUÉLVETE EN COMUNIÓN CON DIOS; ORA CON MÁS FUERZA, CANTA ALABANZAS, DECLARA BENDICIÓN, GRITA SUS BONDADES, LEE LA BIBLIA EN  VOZ ALTA, DESCANSA FÍSICAMENTE, SALE DEL LUGAR QUE TE TIENE ANGUSTIADO, JÚNTATE CON GENTE OPTIMISTA Y ESPIRITUAL, CONGRÉGATE CON REGULARIDAD, Y SOBRE TODO, ENCOMIENDA TU CAUSA AL TODOPODEROSO.

Entonces el desánimo saldrá huyendo porque no puede soportar a alguien que emana  la presencia de Dios.

by Gabriel Gil. Prédica del domingo 20 de mayo del 2018 para la iglesia de hogar CRISTO EN CASA – CHILE.

¡OBISPOS NARCISISTAS, ELITISTAS Y CLERICALISTAS!

1064921736
Éstas fueron entre muchas otras las palabras que el Papa Francisco utilizó para calificar a los Obispos que se entrevistaron con él en Roma ––a quienes mandó llamar con carácter de urgencia––. Éstos presentaron su renuncia ante el Pontífice seguramente presionados por la opinión pública y, quiero creer, por cargos de consciencia. Me estoy refiriendo al bullado caso de pederastia, abuso de poder, encubrimiento de pecado, obstrucción a la justicia, desaparición de evidencias, actos delictivos y una compleja red de mentiras que por décadas se produjeron en ciertos sectores del clero de la Iglesia Católica en Chile. Los 19 Obispos citados al Vaticano pusieron sus cargos a disposición en espera de la resolución papal.

Francisco no solo se reunió con los Patriarcas católicos chilenos para reprenderlos, sino que de manera inédita emitió un duro documento de denuncia contra la Iglesia católica en Chile. En la epístola habla de “una iglesia que perdió el foco”, una iglesia que se estructuralizó demasiado y en la cual “Dios y Jesucristo dejaron de ser el centro”; dice además que “las ansias de poder, el narcisismo, elitismo y clericalismo de algunos” han provocado desastres dentro de la Iglesia así como en la opinión de la sociedad hacia el catolicismo. El Papa fue muy crítico en su carta a tal punto que sacudió el mundo clerical chileno diciendo que “siente vergüenza por los horrores cometidos y que remover a los Obispos no bastará para solucionar lo que para él es el problema de fondo, una iglesia sistematizada donde la estructura permite los abusos en todos los sentidos y donde la misión evangelizadora ha sido remplazada por la búsqueda del crecimiento individual de quienes han echo de la iglesia su negocio, su imperio, una forma de escalar a posiciones y beneficios nefastos”. Leer noticia en:http://www.t13.cl/noticia/nacional/asi-informaron-medios-internacionales-dura-carta-del-papa-francisco-iglesia-chilena

Este MEA CULPA del Papa me hace pensar que nosotros como Iglesia Evangélica también deberíamos “mirar hacia adentro”, tomar la lámpara de la Palabra y descender hasta los sótanos más oscuros de nuestra casa, seguramente encontraremos allí víctimas olvidadas, secretos guardados, denuncias nunca realizadas, abusos de poder impunes, manipulación mental, enriquecimiento ilícito, y por supuesto niños sexualmente violentados hoy convertidos en adultos . NO COMETAMOS el error de creernos más santos que los curas católicos, ¡cuidado! San Pablo lo dijo claramente: “El que piensa estar firme mire que no caiga”.

No trato con este escrito hacer leña del árbol caído, en lo absoluto, porque a fin de cuentas lo que está ocurriendo con la Iglesia Católica en Chile afecta no solo al católico, también al evangélico y peor aún, al incrédulo que con esto justifica su rabia, su ateísmo, su desconfianza en “todo lo que huela a iglesia” sin distinguir entre curas o pastores, porque para ellos ––la sociedad hastiada de los abusos eclesiales––, todos estamos “cortados por la misma tijera” (chilenismo).

Y entonces, ¿será que aprenderemos de los errores de nuestros hermanos católicos? ¿será que haremos las enmiendas ante las atrocidades que como protestantes-evangélicos-pentecostales hemos, y seguimos cometiendo? Una cosa es cierta, la sociedad está cansada y menos dispuesta a soportar los desaciertos de algunos que han hecho de la iglesia su negocio, su imperio, su harén, su status quo, todo menos lo que la iglesia debería ser, el rostro, las manos y los pies de Cristo. Porque una cosa debemos tener clara, en nuestras filas evangélicas también hay obispos (pastores y líderes) narcisistas, elitistas y clericalistas; no seamos ingenuos, “de que los hay, los hay”.

Son bienvenidos los comentarios, todos en tonos de respeto y altura y “sin rasgarse vestiduras” porque subí una foto del Papa Francisco 😀#durarealidad #GabrielGil

Obispo Gabriel Gil 
“Ayúdame Señor”

 

¿ACTITUD O APTITUD?

Aptitudes-y-Actitudes

A Propósito de la Elección del Nuevo Obispo Nacional en mi denominación en Chile…

Este es el tercer artículo que prometí escribir a quienes tienen la gentileza de leer mis contenidos, todos concernientes al próximo evento que como denominación IDD en Chile llevaremos a cabo, la elección del nuevo Obispo Nacional. El primer artículo se tituló EL OBISPO, el segundo lo llamé CÓMO ELEGIR AUTORIDADES ECLESIALES BÍBLICAMENTE HABLANDO, y el de hoy ––como ya se habrán dado cuenta–– se intitula “¿ACTITUD O APTITUD?”.

Comencemos con una pregunta, ¿Qué es la actitud y qué la aptitud? Se los voy a explicar con un ejemplo: Tomemos el caso de un un equipo de futbol famoso donde hay jugadores igualmente famosos, pero un jugador en particular sobresale de los demás; es talentoso, hábil, capaz, rápido, con una destreza insuperable y hasta es atractivo físicamente, ¡nadie lo iguala en potencia! Él tiene la APTITUD para el deporte que practica; sin embargo hay un problema. Es indisciplinado, no sigue las instrucciones, llega tarde a los entrenamientos, es fiestero, individualista y mira en menos a sus compañeros, ¡el orgullo lo corroe! Ese jugador no tiene la ACTITUD necesaria para ser parte del equipo. ¿Qué creen que pasará con él? es posible que por un tiempo siga jugando pero tarde o temprano el DT lo relegará a la banca de los suplentes, ¿saben por qué? Porque uno menos “apto” que él pero con mejor “actitud” viene detrás ––creciendo, mejorando, aumentando sus capacidades, siendo obediente y disciplinado––, ese menos apto pero con buena actitud será el nuevo titular del equipo. Y si mal no recuerdo el Maestro de maestros dijo: “los postreros serán primeros”, lo cual aplica perfectamente para este ejemplo.

Llevemos esto al campo de la vida eclesiástica, ¿se cumple? ¡Ya lo creo que sí! Ministros, músicos de iglesia, maestros de Biblia, Obispos, Súper Intendendentes y todo tipo de líderes cristianos han sido relegados al banco de los suplentes por falta de actitudes correctas si bien sus aptitudes eran sobresalientes ––predicaban bien, enseñaban bien, cantaban bien, lideraban bien, tenían títulos impresionantes y una basta experiencia eclesial–– no obstante sus actitudes dejaban mucho que desear.

¿Y será que esto aplica a cualquier profesión, oficio u organización? ¡por supuesto! La vida siempre premiará a quienes tienen la actitud que se requiere en cualquier partido que se esté jugando, serán ellos, los de buena actitud los que disfruten las bendiciones (ascensos, puestos de trabajo, contrataciones, aumentos de sueldo, conexiones, etc), mientras que los que tienen sólo la aptitud ––sin cultivar la actitud correcta–– mirarán desde la banca.

Pero, ¿significa esto que no hace falta las aptitudes para liderar una organización tan grande como la Iglesia de Dios en Chile? No he dicho eso, así que me permito profundizar un poquito más a fin de hacer de este artículo una contribución y no una confusión.

  • LA APTITUD (Poder) tiene que ver con las habilidades, destrezas y capacidades físicas, mentales y emocionales para hacer ciertas cosas. Ejemplo: Educación formal, títulos universitarios, recomendaciones, logros reales, diplomas colgados en tu pared, experiencia en el campo.
  • LA ACTITUD (Hacer) tiene que ver con la disposición a llevar a cabo una tarea encomendada, liderazgo, gerencia o misión. La actitud se expresa con virtudes internas que solo aquellos que se han permitido mejorar las pueden expresar: humildad, obediencia, disciplina, disposición a aprender, escuchar a los demás, sencillez y por supuesto espíritu de servicio.

En resumen, la APTITUD tiene que ver con las capacidades de cada individuo (estudios, destrezas, habilidades, experiencia); mientras que la ACTITUD tiene que ver con la manera en que cada individuo usa esas capacidades.

Para liderar una Organización tan grande y compleja como nuestra denominación habrá que combinar de manera equilibrada tanto la APTITUD (las capacidades, estudios y logros del candidato) como la ACTITUD (disposición a ejercer el oficio o misión). Así entonces es críticamente importante tomar en serio esta doble condición, la de la aptitud y la actitud las cuales pueden encontrarse, aunque es difícil, en una persona (el asunto es saber mirar, buscar y discernir). En los grandes clubes de fútbol existen funcionarios especializados en ir a las canchas de barrio a buscar ese tipo de jugadores, los que tengan aptitud (que sean buenos pa’ la pelota) y actitud (los que tengan espíritu de aprendizaje). Cuando encuentran a un jugador así no dudan en recomendar su contratación porque saben que esa inversión será cuadruplicada en beneficio del club años más tarde.

Ahora bien, desde mi humilde punto de vista me permito ofrecer una opinión: La ACTITUD vence a la APTITUD, así lo declara la Escritura cuando vemos a Samuel escogiendo al nuevo rey de Israel, él se dejó llevar por las aptitudes de los hijos de Isaí (buena facha, buen porte, primogenitura, etc.) pero Dios le dijo: “Yo no miro las apariencias (aptitudes) sino el corazón (actitud)” (1ª Samuel 16:7). Y el resto de la historia ya la sabemos, sin embargo no debemos descartar el hecho que con el tiempo David fue puliendo sus aptitudes lo que le permitió ser un mejor rey que su antecesor (tomó seminarios, cursó carreras, obtuvo diplomas, se hizo diestro en liderazgo monarcal, etc. Esto por supuesto es una metáfora para entender mejor mi relato).

Termino con las palabras de Zig Ziglar: “Será tu actitud y no tu aptitud quien determine tu altitud”.

Por último recordemos la consigna bíblica que Pablo nos da en su epístola: “La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo” (Filipenses 2:5).

by Gabriel Gil 
Pastor, escritor y Coach-mentor
———————————–
* Artículo 1, EL OBISPO: https://gabrielgila.wordpress.com/2018/04/23/el-obispo/

* Artículo 2, COMO ELEGIR AUTORIDADES ECLESIALES: https://gabrielgila.wordpress.com/…/como-elegir-autoridade…/

¿CÓMO LIDIAR CON LA FRUSTRACIÓN? 10 Consejos Bíblicos

gestionar-frustracion-1

A. QUÉ ES LA FRUSTRACIÓN.

Se los expondré de manera fácil: Frustración es un sentimiento de tristeza, decepción y rabia ante la imposibilidad de satisfacer un deseo o una necesidad.

Permítanme ahora explayarme un poco más: Estar frustrado es una experiencia desgastante tanto en lo emocional, mental y físico muy común entre las personas. La frustración es un profundo sentimiento de desagrado generalmente provocado por expectativas insatisfechas. Es la amargura que manifestamos cuando fracasamos en obtener algo o cuando las cosas no salen como deseamos. La frustración viene cuando las expectativas no han sido satisfechas, cuando el deseo no fue cumplido, entonces el sentimiento que estas cosas provocan son desagradables. Hay frustración en la familia, en el trabajo, en el matrimonio, en la crianza de los hijos, en las finanzas, en las relaciones sociales, con uno mismo, etc. Los creyentes no estamos ajenos a este sentimiento.

Algunos ejemplos de frustración:

  • En el Matrimonio: Cuando tu cónyuge no hace los cambios de comportamiento que esperas y que han sido motivo de discusión, desconfianza y pérdida de respeto por años. Cuando este cambio nunca llega te frustras.
  • En los Hijos: Cuando uno o más de tus hijos se comportan de manera irrespetuosa  contigo o desagradable con los demás, o cuando estropea su vida porque decidió casarse con alguien que sabes no es para él o ella. Cuando esto sucede te frustras.
  • En las Finanzas: Cuando tu dinero no rinde, cuando las cuentas te ahogan, cuando las deudas te tienen acorralado y haces todo lo posible para salir de ellas pero sin lograrlo, entonces te frustras.
  • En tu Carrera Universitaria: Cuando estudiaste por varios días, sacrificaste tus noches e hiciste todo un esfuerzo para conseguir una calificación sobresaliente y el día del examen no logras responder como tú querías. Entonces te frustras porque sabes que no obtendrás la nota por la que luchaste.
  • En tu Emprendimiento: Cuando te esfuerzas por sacar adelante tu negocio, trabajo o proyecto pero las cosas no se dan, oras, declaras, ayunas y haces todas las estrategias comerciales que debes hacer pero aún así no pasa nada, entonces te frustras.
  • En tu Salud: Cuando la enfermedad golpea tu vida y los médicos no saben que hacer, haz probado todos los medicamentos, los exámenes no dan buenos resultados y los tratamiento no funcionan. Entonces te frustras.
  • En tu Vida personal: Cuando sabes que ese hábito nocivo te está matando pero igual lo sigues practicando, te enojas contigo mismo porque sabes que debes dejarlo pero ahí vas de nuevo, lo vuelves a hacer vez tras vez; entonces te frustras.

B. TRES PERSONAJES BÍBLICOS QUE EXPERIMENTARON FRUSTRACIÓN

1. JOB

La historia de Job es bien conocida. Él lo perdió todo: hijos, salud física, salud emocional, posesiones materiales y estatus social. Si bien al principio tomó su situación con increíble entereza ––Jehová dio, Jehová quitó; sea Su nombre bendito (Job 1:21)––, al pasar el tiempo su estado anímico cambió drásticamente sumiéndose en una depresión peligrosa al punto de creer que Dios mismo lo había sentenciado: “Ciertamente Dios me ha destruido; ha exterminado a toda mi familia. Me tiene acorralado, y da testimonio contra mí; mi deplorable estado se levanta y me condena. En su enojo Dios me desgarra y me persigue; rechina los dientes contra mí; mi adversario me clava la mirada” (Job 16:7-9). “Mis días han pasado, se deshicieron mis planes, los deseos de mi corazón” (Job 17:11). “Él ha amurallado mi camino y no puedo pasar, y ha puesto tinieblas en mis sendas” (Job 19:8).

2. ELÍAS

El caso de Elías es interesante. La Biblia nos dice que huyó al desierto para escapar de la amenaza de muerte de Jezabel, reina de Israel y enemiga del profeta. Estando en el desierto Elías experimentó un deseo de muerte que da fe de lo que estaba ocurriendo en su mundo interior: “Y anduvo caminando todo un día en el desierto. Después se sentó debajo de un arbusto, y estaba tan triste que se quería morir. Le decía a Dios: «¡Dios, ya no aguanto más! Quítame la vida, pues no soy mejor que mis antepasados» (1ª Reyes 19:4). Además de este conflicto interior Elías experimentó un cansancio físico y mental extremo a tal punto que solo quería dormir (1ª Reyes 19:5 y 6).

3. NOEMÍ

La historia de Noemí es conmovedora. Ella y su marido salieron de Israel para irse a Moab porque en su país natal había hambre, los planes de la familia era encontrar en su nuevo hogar el sustento para vivir. Pero al pasar los años tanto su esposo como sus dos hijos murieron quedando ella sola junto cos sus dos nueras en Moab…, ¡una viuda en tierra extranjera era una vida paupérrima! Por eso decidió volverse a Israel pero una vez en su pueblo declaró: “No me llamen Noemí, que significa placentera, llámenme Mara porque Dios me ha amargado” (Rut 1:20). Noemí se convirtió en una mujer amargada, derrotada, la frustración se la estaba comiendo.

C. CÓMO SUPERAR LA FRUSTRACIÓN.

1º Reconoce que no estás libre de ella, también la puedes vivir por más fuerte, maduro o experimentado que seas (“Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga” 1ª Corintios 10:12; “A todos nos vienen buenos y malos momentos” Eclesiastés 7:14).

2º Pregúntate, ¿la situación que me está frustrando la provoqué yo mismo? Si es así haz las enmiendas en ti mismo para que no vuelvas a experimentar la frustración, o sea, no repitas los mismos errores (“Esto he concluido, Dios nos ha brindado todas las oportunidades para ser felices, pero nosotros mismos nos complicamos la vida” Eclesiastés 7:29).

3º Si la frustración viene por algo en lo que no tienes control, entiende que la vida es así, no siempre podrás manejarlo todo ni controlarlo todo. Deja de preocuparte y encomienda a Dios tus angustias (“No se aflijan por nada, sino preséntenselo todo a Dios en oración; pídanle, y denle gracias también. Así Dios les dará su paz, que es más grande de lo que el hombre puede entender; y esta paz cuidará sus corazones y sus pensamientos por medio de Cristo Jesús” Filipenses 4:6-7).

4º No permitas que la frustración se instale en tu casa. Con esto me refiero a aquellas personas que les gusta sufrir, les encanta ser la víctima, siempre están quejándose, enojados, amargados; este tipo de personas decidieron hacer de la frustración su compañera de vida (“Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia” Efesios 4:31. “No se ponga el sol sobre vuestro enojo” Efesios 4:26).

5º Aprende de la Frustración. Si bien las situaciones que nos frustran son irritantes también son una oportunidad para aprender de ellas. Aprende cómo llegaste a esa situación, aprende cómo reaccionar la próxima vez que te ocurra, aprende cómo la frustración puede hacerte más parecido a Cristo (“Y sabemos que a los que aman a Dios todas las cosas les ayudan a bien” Romanos 8:28).

6º Tómalo con Humor. La Biblia dice: “No hay mejor medicina que tener pensamientos alegres” (Proverbios 17:22). Esto quiere decir que la frustración puede ser combatida con pensamientos alegres, pensamientos divertidos pero sanos, pensamientos positivos. En ocasiones lo mejor que puedes hacer es reírte de ti mismo o de la situación que estás viviendo, aunque claro, esto es difícil para los enojones pero haz el esfuerzo.

7º Agradece, agradece y agradece. Siempre he enseñado esto y lo vuelvo a repetir, “el mejor antídoto contra la queja es el agradecimiento”. Cuando agradeces a Dios incluso por aquellas situaciones complicadas liberas en tu interior una paz difícil de explicar, es una paz que viene del cielo y que puede cicatrizar toda herida (“Den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús” 1ª Tesalonicenses 5:18).

8º Entra en comunión con Dios. No hay mejor manera de luchar contra la frustración que pasar tiempo a solas con el Padre. Ya sea en oración, leyendo la Palabra, alabando-adorando, teniendo períodos de ayuno, meditando en el silencio, congregándose con regularidad, etc. Las disciplinas espirituales son armas poderosas a la hora de combatir la frustración (“Pero, como estaba angustiado, se puso a orar con más fervor” Lucas 22:44). 

9º Alábale. La alabanza tiene un poder increíble de “soltar, liberar, desatar las cadenas que te oprimen”; así que la próxima vez que experimentes frustración enciende la radio en tu casa, en tu automóvil o en tu oficina y ponte a cantar a Dios a todo pulmón, hacer esto no solo liberará tensiones sino que elevará tu espíritu fuera de los problemas que te atormentan (“Siete veces al día te alabo, a causa de tus justas ordenanzas” Salmos 119:164).

10º Declara Liberación. En varias ocasiones hemos enseñado que nuestras palabras tienen poder y hoy lo vuelvo a decir. Así entonces en vez de “maldecir tu suerte”, criticar tu situación, quejarte por aquello que te está frustrando dale la vuelta y di todo lo contrario, ¡bendice tu frustración! En vez de quejarte alaba, en vez de deprimirte declárate victorioso, en vez de enojarte di “¡todo lo puedo en Cristo que me fortalece!” (Filipenses 4:13).

D. CONCLUSIÓN.

La frustración va a venir, no la puedes evitar, pero sí superarla. Sigue los consejos dados aquí y verás cómo la próxima vez te será más fácil liberarte de este terrible sentimiento.

Pero no seas como aquellos que hacen una serie de malas prácticas cuando  sienten frustración:

  • Algunos recurren a sus viejos malos hábitos,
  • Otros visitan a sus antiguos y tóxicos amigos,
  • Ciertas personas dejan de ir a la iglesia porque no sienten deseo de hacerlo,
  • Hay quienes dejan de aportar financieramente a la Obra para castigar al pastor,
  • Algunos se desconectan de todos (no responden llamadas, no devuelven mensajes, ignoran al grupo en Facebook o whatsapp),
  • Los hay quienes se cierran como “ostras”  no permitiendo que nadie los pueda ayudar,
  • Otros se vuelven maldicientes y mal-hablados,
  • También hay los que se enojan con ellos mismos y con los demás culpando de sus desgracias a otras personas, 
  • Hay fulanos que rompen cosas o maltratan físicamente a sus cónyuges o incluso mascotas,
  • Algunos dejan de orar, leer la Biblia, tener comunión con Dios…, se olvidan que son cristianos y comienzan a comportarse como mundanos.

En fin, hay muchas formas de lidiar con la frustración pero los hijos de Dios debemos hacerlo de la mejor manera, ¿cómo? ¡Siguiendo los 10 consejos planteados hoy!

Dios bendiga tu vida!

Sermón elaborado y predicado por Gabriel Gil el domingo 29 de abril del 2018

*Si desea VER esta prédica en VÍDEO haga click en el siguiente enlace: https://www.facebook.com/gabrielgilarancibia/videos/10216414993145061/

CÓMO ELEGIR AUTORIDADES ECLESIALES, BÍBLICAMENTE HABLANDO

31171549_10216367191190042_1904148298705403904_n

Elegir a un nuevo líder no es algo que deba tomarse a la ligera sobre todo cuando éste ocupará un cargo eclesial de envergaduras considerables (liderazgo nacional o internacional). Muchas son las formas de elegir al nuevo líder y eso dependerá de la iglesia o denominación donde la elección se lleve a cabo. Acompáñenme en los siguientes párrafos, pero tengan en cuenta que mi artículo se enfoca en la “forma” no en los “requisitos”.

Hay organizaciones donde el antiguo líder ––llámese Obispo Gobernante, Supervisor, Director, Superintendente, Pastor Mayor, Obispo Nacional, etc.–– designa unilateralmente a su sucesor. Otras en cambio son más democráticas y permiten que varios candidatos compitan para el puesto, luego una asamblea de ministros y mediante votación elige al sucesor. Otras organizaciones designan al sucesor través de un Colegio de Presbíteros quienes a puerta cerrada eligen al nuevo líder gobernante. Existen algunas organizaciones que permiten al hijo del actual líder suceder a su padre cuando éste haya fallecido, como una especie de legado monárquico. También hay organizaciones donde dos o tres candidatos elegidos previamente por la asamblea son llevados ante una junta (nacional o internacional) quienes finalmente designan al nuevo patriarca. En fin, formas, colores y sabores de las elecciones eclesiales hay muchas, todas ellas legítimas “para la iglesia o denominación que la practica” (es la misma constitución de la denominación, organización o corporación eclesial quien valida su tipo de elección).

PERO, ¿CÓMO SE ELEGÍA AUTORIDADES ECLESIALES SEGÚN LA BIBLIA?

1. EL URIM Y TUMIM DEL ANTIGUO TESTAMENTO ( האורים והתומים ) 
El “Urim” y “Tumim” eran objetos que se utilizaban para descifrar la voluntad de Jehová sobre algo en particular, sobre todo cuando se trataba de asuntos nacionales concerniente a Israel (no para elegir líderes, en el A.T. esto se hacía directamente por Dios). No se sabe con exactitud qué mismo eran estos objetos, al parecer eran dos piedritas de ónice, o bien eran dos piedras planas de río, algunos sugieren que eran dos rubís o piedras de alto valor. Lo que sí se sabe es que éstas eran usadas para “echar suertes sagradas” y que las usaba el Sumo Sacerdote quien las tenía sobre su pecho (¿colgadas en un collar? ¿en una bolsita de cuero? ¿incrustadas en el pectoral sagrado? Es un misterio).

¿Cómo se usaba el Urim y Tumim? Varios comentaristas bíblicos dicen que en realidad eran tres piedras, una llevaba escrita la palabra sí, la otra no, y la tercera estaba en blanco. Esto le permitía al Sacerdote preguntar a Dios, luego el sacerdote removía el saco donde estaban las piedras y sacaba una la cual era la respuesta, pero si salía la piedra en blanco quería decir que debían esperar y volver a hacer esto pero no el mismo día. Otros comentaristas afirman que eran solo dos piedras planas, ambas piedras pintadas por un lado blanco y por el otro negro. El color blanco representaba un “sí” mientras que el negro un “no”. El sacerdote arrojaba las piedras para hacerlas rodar sobre el suelo y si ambas piedras quedaban con el lado blanco era un sí de Dios, si salían con el color negro era una respuesta negativa del Señor. Algunos comentaristas “no bíblicos” sino de la línea de la ufoteología (teología de los ovnis) aseguran que eran dos piedras que se iluminaban cuando el Sacerdote entraba al lugar Santísimo y que eran una especie de radio-transmisor que le permitía al sacerdote comunicarse con los “antiguos astronautas” (Éxodo 28:30; Levítico 8:8; 16:8-10; Números 26:55-56; 34:13; Deuteronomio 33:8-10; Josué 14:1-2; 16:6-8,10; Nehemías 10:34; 11:1; 1ª Crónicas 24:5,7,9; 26:13-14; 1ª Samuel 14:36-42; 22:19; Proverbios 16:33).

Según la tradición judía, el uso del Urim y el Tumim cesó cuando los ejércitos babilonios mandados por el rey Nabucodonosor desolaron Jerusalén y destruyeron su templo en el año 607 a.C. (Esdras 2:61-63; Nehemías 7:63-65. Talmud de Babilonia, Sotá 48b.).

2. LA ELECCIÓN DE MATÍAS, EL NUEVO APÓSTOL POR SORTEO (Hechos 1:12-26)
Algunos pretenden afirmar que los apóstoles utilizaron el Urim y Tumim para elegir al sucesor de Judás, pero eso es incorrecto. La razón es simple, ese recurso estaba reservado exclusivamente para el Sumo Sacerdote (ni siquiera Moisés usó esas piedritas para consultar a Jehová, no le estaba permitido). Así entonces es imposible que Pedro o cualquiera de los otros 10 se hubiesen atrevido a hacer uso de este método ––como judíos sabían que no podían hacerlo––. Entonces, ¿qué tipo de suertes echaron? Me estoy refiriendo a Hechos 1:26 cuando Matías fue elegido.

Según una tradición antigua los apóstoles usaron dos piedras corrientes y pusieron el nombre de José en una y el de Matías en la otra, luego de haber orado Pedro sacó una de esas piedras desde una caja de cuero y el nombre que apareció fue el de Matías. Por supuesto que no hay evidencia bíblica para sostener esto pero esta tradición cobró bastante fuerza en los primeros siglos de la iglesia, ¿sucedió así o no no lo sé?, solo me remito a mis investigaciones. Ahora bien, Matías no fue elegido por ser bueno, virtuoso o por haber hecho méritos. Matías se convierte en apóstol por sorteo: su elección fue “echada a suertes”, dejada a la simple voluntad de Dios, según una práctica arcaica de elección (Números 26:55; 1ª Samuel 10:20-21; Proverbios 18:18; 1ª Crónicas 24:5).

3. LA ELECCIÓN DE LOS SIETE DIÁCONOS (Hechos 6:1-6)
Es curioso que para ese tiempo ya no se usó el método de la suerte para elegir a los siete líderes diaconales, ¿por qué? No lo sabemos con exactitud, quizá se deba a que el derramamiento del Espíritu Santo les dio a los apóstoles una nueva forma de “ver y hacer iglesia” (ya no era necesario recurrir a métodos antiguos). El método de elección fue bastante “moderno” pues los apóstoles pusieron los requisitos que los diáconos debían cumplir y dieron libertad a la asamblea (la iglesia local de Jerusalén) para que eligiera hombres dentro de su propia comunidad. Fue así que, según el relato bíblico, fueron los discípulos de Jerusalén quienes presentaron los nombres de los siete a los apóstoles: Esteban, Felipe, Prócoro, Nicanor, Timón, Parmenas y Nicolás.

No obstante fueron los “doce” quienes aprobaron la elección al orar por ellos e imponerles las manos. Algunos han sugerido que en este tipo de elección fue la asamblea la protagonista pero en realidad no lo fue, la iniciativa de elección fue de los apóstoles (6:2) y la última palabra también fue de ellos (6:6); sin embargo el que hayan permitido a la hermandad elegir a los candidatos es algo que para ese tiempo era completamente trascendental.

4. LA DESIGNACIÓN DE BERNABÉ Y PABLO POR PROFECÍA (Hechos 13:1-3)
El caso de estos misioneros es distinto a todos los demás. Se aprecia aquí la intervención directa del Espíritu Santo ––no que esto no hubiese ocurrido en la elección de los siete diáconos––, pero aquí fue el Espíritu quien designó directamente a Pablo y Bernabé para misionar entre los gentiles.

Ahora bien, es curioso la forma en que esto ocurrió y me parece pertinente detenernos en algunos detalles:

– Esto ocurrió en la iglesia ubicada en Antioquía (¿Antioquía de Pisidia? No, la otra Antioquía, la que estaba al norte de lo que ahora es Siria. Por tanto la iglesia donde ocurre este hecho estaba ubicada en la ciudad llamada Antioquía de Siria).

– En dicha iglesia habían profetas y maestros, entre los que destacaban cuatro nombres: Bernabé (el que después sería el compañero de misiones de Pablo), Simón el negro (que según se creía fue el mismo Simón que ayudó a cargar la cruz de Cristo obligado por los soldados romanos Mateo 27:32; Marcos 15:21-22; Lucas 23:26-28), Lucio de Cirene (un eminente maestro de la época que, según la tradición llegó a ser Obispo de la ciudad de Cirene), y Manaén (amigo de infancia del rey Herodes, el que mandó cortar la cabeza de Juan Bautista. Este Manaén era un personaje distinguido y posiblemente rico, perteneciente a la aristocracia greco-romana).

– Nótese el orden que Lucas, el escritor de Hechos da a este relato. Pone en primer lugar a Bernabé, según se cree porque de los cuatro personajes él era el de mayor eminencia (ya sea por antigüedad, experiencia, maestría, reconocimiento ministerial o bien porque fue uno de los discípulos presenciales de Jesús).

– El relato también dice que “ministrando estos al Señor”, una traducción más moderna nos da a entender que estos cuatro personajes estaban adorando y en ayuno (seguramente con otros discípulos de la iglesia de Antioquía), una práctica común en esos tiempos. Y fue que en medio de ese ejercicio espiritual cuando el Espíritu Santo revela su voluntad: “Apartadme a Bernabé y Pablo para la obra a que los he llamado” (v. 2).

– Pero, ¿cómo habló el Espíritu? Lo más probable fue a través de una profecía, de ahí que Lucas se encarga de decirnos que en dicha iglesia había profetas.

– No obstante se discute entre los expertos quien “avaló” dicha profecía. Hechos no lo dice pero parece indicarnos que los otros tres, Simón, Lucio y Manaén fueron los que lo hicieron al imponer las manos sobre Bernabé y Pablo, o sea validaron la elección que el Espíritu había hecho mediante profecía (v. 3).

¿CÓMO ELEGIR CORRECTAMENTE HOY?

No es mi intención señalar tal o cual forma de elegir a nuestras autoridades de iglesia, ya mencioné en los párrafos de inicio que cada organización eclesial tiene su forma de hacerlo, lo que sí me atrevo a formular es una especie de recomendaciones a la hora de elegir (votar, proponer o designar) a la persona que ocupará el cargo de eminencia al cual se está postulando. He aquí mis 7 recomendaciones las cuales reconozco son antojadizas pero también producto de mi experiencia y de mis estudios bíblicos:

1. Elija a su candidato después de un tiempo de oración, profunda reflexión, lectura de la Biblia y tiempo a solas. Estas disciplinas espirituales permitirán al votante estar conectado con el Padre, sosegar el alma, aquietar las emociones ––que suelen ser tan traicioneras sobre todo en estas cuestiones–– y tener la mente abierta a la voz de Dios.

2. Hágase esto con responsabilidad y no solo por cumplir. No vaya a votar solo por hacerlo, el quemeimportismo habla mal de usted y es contrario a la proactividad, uno de los hábitos más poderosos de los líderes sanos.

3. Vote con imparcialidad y no por influencias de compañeros, favoritismos, revancha, tendencias políticas y conveniencias personales. ¡Sea dueño de su propio voto!

4. Hágase esto con temor pensando y creyendo que detrás de las elecciones hay un Poder Superior a toda política, poder que fue capaz de mover el “urim y turim” a favor de Israel y que puede hacerlo hoy a favor de la iglesia, denominación u organización.

5. Observe el testimonio del candidato, tanto en lo personal, familiar como profesional. Saque sus propias conclusiones en base a la Biblia y la vida misma.

6. Hágase esto con espíritu crítico y no criticón: Analice las carencias del candidato pero también reconozca sus virtudes.

7. Hágase esto priorizando la experiencia por sobre lo nuevo, aunque sin descartar que lo nuevo es lo que muchas veces falta para revitalizar lo viejo. Una palabra concilia ambos conceptos, “equilibrio”.

CONCLUSIÓN

Elegir a una autoridad para un puesto de eminencia en la Iglesia es una oportunidad dada por Dios para continuar la obra misional y mejorarla, pero esto jamás pasará si los que pudiendo elegir a consciencia no lo hacen. Así entonces ya sea que usemos las piedritas del A.T., que echemos suertes, que designemos a siete o bien mediante profecía ––o cualquiera sea la forma de elección de su organización––, tómele el peso a la forma de elegir y hágalo con la entereza que se espera de usted, sabiendo que la persona que ocupará el cargo llevará a la Organización a un nuevo nivel, para bien o para mal eso dependerá de que tan bien elijamos.

Les invito a leer un artículo anterior a éste que titulé «EL OBISPO» en el cual hablé de la importancia de conocer el significado de esta palabra desde los vocablos griego y bíblicos. Pueden encontrarlo haciendo click en este enlace: https://gabrielgila.wordpress.com/2018/04/23/el-obispo/

Gracias por el tiempo invertido en esta lectura, les saluda su servidor…

Artículo elaborado por GABRIEL GIL ARANCIBIA 
“Educando a los ciudadanos del Reino” 
—————————————

Bibliografía Utilizada

– Urim y Tumim https://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/1200004524#h=7

– Significado de Urim y Tumim https://www.significados.com/urim-y-tumim/

– Matías, apóstol por sorteo http://www.huellas-cl.com/arch/2000/lugago00/jubi3.htm

– Comentario bíblico a Hechos 1:26 https://www.preguntasbiblicas.net/hechos-126

– Notas sobre Hechos 1 http://www.waynepartain.com/Comentarios/c501.html

– Varias versiones de la Biblia en portal Bible Gate Way

– Biblia de Estudio Plenitud, Editorial Caribe 1994

– Apuntes personales de Gabriel Gil

EL OBISPO

31117779_10216349864996898_7372597597384474624_n

A propósito de las elecciones del nuevo Obispo Nacional…

«Palabra fiel: ‘Si alguno anhela obispado, buena obra desea’» (1ª Timoteo 3:1).

En los próximos días se llevará a cabo en nuestra denominación la elección del nuevo Obispo Nacional, un acontecimiento importante para el futuro de la Iglesia de Dios. En aquella fecha votaremos por el hombre que dirigirá nuestros pasos por los próximos años. Pero…, ¿sabemos en verdad la importancia de este cargo? Y más trascendental aún, ¿conocemos el contexto e implicancias bíblicas que contiene la palabra OBISPO? Acompáñenme en los siguientes párrafos porque intentaré develar algunas verdades que nos sorprenderán.

EL CONTEXTO DEL VERSÍCULO

Quien escribió este verso no es otro sino el apóstol Pablo allá por el año 61 d.C. Lo hizo desde Roma, inmediatamente después de salir de su primera prisión. Fue en esa ciudad donde elaboró la preciosa carta de 1ª Timoteo la cual tiene como propósito instruir a su discípulo ––de quien toma su nombre para la epístola–– y enseñarle qué es un pastor, cómo debe comportarse y de qué manera dirigir la iglesia. De ahí que en esta carta y en la segunda (algunos sostienen que hay una tercera pero extraviada), se puede apreciar a un apóstol muy paternal que se propone mentorear a su discípulo a fin de que éste “no cometa los errores que él cometió”.

Después de dar las instrucciones acerca de la oración pública y el papel de las hermanas en la iglesia, Pablo aborda el tema de la organización de la iglesia local comenzando con la oficina del obispo o anciano (Dean Self, 2014).

EXPLICACIÓN DEL VERSÍCULO PALABRA POR PALABRA

1. PALABRA FIEL: Es un modismo al que los biblistas llaman “afirmación conclusiva”. Pablo utiliza este recurso literario al menos cinco veces en sus cartas, y es un equivalente a la frase de Jesús “de cierto, de cierto os digo” o bien “amén y amén”. Esta afirmación conclusiva es utilizada por el apóstol para decirnos: “Lo que voy a contarles es una verdad que no tiene discusión”, por tanto no se podía apelar, negociar o aceptar a medias, era una afirmación que debía ser aceptada “sí porque sí”. La frase “palabra fiel” también puede traducir, “Lo que voy a decirles es digno de ser recibido por todos”.

2. SI ALGUNO: Se trata aquí de “una oración condicional del autor”. En otras palabras Pablo le está diciendo a Timoteo que “en Cristo hay plena libertad de aspirar a, o desear un puesto” (de esto hablaremos en el siguiente punto). Por eso dice “si alguno”, dando a entender que “cualquiera en el cuerpo de Cristo puede aspirar a un puesto eclesial”, aunque claro una cosa es que cualquiera pueda hacerlo y otra es que cumpla los requisitos que desde el verso dos se mencionan. Así entonces “todos pueden pero no todos deben”.

3. ANHELA: Esta pequeña palabra en realidad es muy potente, viene del griego ‘orego‘ y significa literalmente “estirarse para alcanzar algo”. Puede traducirse también como “desear ser” o “poner el corazón sobre”. Da la idea de “deseo muy fuerte por tocar algo” (anhelar no es malo, siempre y cuando se sepa lo que se está deseando).

4. OBISPADO: Éste es quizá el corazón del versículo y a la vez motivo de controversias. La palabra se desprende del verbo griego episkopos el cual tiene un sentido de “vigilar, cuidar o supervisar”. Pero esto es justamente lo que ha causado tantas disputas en torno a su interpretación (¿vigilar a quién? ¿cuidar qué? ¿supervisar a quiénes?).

  • Para las iglesias con un gobierno episcopal (la IDD entre ellas) el término Obispo se entiende como un cargo eclesial de eminencia donde solo algunos llegan y que a su vez le permite estar a cargo de varias iglesias locales como un supervisor (de hecho algunas versiones modernas de la Biblia traducen Obispo como “el que supervisa” – versión NBLH).
  • Pero para iglesias con un gobierno congregacional el término Obispo no hace alusión a un supervisor sino a un pastor eminente que ha llegado a ese nivel ministerial en base a su larga experiencia en el ministerio, y su obispado no se ejerce necesariamente como una jefatura sino mas bien como un mentoreo a pastores más jóvenes.
  • En cambio para iglesias cuyo gobierno es estilo presbiteriano el término Obispo se refiere a ministros que pertenecen a un grupo elite de líderes que dirigen el destino de una o varias congregaciones junto a un colegio de obispos.

En otras palabras el vocablo Obispo se interpreta hoy “según desde el punto de vista de donde se lo vea”. Pero, ¿qué se entendía por Obispo en días de Pablo? La respuesta es tajante: “En ningún momento pasó por la mente del autor usar el término para referirse a un Supervisor de varias iglesias o una denominación, sino más bien a un pastor que cuida, vigila y supervisa una iglesia local”. Pero con el tiempo y a medida que la iglesia cristiana fue creciendo ésta se institucionalizó y adaptó varios términos muy convenientes, entre ellos Obispo, para adecuarlos a los nuevos cargos que la estructura les exigía, cargos que en la iglesia primitiva no existían pues el Obispo no era uno que estuviera a cargo de varias iglesias, sino un pastor que atendía a su propia grey. Ni siquiera Pablo se consideró a sí mismo Obispo, sino como él mismo se describió “siervo o esclavo de Jesucristo”. Con el pasar de los siglos la palabra Obispo significó para muchas iglesias un puesto de eminencia, poder, liderazgo, fama y recompensas financieras; aunque hay que ser justos, la adecuación de esta palabra no es mala si se la sabe aplicar justa y piadosamente para el crecimiento de la iglesia. Se puede afirmar entonces que el puesto de Obispo es “amoral”, ni bueno ni malo, eso dependerá de lo que se hace con el poder que ese puesto implica. Julio César, emperador de Roma dijo: “Dadle poder a un hombre y sabréis de que está hecho”.

5. BUENA OBRA DESEA: San Pablo termina su “afirmación conclusiva” con una frase en la que no todos los biblistas están de acuerdo. Algunos sostienen que al decir “buena obra desea” el apóstol estaba animando y dando su bendición a todos quienes desean liderazgo en la iglesia si con ello serán de aporte al Cuerpo de Cristo. Mientras que otros sostienen que la frase ha sido mal traducida y que lo que en verdad Pablo quiso decir fue, “ministerio difícil desea” (versión Biblia Jubilee 2000). Desde mi experiencia los traductores de Jubilee (Biblia del Júbilo) dan en el clavo pues los que hemos estado en puestos de eminencia sabemos que una vez en el cargo decimos, “¡en qué estaba pensando para aceptar este trabajo!” (léase esto como una humorada mezclada con algo de verdad). En fin, sea lo uno o lo otro el asunto es que al liderar una iglesia local, varias iglesias locales o una denominación entera, el Obispo se convierte en un Ebed-Yahvé (hebreo: esclavo de Jehová) o en un Doulos (griego: el que rema hasta morir), pues este puesto, el obispado, es un trabajo “24/7” que no todos tienen la capacidad de asumir pero al que todos pueden aspirar. Si yo fuese un biblista (cosa que no soy), habría traducido el versículo de Pablo así: “¿Quiere ser Obispo el perla? no sabís na’ con la chichita que te estái curando” (modismo chileno coloquial, léase con humor y sin rasgarse vestiduras). 😀

CONCLUSIÓN
Deseo terminar esta humilde investigación con algunas preguntas para luego aterrizar en una brevísima reflexión.

– ¿ES MALO ANHELAR OBISPADO? 
En ninguna manera. Es un derecho al que todos en Cristo tienen opción.

– ¿DEBE EL OBISPO SUPERVISAR IGLESIAS (plural) O MÁS BIEN DEDICARSE EXCLUSIVAMENTE A SU CONGREGACIÓN LOCAL (singular) TAL COMO LA IGLESIA PRIMITIVA LO ENTENDÍA?
Anhelar volver a la iglesia primitiva es una utopía que jamás podrá realizarse ––y que siempre ha estado en el deseo de no pocos––. Si bien fue una época dorada los tiempos han cambiado y todo lo que eso implica hace imposible querer ser la iglesia de Hechos (sencillamente porque eso pertenece al pasado); si bien podemos aprender mucho de la iglesia original. Mas bien se deben rescatar los elementos del Obispado primitivo y aplicarlos al Obispado actual, combinando lo mejor de ambos conceptos.

– ¿EXISTE EL OBISPO IDEAL? 
No, en ninguna manera. Muchos han “idealizado” los requisitos que Pablo expone en su primera carta a Timoteo pero eso nunca fue el propósito original. En 3:2-8 encontramos no el modelo de Obispo sino las características que éste debía tener, las cuales jamás se cumplirán al cien por ciento por una sencilla razón: Factor humano (“Nadie es bueno sino solo Dios” ––Jesucristo).

– ¿DEBE RECIBIR PAGO EL OBISPO POR SU FUNCIÓN?
Si somos literalistas debiéramos decir ¡NO! pero la Biblia no debe interpretarse siempre de manera literal, es un riesgo. Mas bien debemos pensar que el ejercicio obispal (entendiéndose como supervisión de iglesias) es un trabajo que demanda tiempo, energías físicas, mentales y espirituales y recursos materiales así como logísticos. Comprendiendo esto no hay ningún problema en que se reconozca financieramente esta labor, a fin de cuentas ¿no dice la Biblia que el obrero es digno de su salario? Entonces, ¿por qué no reconocer el esfuerzo de los Obispos mediante remuneración? No hallo en esto contradicción bíblica.

CONCLUYO DICIENDO QUE ad portas de una nueva elección de Obispo Nacional tomemos consciencia de la importancia que esto significa. Elijamos no por influencias externas ––política, favoritismo, simpatía, territorialismo, novelería, rebeldía, quemeimportimo, etc––, hagámoslo con el más profundo convencimiento de que el hombre que ocupará dicho puesto ha anhelado sinceramente llegar allí y que ha entendido lo que esto significa (los pro y los contra), y nosotros seremos sus pares no sus súbditos, quienes en conjunto avanzaremos hacia el cumplimiento de la Gran Comisión no como reyes sino como ministros, del latín minus, “el menos, el menor, el que sirve”. 🤔

¡Sí, amén!, ya sea como pastores u obispos recordemos siempre nuestro rango divino, “siervos inútiles somos”.

by Gabriel Gil 
Profesor de Biblia, conferencista, escritor. Teólogo de profesión, pastor por vocación (ministro ordenado de la Iglesia de Dios MM).

Bibliografía Utilizada

– Si alguno desea Obispado – http://waynepartain.com/Sermones/s4510.html kklk´ñk

– 1 Timoteo 3 – https://www.biblestudytools.com/…/utley/1-t…/1-timoteo3.html

– Escuela Bíblica – https://www.escuelabiblica.com/estudio-biblico.php?id=885

– Comentario Bíblico del Griego Original – https://obrerofiel.com/wp-cont…/uploads/…/09/1-TIMOTEO-1.pdf

– Varias versiones de la Biblia en Portal Bible Gate Way

– Biblia de Estudio Plenitud. Editorial Caribe, 1994.

– Apuntes personales

SALIENDO DE LAS DEUDAS

como-salir-de-deudas-ana-cortes

  • Lectura Bíblica para el Estudio: Lucas 15:11-20
  • Texto Principal: “Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti” (Lucas 15:18)
  • Verdad Central: Dios quiere que vivas feliz, pero es necesario salir de las deudas que nos presionan.

A muy pocos pastores les gusta tocar el tema del manejo del dinero, tal vez hay algunos que piensan que este no es un tema muy espiritual o  que no es responsabilidad de ellos ayudar a las personas en esta área de sus vidas.  Pero cuando leemos las Escrituras encontramos que Jesús muy a menudo tocó el tema de las finanzas. Él no fue tímido en cuanto a desafiar a las personas para que gobernaran bien sus finanzas antes de que el dinero destruyera sus vidas. Jesús habló más de dinero en el Nuevo Testamento que del cielo e infierno juntos.

Se habla siete veces más en el NT de dinero que de la oración. Si bien es cierto que hay más de 500 versículos sobre la oración y la fe en el NT, hay más de 2000 versículos que tratan con el dinero y las posesiones. Tal vez fue por esto que Jesús dijo: “ …donde está tu tesoro ahí está tu corazón”. Él sabía que el dinero tiene el potencial de robarnos el corazón.

Desde muy temprano en mi ministerio aprendí lo importante de ayudar a las personas a manejar su dinero para que éste honre a Dios. Muchas personas con quién he trabajado han visto su vida prosperar porque han aplicado los principios bíblicos necesarios para tener una vida financiera que le de la gloria a Dios.

Ante la pregunta de, ¿Cómo podemos salir de las deudas?, debemos primero preguntarnos, ¿Cómo llegamos allí?

Hoy veremos cinco errores financieros que te pueden llevar a una avalancha de deudas financieras, errores que no debes cometer (los errores que presentaré a continuación los extraje de la historia del hijo Pródigo relatada en Lucas 15).

1. El primer error es: SOBRE ESTIMAR LA IMPORTANCIA DE LA RIQUEZA

En Lucas 15, el joven protagonista de la historia está consumido por el mito de “querer más”. Él dijo: “ …si solo puedo conseguir más efectivo”, “Si solo pudiera conseguir más liquidez mi vida sería mejor”.  En cierta ocasión el Rey Salomón dijo que “un buen nombre es más deseable que muchas riquezas” (Proverbios 22:1). También en Proverbios 23:4 dijo: “No te afanes por hacerte rico; Sé prudente, y desiste. Las riquezas desaparecen al guiño del ojo, las riquezas tienen alas, como las alas del águila, y volarán al cielo”.

Amigos, espero que no me interpreten mal. No es malo tener posesiones, pero no permitas que las posesiones te posean a ti. No creas a los mitos, que dicen “si tenemos más cosas seremos más felices”, “si tenemos más cosas, entonces tendremos más amigos”, “si acumulamos más cosas estaremos más seguros”. La verdad es que mientras más cosas tenemos, tendremos más para cuidar, para limpiar, pintar, reparar y asegurar. Recordemos que Mateo 6:19 dice: “No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan.”

2. Lo segundo que puede producir una avalancha de presión financiera es algo pequeño llamado: GRATIFICACIÓN INSTANTÁNEA.

Miremos nuevamente Lucas 15, en dicha historia un hombre tenía dos hijos. El hijo menor le dijo a su padre, “dame la parte de los bienes que me corresponde” (v.12). Así que el padre decidió dividir su herencia en dos partes para sus hijos. Es importante recordar que en esos días era una falta de respeto pedir esto a un padre. Nadie pensaría en hacer algo como esto. Esta historia nos muestra la gracia tan grande de este padre al final de la historia, pero pienso que también ilustra la desesperación y el deseo insaciable del hijo menor por una gratificación instantánea. El pródigo dijo: ¡Lo quiero ahora!

Algunos dicen que la madurez es la habilidad de posponer el placer. Nuestra cultura ha redefinido lo que es normal en términos financieros. La sociedad de hoy dice: “Es normal tener lo que tus vecinos tienen. Es normal usar las tarjetas de crédito y nunca planificar pagar las mensualidades. Es normal vivir ahora al mismo nivel que nuestros padres a quienes les tomó 30 años alcanzar lo que tienen”. Déjame decirte algo a ti que estás en la secundaria o en la universidad, o a ti que recién graduaste de tus estudios: ¡Aprende a estar contento ahora! Déjame decirte algo más: Vas a ser pobre por un tiempo, vas a estar en banca rota por un tiempo y eso está bien, es parte del aprendizaje de la vida.

Lucas 12: 15 dice “…la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.” No estés anhelando siempre las cosas que no tienes. Déjenme preguntarles algo: ¿Alguno de ustedes ha sido impulsivo y ha buscado esa gratificación instantánea al comprar algo que hoy ya no le gusta o que no usa, y que todavía está pagando? Si es así entonces tienes que hacer enmiendas.

3. Lo tercero que puede llevarte al endeudamiento es: LA CONDUCTA AUTO-DESTRUCTIVA.

El joven pródigo lo vivió en carne propia. Lucas 15: 13 dice “…juntándolo todo el hijo menor se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente…”. Amigos, ¿sabían ustedes que el pecado es un asunto caro? El pecado tal vez puede traerte gratificación inmediata pero tarde o temprano te pasa la cuenta. ¿Alguna vez hemos pensado cuanto dinero hemos mal gastado a través de conductas auto-destructivas? No es solo un costo físico; sino emocional, espiritual y relacional. El precio del pecado es enorme. Piensa en los miles de dólares gastados por la gente que no puede controlar el consumo de alcohol. Qué en cuanto a las personas que han desarrollado un habito de consumo de drogas de $100 a $200 dólares por día. Piensa en los miles de dólares malgastados por la gente en materiales pornográficos, revistas, videos, páginas del Internet que destruyen la mente de tantas familias y personas.  Las conductas destructivas te pueden llevar al fracaso. Hubiera sido bueno que el hijo pródigo se hubiera memorizado Proverbios 23: 21 que dice: “porque el bebedor y el comilón empobrecerán, y el sueño hará vestir vestidos rotos.”

4. Hay una cuarta cosa que te puede enterrar vivo, y es ésta: GASTAR MÁS DE LO QUE GANAS. 

Una generación atrás fue más fácil vivir con lo que se tenía ya que había una regla por la que la mayoría de familias se guiaban: “Cuando se acaba el dinero no se compra nada más”. Guardabas algunos pesos en la alcancía y cuando ésta se vaciaba, ya no comprabas más. Es por esto que nos metemos en problemas, porque ignoramos este principio que los abuelos nos enseñaron, “vivir del efectivo y no gastar dinero que no tenemos”.

Como ustedes, también Fabiola y yo recibimos esas cartas donde nos notifican que hemos sido “pre-aprobados” en alguna línea de crédito. ¡Cuidado! Si caes en la trampa de préstamos fáciles y de altos intereses puedes literalmente destruir tu vida. Salmos 37: 21 dice así: “el impío toma prestado y no paga…”. Mira también lo que dice 1ª Timoteo 6:6 “pero gran ganancia es la piedad acompañada con contentamiento; por que nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar.”

5. Lo otro que te puede meter en una avalancha de deudas y presión financiera es: NO ESTAR PREPARADO PARA LAS TORMENTAS DE LA VIDA.

Mira lo que dice Lucas 15:14 “y cuando todo lo hubo malgastado, vino un gran hambre en aquella provincia y comenzó a faltarle”. El joven no se había preparado para los tiempos difíciles, para las tormentas de la vida. Proverbios 27:12 dice: “El prudente se anticipa al peligro y toma precauciones. El simplón sigue adelante a ciegas y sufre las consecuencias” (la clave en este versículo radica en anticiparse a las tormentas, tomar las precauciones necesarias). Proverbios 21:20 declara: “tesoro precioso y aceite hay en la casa del sabio; más el hombre insensato todo lo gasta.” Las tormentas vienen, es parte de la vida. Debemos saber que tendremos que reparar el auto, seguramente visitaremos la sala de emergencia de un hospital, nuestros niños se enferman con infecciones al oído, también hay que gastarles en los frenillos. Tal vez perdamos el trabajo o nos bajen de repente los ingresos. Tal vez tengas que comenzar a cuidar a un familiar anciano sin mayor aviso. No hay forma de prepararnos para todas las circunstancias adversas, tenemos que hacer lo mejor que podamos y confiar en Dios que nos va a proveer, pero el sabio planifica para este tipo de situaciones de la vida, está atento a lo que puede venir.

Bueno, hasta aquí les he hablado de la manera en que podemos caer en la montaña oscura de las deudas, ¡en una avalancha de presión financiera! Pero seguramente también estamos interesados en saber cómo podemos salir de la presión de las deudas. Aquí les van unos sencillos pero poderosos consejos que nos ayudarán a salir del endeudamiento donde nos hemos metido.

PRIMER CONSEJO: Debemos reconocer la realidad de dónde nos encontramos.

Este es el primer paso para recuperarse de cualquier cosa: Admitir la realidad de lo que está pasando en nuestra vida. Debes poder decir: “en relación a las finanzas soy un esclavo”. Mira lo que dice en Lucas 15:16, este joven llegó a tal situación de necesidad que “deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba… y volviendo en sí dijo: ¡cuantos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre!”.

El pródigo llegó a un punto en su vida que mirándose dijo, “esto está mal, mi vida está mal. Soy un esclavo de las finanzas”. Amigos, necesariamente tendrás que reconocer tu estado financiero si quieres salir de las deudas. Proverbios 22:7 enseña: “…el que toma prestado es siervo del que presta.” Y este es el problema aquí. No salir de las deudas es mantenerse en una condición de esclavo, ¡destruye tu gozo! Al ser esclavo de las deudas es difícil disfrutar la vida, ya no podemos disfrutar las vacaciones porque no podemos pagarlas, o una simple película con palomitas de maíz en el cine ya no podemos porque simplemente no tenemos para costearla. Las deudas roban tu paz, tu felicidad…, ¡debes reconocer que estás en problemas! No niegues tu realidad.

SEGUNDO CONSEJO: Desarrolla un plan de ataque

Me encanta lo que el joven pródigo hizo. Él dijo, “me voy a casa”.  “Suficiente de esto, regresaré a mi hogar y le diré a a mi padre, esto, esto y esto otro.” Él se incorporó y dijo, “debo hacer un plan.” De esto aprendemos que tienes que declararle la guerra a las deudas. Debes llegar a un límite donde ya no aguantes más esa esclavitud y con la ayuda de Dios salir adelante por medio de un plan.

Proverbios 21:5 dice: “Los planes bien pensados pura ganancia, los planes apresurados puro fracaso”. De este versículo podemos extraer cinco pasos para salir de las deudas:

  1. Simplemente debes decir “no más deudas”
  2. Comienza a poner un dinerito a un lado para las emergencias. Las tormentas en la vida son una realidad, de esta manera no tendrás que pedir prestado para las emergencias, y caer en mayores deudas.
  3. Comienza  a pagar tus deudas. De las deudas más chicas a las más grandes. Si comienzas con las más grande te desanimas.
  4. Corta por la mitad tus tarjetas de crédito y rechaza cualquier tipo de préstamo u oferta de compra por más tentadora que ésta sea.
  5. Comprométete con tu plan y sin fiel a él.

Mira lo que dice Proverbios 14:23 “En toda labor hay fruto; mas las vanas palabras de los labios empobrecen.” Así que inicia un plan, no lo digas solamente. ¿Podrías comenzar inmediatamente? ¡Hazlo ya! Eso fue lo que hizo el joven en Lucas 15 “me levantaré e iré a mi padre…” Prov. 6:10 dice: “Un poco de sueño, un poco de dormitar, y cruzar por un poco las manos para reposo; así vendrá tu necesidad como caminante, y tu pobreza como hombre armado.” Comencemos hoy en la fortaleza de nuestro Señor. Tú te debes esto a ti, le debes esta acción a tu familia, se lo debes a Dios. La libertad y la esperanza están disponibles y están más cerca que nunca.

TERCER CONSEJO: En humildad pídele al Padre Celestial ayuda.

Lucas 15:20 dice: “y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó.” Eso es lo que Dios siente por ti. Solo Dios te puede ayudar a desarrollar tu carácter. Él está listo para atacar el problema de raíz si tu se lo permites.

En realidad las deudas nunca son el problema de fondo. Las deudas sólo son el síntoma de que hay cosas que no están funcionando bien en tu interior. Tal vez algo de orgullo, tal vez algo de envidia, tal vez algo de inseguridad, tal vez falta de imagen personal, tal vez falta de control personal. Solo Dios te puede ayudar con esto, pero esto jamás pasará si no recurres a Él para pedirle ayuda para salir del pozo donde te encuentras.

CUARTO CONSEJO: Declara a Diario que estás Saliendo de las Deudas.

La Biblia es clara al enseñar que nuestras palabras tienen poder (Proverbios 18:21 y muchas citas más), por tanto si te la pasas diciendo que “nunca saldrás de deudas”, “jamás podrás pagar ese préstamo”, “es imposible surgir”; okey, eso es justamente lo que pasará, tus palabras atarán tu destino. En cambio debes decir, “sé que con la ayuda de Dios saldré de ésta”, “con mis propias fuerzas no puedo pero mi Dios me ayudará a pagar ese préstamo”, “me declaro libre de toda deuda”. Pero seamos honestos y no caigamos en ilusiones; el simple hecho de declarar no pagará la deuda (el acreedor no desaparecerá por más que ores, ates, reprendas o decretes), pero el declararte libre de deudas activará en ti la fe suficiente para levantarte, volver a creer en Dios y en ti y crear los pasos para salir del atolladero donde estás. ¡Las palabras siempre son el inicio de nuevos comienzos!

DESEO TERMINAR CON ESTA CONSIGNA BÍBLICA, memorizarla y anclarla a tu vida te ayudarán enormemente:

No vivan preocupados por tener más dinero. Estén contentos con lo que tienen, porque Dios ha dicho: Nunca te dejaré abandonado.” (Hebreos 13:5)

Por Gabriel Gil (el sermón de hoy 22-abril-2018- fue predicado en CRISTO EN CASA – CHILE, una iglesia de hogar).

LA DISCIPLINA DEL ESTUDIO BÍBLICO

DEI-VERBUM-708x350

“El que estudia sólo a los hombres, obtendrá el conocimiento del cuerpo sin el alma; el que estudia sólo libros, obtendrá el conocimiento del alma sin el cuerpo. El que a lo que ve añade observación, y a lo que lee añade reflexión, está en el camino correcto del conocimiento, siempre que al escudriñar los corazones de los demás no descuide el suyo” ––Caleb Colton.

El propósito de las disciplinas espirituales es la transformación total de la persona. Su meta es la de reemplazar los antiguos hábitos destructivos por unos nuevos hábitos que producen vida. En ninguna parte este propósito se ve más claramente que en la disciplina del estudio bíblico. El apóstol Pablo nos dice que la manera de ser transformados es por medio de la renovación de la mente (Romanos 12:2). El entendimiento se renueva al aplicarle aquellas cosas que lo transformarán: “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad” (Filipenses 4:8). La disciplina del estudio bíblico es el primer vehículo que nos lleva a cumplir con el precepto: “en esto pensad”. Este párrafo pertenece a Richard Foster en su libro “Alabanza a la Disciplina”.

¿QUÉ ES EL ESTUDIO BÍBLICO?
Análisis racional del texto bíblico con miras a comprender su significado y aplicarlo a la vida personal o comunitaria. A diferencia del sermón, que está más orientado a mover las emociones de las personas y provocar un cambio de conducta, el estudio bíblico se propone desentrañar el significado del texto y su aplicación práctica. Generalmente se basa en un estudio exegético del texto y la exposición de sus implicaciones doctrinales, éticas o prácticas.

El estudio bíblico debe distinguirse de la disciplina de la meditación. La meditación es devota; el estudio es analítico. La meditación saboreará una palabra; el estudio la explicará. Aunque la meditación y el estudio con frecuencia se entrelazan y funcionan de manera concurrente, constituyen dos experiencias distintas.

Sin embargo la siguiente máxima puede ayudarnos a entender mejor la complicidad entre la meditación y el estudio de la Biblia: “La razón de que salgamos tan fríos de la lectura de la Palabra es porque no nos calentamos en el fuego de la meditación” —Thomas Watson.

TRES TIPOS DE ESTUDIO BÍBLICO.

– Estudio bíblico comunitario: Se refiere a aquellos espacios que se generan dentro de la iglesia local para estudiar las Escrituras y/ó temas asociados. Se estudia con todos los integrantes de la hermandad, ministerio o comunidad de fe.

– Estudio bíblico personal: Se refiere al tiempo que uno dedica a estudiar de manera personal la Biblia. Es una disciplina que debiera practicarse a diario.

– Estudio bíblico profesional: Se refiere al estudio de la Biblia como una carrera profesional, aquí entran los teólogos, biblistas, exégetas, hermenéutas y todos aquellos que dedican varios años a estudiar “las ciencias sagradas de manera formal” en seminarios, institutos o universidades.

¿QUÉ NOS DICE LA BIBLIA RESPECTO A ESTUDIARLA?

❋ “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que maneja con precisión la palabra de verdad” (2a Timoteo 2:15).

❋ “Pero Jesús respondió y les dijo: Estáis equivocados por no comprender las Escrituras ni el poder de Dios” (Mateo 22:29).

❋ “Ya que Esdras había dedicado su corazón a estudiar la ley del Señor, y a practicarla, y a enseñar sus estatutos y ordenanzas en Israel (Esdras 7:10).

❋ “Estos eran más nobles que los de Tesalónica, pues recibieron la Palabra con toda solicitud, escudriñando diariamente las Escrituras, para ver si estas cosas eran así” (Hechos 17:11).

❋ “Entretanto que llego, ocúpate en la lectura de las Escrituras, la exhortación y la enseñanza” (1a Timoteo 4:13).

❋ “Explicar tu Palabra da luz, hace que aprendan los sencillos” (Salmos 119:130).

❋ “Ustedes estudian la Biblia con mucho cuidado porque creen que así alcanzarán la vida eterna. Sin embargo, a pesar de que la Biblia habla bien de mí ustedes no quieren creer en mí para alcanzar la vida eterna (Juan 5:39 y 40).

¿CÓMO ESTUDIAR LA BIBLIA A NIVEL PERSONAL? 7 Consejos Prácticos

1. Separa tiempo en tu semana: Estudiar la Biblia no debe hacerse “a la rápida”, merece ser estudiada con detenimiento. Elige un horario en el que te sientas despierto, con energía y tranquilo.

2. Concéntrate: Aprende a focalizarte, no dejes que las distracciones del ambiente te desconcentren. Busca un lugar apropiado para estudiar la Biblia. Quizá debas salir de casa si en ella no se dan las condiciones para estudiar las Escrituras.

3. Ten a mano una libreta de apuntes: Siempre debes tener papel y lápiz para apuntar, aunque lo mejor es una libreta donde anotar las lecciones aprendidas pues las “hojas sueltas” suelen perderse.

4. Procura utilizar varias versiones de la Biblia: Esto te ayudará a entender de menor manera lo que el autor sagrado quiso decir. Recomiendo usar versiones “clásicas” y también “modernas”. Trata de conjugar la de lenguaje sencillo con las de “escuela antigua”.

5. Un buen diccionario bíblico y uno teológico te ayudarán bastante: Estos elementos son importantes porque en sus páginas encontrarás explicaciones que en la Biblia no hay.

6. Un Comentario bíblico también te será útil: Un libro de esta naturaleza ya viene con interpretaciones realizadas por uno o varios autores, toma sus opiniones como “referencia” y no como un “absoluto”.

7. Disposición a descubrir verdades o reforzar las ya sabidas: Tener la mente abierta y el corazón dispuesto es un ingrediente indispensable a la hora de estudiar las Escrituras. Procura ser disciplinado a la hora de ponerte a Estudiar el libro Sagrado

¿QUÉ BENEFICIOS OBTENEMOS AL ESTUDIAR LA BIBLIA? 
En el Salmos 119 encontramos al menos siete beneficios, hay muchos más.

1. Te mantendrá alejado del pecado(Salmos119:11)
2. Te ayudará a aliviar tus cargas (Salmos119:28)
3. Guiará tus pasos (Salmos119:105)
4. Te traerá gozo(Salmos119:111)
5. Te hará sabio (Salmos119:130)
6. Te dará paz (Salmos119:165)
7. A pesar de descarriarnos el estudio de la Biblia nos hace volvernos a Dios (Salmos 119:176)

Bibliografía Utilizada
– Richard Foster. Libro: “Alabanza a la Disciplina”
– https://www.bibliatodo.com/Diccionario-bibl…/estudio-biblico
– https://bible.knowing-jesus.com/Espa%C3%B1al/topics/Estudio
– http://josuebarrios.com/razones-para-estudiar-la-biblia-en…/
– https://dailyverses.net/es/la-palabra
– http://www.eduardojulca.com/…/7-beneficios-que-obtendras-al…
– http://iglesia-evanglica-nuevo-amanecer.blogspot.cl/…/benef…
la.html
– https://www.biblegateway.com
– Biblia de Estudio Plenitud, Editorial Caribe.
– Apuntes personales

By Gabriel Gil 
Puede usar este artículo con libertad pero por favor cite al autor –

¡SIRIA SERÁ DESTRUÍDA!

30705163_10215444839536697_7325132530875954561_n

Hace varias semanas que viene circulando una fotografía en la Internet que ha causado revuelo en “ciertas mentes”, ésta se ha viralizado porque parece demostrar una profecía bíblica que por estos días… “¿se está cumpliendo?” 🤔

La mentada foto es la que acompaña este post y efectivamente el versículo subrayado ahí existe, aparece en las Sagradas Escrituras (específicamente en Isaías 17:3 versión TLA), pero lo que no dice la foto es el contexto histórico-político-religioso del verso. De ahí que “sacar un texto fuera de su contexto es un gran pretexto”.

PERMÍTANME EXPLICARLES BREVEMENTE EL CONTEXTO:

Para entender el pasaje debemos leer todo el capítulo 17 el cual fue escrito y pronunciado por el profeta Isaías (el proto-Isaías); en dicho capítulo se habla de profecías contra Siria pero también contra Israel, el Reino del Norte, y esto se debe a la mala conducta de ambas naciones.

Damasco era y es la capital de la actual Siria. Siria, junto con Efraín (Israel), serían completamente destruídas por haber atacado a Judá cuando ambas naciones hicieron pacto de guerra contra Jerusalén, capital de Judá, Reino del Sur (a este pacto se lo conoce como la alianza sirio-efrainita). Fue así que Siria fue invadida por el Imperio Asirio en el año 732 a.C. (Siria y Asiria no son lo mismo), en cuya ocasión cayó en poder del extranjero y fue destruida.

En el año 721 a.C. fue el turno de Samaria, capital de Israel, quien fue completamente derrotada por Tiglat Pileser III ––general en jefe de los asirios–– quien hizo que las samaritanas se embarazaran de hombres asirios para hacer desaparecer la raza…, ¡y lo consiguió! (bueno, en parte, quedó un remanente de samaritanos puros). Por eso en los tiempos de Jesús los samaritanos y judíos no se llevaban bien porque estos últimos consideraban a los de Samaria impuros por haber tenido hijos con extranjeros.

En fin, volviendo al versículo de la foto debes entender esto: ESA PROFECÍA YA SE CUMPLIÓ. Siria fue destruída en el 732 a.C. por Asiria.

— ¿Y por qué entonces Siria está siendo atacada en la actualidad? Por las mismas razones que toda esa zona del medio oriente lo está siendo, por conflictos geo-políticos.
— ¿Y por qué Siria y su capital Damasco siguen en pie si el Señor dijo que las destruiría y usted mencionó que esto ocurrió en el 732 a.C.? ¡CUIDADO! La profecía isaiana no habla de la aniquilación total de esa raza, pueblo, personas, sino de destruir el “poder sirio”. Y así fue, si bien Siria se volvió a levantar ya nunca más volvió a ser la potencia de antes, ¿capiche?

Así que, antes de anunciar este tipo de profecías te recomiendo estudiar la historia del Antiguo Testamento, así evitarás una mala interpretación y difuminar malas enseñanzas.

A poco que los del movimiento de SANA DOCTRINA enseñan esto 😁😁

Dame un like si te gustó, o bien ignórame, o elimíname pero no deseches esta enseñanza. Bendiciones!

by GABRIEL GIL, profesor de Antiguo Testamento https://www.facebook.com/gabrielgilarancibia