DIFERENCIAS ENTRE HOMBRE Y MUJER, LA COMUNICACIÓN EN LA PAREJA (diapositivas)

Sin título.002

Ayer sábado 25 de noviembre impartí una charla para matrimonios titulada “DIFERENCIAS ENTRE HOMBRE Y MUJER, LA COMUNICACIÓN EN LA PAREJA”. Unos 15 matrimonios y parejas fueron edificados con este contenido y hoy les comparto las diapositivas que utilicé para tal efecto.

Para ACCEDER a las láminas haga click sobre el enlace que a continuación dejo acá: Diferencias entre Hombre y Mujer – La Comunicación en la Pareja

 

Anuncios

4 LEPROSOS NOS ENSEÑAN A ENFRENTAR ÉPOCAS DIFÍCILES

triunfador

Las enfermedades, las crisis familiares, la falta de resultados financieros, los quiebres en relaciones amorosas, el desempleo, la ausencia de logros o el no saber qué hacer en determinadas circunstancias, ¿que tienen en común? Todas son parte de lo que se conoce como ÉPOCAS DIFÍCILES DE LA VIDA. Pueden venir en cualquier momento e instalarse por largo tiempo. ¿Qué hacer? Hoy veremos a cuatro hombres leprosos ––que de por sí su vida ya era difícil–– que supieron levantarse y enfrentar una crisis nacional, crisis que les afectaba a ellos también.

¿Le gustaría saber qué hicieron para salir adelante? ¿quisiera conocer algunas claves para enfrentar, al igual que ellos las épocas difíciles? ¿estaría dispuesto a acompañarme a descubrir las acciones que estos hombres leprosos llevaron a cabo en momentos de mucha angustia? Entonces sígame en este sermón que de seguro traerá luz a su vida.

Texto, 2ª Reyes 7:3 – 11 (Pasaje completo, 2ª Reyes 6:24 hasta 7:20).

Había a la entrada de la puerta cuatro hombres leprosos, los cuales dijeron el uno al otro: ¿Para qué nos estamos aquí hasta que muramos?

Si tratáremos de entrar en la ciudad, por el hambre que hay en la ciudad moriremos en ella; y si nos quedamos aquí, también moriremos. Vamos, pues, ahora, y pasemos al campamento de los sirios; si ellos nos dieren la vida, viviremos; y si nos dieren la muerte, moriremos.

Se levantaron, pues, al anochecer, para ir al campamento de los sirios; y llegando a la entrada del campamento de los sirios, no había allí nadie.

Porque Jehová había hecho que en el campamento de los sirios se oyese estruendo de carros, ruido de caballos, y estrépito de gran ejército; y se dijeron unos a otros: He aquí, el rey de Israel ha tomado a sueldo contra nosotros a los reyes de los hititas y a los reyes de los egipcios, para que vengan contra nosotros.

Y así se levantaron y huyeron al anochecer, abandonando sus tiendas, sus caballos, sus asnos, y el campamento como estaba; y habían huido para salvar sus vidas.

Cuando los leprosos llegaron a la entrada del campamento, entraron en una tienda y comieron y bebieron, y tomaron de allí plata y oro y vestidos, y fueron y lo escondieron; y vueltos, entraron en otra tienda, y de allí también tomaron, y fueron y lo escondieron.

Luego se dijeron el uno al otro: No estamos haciendo bien. Hoy es día de buena nueva, y nosotros callamos; y si esperamos hasta el amanecer, nos alcanzará nuestra maldad. Vamos pues, ahora, entremos y demos la nueva en casa del rey.

10 Vinieron, pues, y gritaron a los guardas de la puerta de la ciudad, y les declararon, diciendo: Nosotros fuimos al campamento de los sirios, y he aquí que no había allí nadie, ni voz de hombre, sino caballos atados, asnos también atados, y el campamento intacto.

11 Los porteros gritaron, y lo anunciaron dentro, en el palacio del rey.

INTRODUCCIÓN.

El trasfondo histórico del pasaje.

  • Corría el siglo VIII a.C. El poderoso imperio Sirio sitió (rodeó) la capital de Israel, Samaria. Por largos meses los caminos y ríos de Samaria fueron bloqueados, poco a poco el hambre comenzó a hacer presa de los israelitas a tal punto que las cabezas de los asnos y el estiércol de las palomas se vendían a precios muy altos (2ª Reyes 6:24-30), incluso el canibalismo se dejó ver entre los samaritanos sitiados (las mujeres cocinaban a sus hijos para comérselos, 2ª Reyes 6:26-29).
  • El profeta Eliseo inspirado por Dios emite un mensaje de esperanza para el pueblo oprimido: “Jehová mostrará su poder a través de medios insospechados” (2ª reyes 7:1-2). Esto nos enseña que “Dios utiliza lo ordinario para realizar lo extraordinario”.
  • El hambre y la sed serían aplacadas por Dios, pero para esto el Señor se valdría de cuatro leprosos, hombres afectados por una de las enfermedades más terribles de todos los tiempos para llevar a cabo su plan. Cabe hacer notar que para los tiempos antiguos los leprosos simbolizaban “la maldición de los dioses”, esta regla no era una excepción en Israel. Dios nos quiere dar una lección aquí: “Él convierte nuestra maldición en bendición”.
  • Estos cuatro hombres leprosos estaban afuera de la ciudad, no se les permitía entrar por eso pasaban sus días en la puerta de Samaria viviendo de las limosnas; pero fueron ellos precisamente los elegidos por Dios para salvar a Israel (2ª Reyes 7:9-20).

SEIS ACCIONES SABIAS PARA ENFRENTAR LA CRISIS.

En los versículos 3 al 10 de 2ª Reyes 7 encontramos algunas acciones que estos leprosos llevaron a cabo las cuales les permitieron salvar sus vidas y ser de bendición a todo un país, acciones que bien pueden ser llamadas lecciones, verdades, enseñanzas, consejos o actitudes de vida. Veamos cuáles fueron éstas y sobre todo intentemos incorporarlas a nuestro accionar diario, al hacerlo la bendición también vendrá a nosotros cuando estemos pasando épocas difíciles.

1ª LECCIÓN: Dale sentido a la Crisis que estás viviendo (v.3).

  • Había a la entrada de la puerta cuatro hombres leprosos, los cuales dijeron el uno al otro: ¿Para qué nos estamos aquí hasta que muramos?”.

Nótese la pregunta que se hicieron los leprosos sentados a las afueras de la ciudad, una pregunta que denota su estado de conciencia: “—¿De qué nos sirve estar aquí sentados esperando la muerte?”. Esta pregunta podría traducirse así: ¿Para qué estoy aquí? ¿Cuál es el propósito de mi enfermedad? ¿Qué sentido tiene el estar viviendo esta situación?

Los problemas pueden hacer que toquemos fondo, deprimirnos, frustrarnos, entristecernos y experimentar toda clase de sentimientos negativos; sin embargo los problemas son parte de la vida, las épocas malas también. De ahí que tenemos dos opciones cuando las crisis vengan:

  1. Dejarnos tumbar por ellas o bien,
  2. Sacar lecciones de los problemas, aprender a ser más fuertes, más persistentes, a tener fe. Lo que trato de decirles es sencillo: dale sentido a tus crisis.

2ª LECCIÓN: Elabora Estrategias para Salir Adelante (v. 4).

  • “Si tratáremos de entrar en la ciudad, por el hambre que hay en la ciudad moriremos en ella; y si nos quedamos aquí, también moriremos. Vamos, pues, ahora, y pasemos al campamento de los sirios; si ellos nos dieren la vida, viviremos; y si nos dieren la muerte, moriremos”.

Los leprosos se pusieron a pensar y a planificar lo que debían hacer respecto a su deplorable situación de hambruna y aunque su estrategia fue muy simple, “ir al campamento de los sirios para ver qué pasa”, ésta tuvo un resultado exitoso. ¡Es preciso entonces planificar qué hacer!

La Biblia es clara al señalar en Proverbios 21:5, “Planes bien pensados ¡pura ganancia! Planes apresurados ¡puro fracaso!”. Por tanto cuando nos enfrentemos a situaciones difíciles hagámonos el tiempo de analizar y planificar cómo salir de la crisis, la respuesta muchas veces se presentará de manera sencilla.

3ª LECCIÓN: No te quedes ahí parado, ¡Actúa! (v. 5).

  • “Se levantaron, pues, al anochecer, para ir al campamento de los sirios; y llegando a la entrada del campamento de los sirios, no había allí nadie”.

Podemos notar que con toda resolución los leprosos decidieron actuar, ellos se levantaron y fueron al campamento militar de los sirios.

¿Qué aprendemos?: No basta las buenas intenciones, éstas deben ponerse en marcha. “Cuando el hombre actúa, Dios también actúa”. Dios no utiliza a los pasivos, sino a los activos. Dios no utiliza a gente desocupada, sino a los más ocupados. Entonces, ¿qué hacer para enfrentar la crisis? Ponte en acción, sé proactivo: “Si nada está sucediendo es tiempo que hagas que las cosas sucedan”, porque quedándote quieto cuando deberías moverte hará que la crisis se agudice cada vez más.

4ª LECCIÓN: Entiende que Dios obra de Maneras Misteriosas (vv. 6-7).

  • El Señor había hecho que los sirios escucharan el sonido de carros, caballos y un gran ejército. Por eso los sirios se dijeron: «El rey de Israel contrató a los hititas y a los egipcios para atacarnos» y salieron huyendo esa tarde dejando todo atrás. Abandonaron sus carpas, caballos y asnos, y escaparon”.

Cuán grande fue la sorpresa de los leprosos al ver el obrar de Dios, el campamento de los sirios fue abandonado y en él quedaron la comida, dinero, caballos y muchas cosas más. Esto nos enseña que “Dios es el maestro de las soluciones milagrosas” y que gusta de sorprender a los humanos con sus portentos inexplicables. Por eso no pierdas tu tiempo tratando de entender el accionar del Señor, más bien agradece y ten expectativa de que un milagro sucederá y éste vendrá en el momento menos esperado y de la forma  más insospechada.

5ª LECCIÓN: Disfruta las bendiciones a pesar de (v. 8).

  • “Cuando los leprosos llegaron a la entrada del campamento, entraron en una tienda y comieron y bebieron, y tomaron de allí plata y oro y vestidos, y fueron y lo escondieron; y vueltos, entraron en otra tienda, y de allí también tomaron, y fueron y lo escondieron”.

Los leprosos se dispusieron a disfrutar las bendiciones de Dios (comer, beber, vestirse, guardar dinero); ellos no menospreciaron las bondades del Creador sino que se arrojaron sobre ellas, gozaron la gracia del Señor a pesar de seguir con lepra.

¿Saben que aprendemos? Las bendiciones de Dios se dejan ver constantemente pero somos nosotros las que nos las vemos. Aprendamos a disfrutar las bendiciones de Dios en medio de la adversidad. Hay personas que no disfrutan las bendiciones de Dios porque están demasiado focalizadas en sus problemas, hay personas que no viven la vida porque están molestas con lo que la vida les ha robado, hay personas que se frustran tanto por lo que no tienen que no disfrutan lo que sí tienen. Un cristiano sano es aquel que ha aprendido a disfrutar la vida  “a pesar de”. Por eso la Biblia dice en Eclesiastés 7:14, “cuando te vengan tiempos buenos disfrútalos”.

6ª LECCIÓN: Sé un Puente de Bendición para los Demás (vv. 9-10).

  • “Luego se dijeron el uno al otro: No estamos haciendo bien. Hoy es día de buena nueva, y nosotros callamos; y si esperamos hasta el amanecer, nos alcanzará nuestra maldad. Vamos pues, ahora, entremos y demos la nueva en casa del rey. Vinieron, pues, y gritaron a los guardas de la puerta de la ciudad, y les declararon, diciendo: Nosotros fuimos al campamento de los sirios, y he aquí que no había allí nadie, ni voz de hombre, sino caballos atados, asnos también atados, y el campamento intacto”.

Los leprosos no fueron egoístas con lo que habían descubierto, ellos reflexionaron y dijeron: «No estamos actuando bien. Hoy es un día de buenas noticias y nosotros guardamos silencio. Si esperamos hasta el amanecer, se descubrirá que somos culpables. Entremos ahora al palacio y demos aviso».

No hay que ser mezquinos en la vida, si queremos afrontar las épocas difíciles y salir victoriosos debemos compartir las bendiciones a los demás (la clave es “dar en vez de guardar”). El egoísmo, la tacañería, la avaricia no sólo se manifiesta en cuestiones de dinero sino en todo tipo de áreas.

¿Qué habría pasado si lo leprosos hubiesen guardado silencio? De seguro todos los habitantes de Samaria habrían muerto pero ellos decidieron ser “puente de bendición”, y eso es precisamente lo que debemos nosotros hacer, permitir que las bendiciones recibidas también lleguen a otros. Aprende a compartir una idea, una conexión, una recomendación, una oración, un aporte financiero, una palabra de ánimo, una invitación, un consejo; comparte tu compañía, tu tiempo, tu habilidad, lo que sabes hacer; en otras palabras “procura que a los demás les vaya bien, si lo haces a ti también te irá bien”. Eso es ser un puente de bendición.

CONCLUSIÓN.

Cuatro hombres leprosos nos han dado tremendas lecciones de vida, lecciones que les fueron útiles para enfrentar épocas difíciles y lo pueden ser hoy también para quienes estén enfrentando grandes problemas. Repasemos cada una de las acciones de los leprosos y con ello damos por terminado el sermón:

  • 1º Dale sentido a la crisis que estás viviendo
  • 2º Elabora estrategias para salir adelante
  • 3º No te quedes ahí parado, ¡Actúa!
  • 4º Entiende que Dios obra de Maneras misteriosas
  • 5º Disfruta las bendiciones a pesar de
  • 6º Sé un puente de bendición para los demás

Para ESCUCHAR este sermón diríjase a mi canal de audios, allí encontrará ésta y otras prédicas y charlas. Haga click en el siguiente enlace para acceder: https://www.mixcloud.com/gabrielgil/4-leprosos-nos-enseñan-a-enfrentar-epocas-dificiles-predica-en-vivo/


Por Gabriel Gil Arancibia. Prédica del domingo 19 de noviembre del 2017.

18193737_10212967054148741_3750558341320959251_n

 

* Gabriel Gil es Coach Integral Sistémico y Mentor de vidas; de profesión teólogo y por vocación divina pastor; además escribe post, artículos y libros e imparte seminarios a lo largo y ancho de A. Latina. Su misión en este mundo es “guiar a las personas hacia Dios ayudándolas a mejorar sus vidas”.

CONVIÉRTETE EN UN HACEDOR DE LLUVIA

LGBT-Singles-in-Los-Angeles

INTRODUCCIÓN.

Las lluvias son un recurso natural que cae en ciertas estaciones del año sobre la tierra y permite regarla. Con el agua caída se ablanda la tierra, se la puede arar, sembrar y posteriormente cosechar los frutos sembrados; la lluvia hace posible que los  hombres trabajen la tierra para vivir de ella. Sin lluvia es imposible que los campos sean aprovechados en todo su potencial, la lluvia por tanto es un elemento indispensable en la vida de los humanos.

En la Biblia la lluvia es símbolo de:

  • Bendición
  • Provisión
  • Prosperidad
  • Sustento
  • Abundancia

Según la Biblia es Dios quien suelta la lluvia o la retiene a voluntad, lo hace para premiar o castigar a los hombres según su conducta:

  • “Él da la lluvia sobre la faz de la tierra, y envía las aguas sobre los campos” (Job 5:10).
  • “Dios les ordena a la nieve y a la lluvia que caigan sobre la tierra y demuestren su poder” (Job 37:6)
  • “Dios nuestro, sabemos que ningún ídolo puede hacer que llueva; eres tú quien manda los aguaceros. Tú has creado todo lo que existe; ¡por eso confiamos en ti!» (Jeremías 14:22)
  • »Basta una palabra de Dios para que rujan los cielos y aparezcan las nubes en el horizonte. En medio de fuertes relámpagos, y de vientos huracanados, Dios hace que llueva” (Jeremías 10:13).
  • “Pedid lluvia al Señor en el tiempo de la lluvia tardía, al Señor que hace los nubarrones; Él les dará aguaceros, y hierba en el campo a cada uno” (Zacarías 10:1).
  • “Yo os daré lluvias en su tiempo, de manera que la tierra dará sus productos, y los árboles del campo darán su fruto” (Levíticos 26:4).
  • “Dios cubre de nubes el cielo. Dios hace llover sobre la tierra. Dios hace que la hierba crezca sobre los cerros” (Salmos 147:8).

EL HACEDOR DE LLUVIA

Ahora bien, ¿qué pasa cuando no llueve sobre la tierra por mucho tiempo? La vida del hombre se ve afectada. De ahí que por siglos se ha creído que se puede hacer llover al contratar a un “hacedor de lluvia”. Definiré este concepto a continuación el cual se aplica no sólo a hacer llover agua sino otras cosas también.

  1. El Hacedor de lluvia (o hacedores de lluvia) es un curandero nativo americano que induce lluvia por rituales mágicos.
  2. El Hacedor de lluvia es una persona que induce la precipitación a través de métodos científicos (es decir, bombardea las nubes con yoduro de plata para provocar la precipitación de agua).
  3. El Hacedor de lluvia es un empleado de una empresa que crea una gran cantidad de negocios inesperados, constantemente trae dinero en los momentos críticos, o genera más ingresos financieros que sus compañeros de trabajo.
  4. El Hacedor de lluvia es un inversor con abundantes recursos financieros que respalda proyectos empresariales enfermos o de puesta en marcha.
  5. El Hacedor de lluvia es un ejecutivo o abogado con excepcional capacidad para atraer clientes, utilizar conexiones políticas, o aumentar los beneficios en la Organización.

NOSOTROS TAMBIÉN PODEMOS SER “HACEDORES DE LLUVIA”

Leamos Deuteronomio 11:13-15

13 Por lo tanto, si obedecen los mandamientos que hoy les he dado, y aman y adoran a Dios con todo lo que piensan y con todo su ser, 14-15 Dios les enviará sin falta la lluvia de otoño y de primavera. Así cosecharán ustedes su propio trigo, y no les faltarán el vino ni el aceite; tendrán abundancia de alimentos, y a su ganado no le faltarán pastos.

¿Qué encontramos aquí? Estos versículos son una promesa de Dios que nos dice que nosotros podemos provocar las bendiciones del Señor; es una promesa que conlleva una condición.

  • LA PROMESA: “Dios les enviará sin falta la lluvia de otoño y de primavera. Así cosecharán ustedes su propio trigo, y no les faltarán el vino ni el aceite; tendrán abundancia de alimentos, y a su ganado no le faltarán pastos”.
  • LA CONDICIÓN: “Por lo tanto, si obedecen los mandamientos que hoy les he dado, y aman y adoran a Dios con todo lo que piensan y con todo su ser”.

Si queremos que la lluvia de bendición de Dios caiga sobre nosotros debemos OBEDECERLO, AMARLO, SERVIRLO.

Consideremos además los siguientes puntos.

1º Dios es la fuente de toda bendición y Él es soberano de darlas a quien desee sin nosotros tener derecho a preguntar porqué, él es soberano, Señor, dueño absoluto: “Ante ti, nada podemos hacer los que vivimos en la tierra. Tú haces lo que quieres con los ejércitos del cielo y con los habitantes del mundo. Nadie puede oponerse a ti, ni hacerte ningún reclamo” (Daniel 4:35).

2º Él bendice a buenos y malos por pura misericordia. A esto se le conoce como “bendiciones universales”: “Dios hace llover sobre buenos y malos” (Mateo 5:45). Pero la forma en cómo aprovechemos esas bendiciones universales dependerá de cada uno.

3º Hay “bendiciones especiales” reservadas para quienes Hacen su voluntad. Estas bendiciones incluyen sanidad física, prosperidad material, recursos financieros saludables, felicidad, paz, comunión con el Creador, etc: “Si realmente escuchas al Señor tu Dios, y cumples fielmente todos estos mandamientos que hoy te ordeno, el Señor tu Dios te pondrá por encima de todas las naciones de la tierra. Si obedeces al Señor tu Dios, todas estas bendiciones vendrán sobre ti y te acompañarán siempre…” (Deuteronomio 28:1-2). Leer además Deuteronomio 28:3-14.

4º Hallar el Favor de Dios activará Sus bendiciones para nosotros. La palabra “favor” viene del hebreo SOD y significa: “Dios utilizando su poder para beneficiar a un amigo, no porque le deba algo sino porque le cae bien”. ¿Y cómo podemos caerle bien al Señor? (hallar gracia ante Sus ojos). Mira lo que dice la Biblia:

  • “Pero sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que Él existe y que recompensa a quienes lo buscan”. (Hebreos 11:6).
  • Otro verso dice: “Hijo mío, no te olvides de mi enseñanza, y tu corazón guarde mis mandamientos, porque largura de días y años de vida y paz te añadirán. La misericordia y la verdad nunca se aparten de ti; átalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón. Así hallarás favor y buena estimación ante los ojos de Dios y de los hombres” (Proverbios 3:1-4).

5º Luchar por la bendición hasta conseguirla. A veces nos desanimamos rápido, o no somos constantes o somos muy dispersos; pero la Biblia nos enseña a trabajar duro, persistir, luchar por la bendición, ¡hacer que las cosas sucedan!: “Entonces el hombre le dijo: ―¡Suéltame, que ya está por amanecer! ―¡No te soltaré hasta que me bendigas! —respondió Jacob” (Génesis 32:26).

CONCLUSIÓN.

No necesitamos hacer rituales mágicos para que las bendiciones de Dios lluevan sobre nosotros, solo basta hacer algunos ajustes en nuestras vidas para comenzar a ver sus bondades:

  • Amar a Dios por sobre todo
  • Obedecer el todo
  • Servirle con toda pasión y entrega
  • Creer que Dios es la fuente de toda bendición
  • Entender que hay bendiciones universales ––para buenos y malos–– y que dependerá de nosotros cómo usamos esas bendiciones
  • Tener la esperanza de que hay bendiciones especiales para quienes hagan Su voluntad
  • Tratar de hallar gracia delante de Sus ojos
  • Luchar por la bendición, no soltarla hasta que suceda

Para ESCUCHAR ESTE SERMÓN haga click en el siguiente enlace: https://www.mixcloud.com/gabrielgil/conviertete-en-un-hacedor-de-lluvia-predica-en-vivo/


Por Gabriel Gil. Prédica del domingo 12 de noviembre del 2017.

18193737_10212967054148741_3750558341320959251_n

 

* Gabriel Gil es Coach Integral Sistémico y Mentor de vidas; de profesión teólogo y por vocación divina pastor; además escribe post, artículos y libros e imparte seminarios a lo largo y ancho de A. Latina. Su misión en este mundo es “guiar a las personas hacia Dios ayudándolas a mejorar sus vidas”.

NO TE QUEDES CALLADO CUANDO SEA NECESARIO HABLAR

55580e5ac46188ea528b4618

«No nos podemos quedar callados sin decir lo que hemos visto y oído» (Hechos 4:20).

El versículo debe ser entendido en su contexto: Se trata de cuando tomaron prisioneros a Pedro y Juan por haber predicado de Jesús al pueblo; los sacerdotes y el jefe de la guardia del templo los metieron a la cárcel por tal motivo y al día siguiente el Concilio de los líderes judíos los amenazaron y prohibieron que volvieran a hacerlo, pero Pedro se opuso declarando las maravillosas palabras que componen Hechos 4:20…, ¡NO NOS PODEMOS QUEDAR CALLADOS!

¿Qué aprendemos de esto? Al menos siete verdades

1. Predicar del evangelio es una consigna superior a cualquiera otra dada por los hombres.

2. Nunca te calles si tienes algo bueno que decir, pero dilo en el momento adecuado, con las palabras adecuadas y en el tono adecuado.

3. “El silencio otorga”. A veces nos hacemos cómplices de injusticias cuando callamos, por eso es preciso denunciarlas cada vez que puedas (pero siguiendo el consejo anterior).

4. Debatir, argumentar, discutir, discrepar, alzar la voz y oponerse no es malo, son herramientas poderosas en manos de personas que saben utilizarlas.

5. No discutas sólo por discutir. No seas de aquellos que no son capaces de “administrar” sus palabras y que a veces pelean sólo por pelear ––sin argumentos ni fundamentos––. Si vas a discutir hazlo con bases, haz de tu alegato algo inteligente.

6. Procura que tu hablar sea siempre para edificación, estamos llamados a bendecir incluso cuando disentimos.

7. No pierdas el control cuando argumentes, aprende a hacerlo sin perder los estribos.

by Gabriel Gil
—————————-
(*) Comparta este post
(*) Para leer los anteriores devocionales diríjase a mi libro en: https://www.wattpad.com/myworks/119257951-para-madrugadores


Mis Libros: http://www.sellfy.com/gabrielgil
Mis Vídeos: http://www.youtube.com/gabrielgilarancibia
Mis Audio-Charlas: https://www.mixcloud.com/gabrielgil/
Mis Post: http://www.facebook.com/gabrielgilarancibia

img_20170122_140549

 

* Gabriel Gil es Coach Integral Sistémico y Mentor de vidas; de profesión teólogo y por vocación divina pastor; además escribe post, artículos y libros e imparte seminarios a lo largo y ancho de A. Latina. Su misión en este mundo es “guiar a las personas hacia Dios ayudándolas a mejorar sus vidas”.

LA DISCIPLINA DEL ESTUDIO BÍBLICO

bible study and notes

El que estudia sólo a los hombres, obtendrá el conocimiento del cuerpo sin el alma; el que estudia sólo libros, obtendrá el conocimiento del alma sin el cuerpo. El que a lo que ve añade observación, y a lo que lee añade reflexión, está en el camino correcto del conocimiento, siempre que al escudriñar los corazones de los demás no descuide el suyo ––Caleb Colton.

El propósito de las disciplinas espirituales es la transformación total de la persona. Su meta es la de reemplazar los antiguos hábitos destructivos por unos nuevos hábitos que producen vida. En ninguna parte este propósito se ve más claramente que en la disciplina del estudio bíblico. El apóstol Pablo nos dice que la manera de ser transformados es por medio de la renovación de la mente (Romanos 12:2). El entendimiento se renueva al aplicarle aquellas cosas que lo transformarán: “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad” (Filipenses 4:8).La disciplina del estudio bíblico es el primer vehículo que nos lleva a cumplir con el precepto: “en esto pensad” (este párrafo pertenece a Richard Foster en su libro “Alabanza a la Disciplina”).

¿Qué es el Estudio Bíblico?

Análisis racional del texto bíblico con miras a comprender su significado y aplicarlo a la vida personal o comunitaria. A diferencia del sermón, que está más orientado a mover las emociones de las personas y provocar un cambio de conducta, el estudio bíblico se propone desentrañar el significado del texto y su aplicación práctica. Generalmente se basa en un estudio exegético del texto y la exposición de sus implicaciones doctrinales, éticas o prácticas.

El estudio bíblico debe distinguirse de la disciplina de la meditación. La meditación es devota; el estudio es analítico. La meditación saboreará una palabra; el estudio la explicará. Aunque la meditación y el estudio con frecuencia se entrelazan y funcionan de manera concurrente, constituyen dos experiencias distintas.

Sin embargo la siguiente máxima puede ayudarnos a entender mejor la complicidad entre la meditación y el estudio de la Biblia:

“La razón de que salgamos tan fríos de la lectura de la Palabra es porque no nos calentamos en el fuego de la meditación”— Thomas Watson

Tres Tipos de Estudios Bíblicos.

  • Estudio bíblico comunitario: Se refiere a aquellos espacios que se generan dentro de la iglesia local para estudiar las Escrituras y/ó temas asociados. Se estudia con todos los integrantes de la hermandad, ministerio o comunidad de fe.
  • Estudio bíblico personal: Se refiere al tiempo que uno dedica a estudiar de manera personal la Biblia. Es una disciplina que debiera practicarse a diario (el tema de hoy se basa en este tipo de estudio).
  • Estudio bíblico profesional: Se refiere al estudio de la Biblia como una carrera profesional, aquí entran los teólogos, biblistas, exégetas, hermeneutas y todos aquellos que dedican varios años a estudiar “las ciencias sagradas de manera formal” en seminarios, institutos o universidades.

¿Qué nos dice la Biblia Respecto a Estudiarla?

  • Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que maneja con precisión la palabra de verdad” (2ª Timoteo 2:15).
  • “Pero Jesús respondió y les dijo: Estáis equivocados por no comprender las Escrituras ni el poder de Dios” (Mateo 22:29).
  • “Ya que Esdras había dedicado su corazón a estudiar la ley del Señor, y a practicarla, y a enseñar sus estatutos y ordenanzas en Israel (Esdras 7:10).
  • “Estos eran más nobles que los de Tesalónica, pues recibieron la Palabra con toda solicitud, escudriñando diariamente las Escrituras, para ver si estas cosas eran así” (Hechos 17:11).
  • “Entretanto que llego, ocúpate en la lectura de las Escrituras, la exhortación y la enseñanza” (1ª Timoteo 4:13).
  • “Explicar tu Palabra da luz, hace que aprendan los sencillos” (Salmos 119:130).
  • “Ustedes estudian la Biblia con mucho cuidado porque creen que así alcanzarán la vida eterna. Sin embargo, a pesar de que la Biblia habla bien de mí ustedes no quieren creer en mí para alcanzar la vida eterna (Juan 5:39 y 40).

¿Cómo Estudiar la Biblia a nivel Personal? 7 Consejos Prácticos

1º Separa tiempo en tu semana: Estudiar la Biblia no debe hacerse “a la rápida”, merece ser estudiada con detenimiento. Elige un horario en el que te sientas despierto, con energía y tranquilo.

2º Concéntrate: Aprende a focalizarte, no dejes que las distracciones del ambiente te desconcentren. Busca un lugar apropiado para estudiar la Biblia. Quizá debas salir de casa si en ella no se dan las condiciones para estudiar las Escrituras.

3º Ten a mano una libreta de apuntes: Siempre debes tener papel y lápiz para apuntar, aunque lo mejor es una libreta donde anotar las lecciones aprendidas pues las “hojas sueltas” suelen perderse.

4º Procura utilizar varias versiones de la Biblia: Esto te ayudará a entender de menor manera lo que el autor sagrado quiso decir. Recomiendo usar versiones “clásicas” y también “modernas”. Trata de conjugar la de lenguaje sencillo con las de “escuela antigua”.

5º Un buen diccionario bíblico y uno teológico te ayudarán bastante: Estos elementos son importantes porque en sus páginas encontrarás explicaciones que en la Biblia no hay.

6º Un Comentario bíblico también te será útil: Un libro de esta naturaleza ya viene con interpretaciones realizadas por uno o varios autores, toma sus opiniones como “referencia” y no como un “absoluto”.

7º Disposición a descubrir verdades o reforzar las ya sabidas: Tener la mente abierta y el corazón dispuesto es un ingrediente indispensable a la hora de estudiar las Escrituras. Procura ser disciplinado a la hora de ponerte a Estudiar el libro Sagrado.

¿Qué Beneficios obtenemos al Estudiar la Biblia? 7 Beneficios encontrados en el Salmos 119 (hay muchos más)

  1. Te mantendrá alejado del pecado (Salmos 119:11)
  2. Te ayudará a aliviar tus cargas (Salmos 119:28)
  3. Guiará tus pasos (Salmos 119:105)
  4. Te traerá gozo (Salmos 119:111)
  5. Te hará sabio (Salmos 119:130)
  6. Te dará paz (Salmos 119:165)
  7. A pesar de descarriarnos el estudio de la Biblia nos hace volvernos a Dios (Salmos 119:176)

Bibliografía Utilizada


Por Gabriel Gil.

Mis Libros: http://www.sellfy.com/gabrielgil
Mis Vídeos: http://www.youtube.com/gabrielgilarancibia
Mis Audio-Charlas: https://www.mixcloud.com/gabrielgil/
Mis Post: http://www.facebook.com/gabrielgilarancibia

img_20170122_140549

 

* Gabriel Gil es Coach Integral Sistémico y Mentor de vidas; de profesión teólogo y por vocación divina pastor; además escribe post, artículos y libros e imparte seminarios a lo largo y ancho de A. Latina. Su misión en este mundo es “guiar a las personas hacia Dios ayudándolas a mejorar sus vidas”.

CÓMO DESARROLLAR FE, 10 CONSEJOS PRÁCTICOS

fe-y-razon

¿No sería maravilloso tener la fe suficiente para “mover montañas”, superar obstáculos, enfrentarse a la vida sin miedo y tener la confianza suficiente de que todo saldrá bien? Pues bien, ¡es posible! Así es, tal como leyó. Andar por la vida con la firme convicción de que TODO ES POSIBLE es una realidad, aunque claro dentro de los parámetros normales y dentro de las leyes universales ya establecidas. Hoy aprenderemos qué es la fe y mejor aún, cómo desarrollarla. Al hacerlo disfrutaremos la vida ¡como Dios manda!

Texto, Hebreos 11:6

«Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan» (Versión Reina Valera 1960).

«Porque a Dios no le gusta que no confiemos en él. Para ser amigos de Dios, hay que creer que él existe y que sabe premiar a los que buscan su amistad» (Versión Traducción Lenguaje Actual).

¿QUÉ ES FE?

Una definición general de este concepto sería:
“Creencia y esperanza personal en la existencia de un ser superior (un dios o varios dioses) que generalmente implica el seguimiento de un conjunto de principios religiosos, de normas de comportamiento social e individual y una determinada actitud vital, puesto que la persona considera esa creencia como un aspecto importante o esencial de la vida”.

Que es Fe para nosotros los Cristianos:
Es creer en la existencia de Dios como único Soberano Señor, el cual está cercano a quienes se acercan a Él y que premia a quienes con sinceridad lo buscan. Es tener la confianza de que Dios cumplirá todo lo dicho y que al hacerlo quienes vivan según su voluntad serán beneficiados. Fe por tanto es “tener la firme expectativa de que Él cumplirá”.

Hebreos 11:1 así lo declara: «Confiar en Dios es estar totalmente seguro de que uno va a recibir lo que espera. Es estar convencido de que algo existe, aun cuando no se pueda ver».

La fe nos permite vivir en un mundo sin esperanza y tener la certeza que las adversidades que se levantan contra uno se moverán si tan sólo tuviésemos fe. El Maestro así lo declaró en Mateo 17:20, «porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible».

PERO, ¿CÓMO DESARROLLAR FE?

Quiero darte unos sencillos pero poderosos consejos de cómo desarrollar fe en tu vida, estos consejos son efectivos y tienen la capacidad de incrementar tu fe si los sigues tal y como te los mencionaré hoy:

  1. Pasa ratos de Calidad en la Palabra de Dios. Léela mentalmente y también en voz alta, escúchala, memorízala, medita sobre ella. «Deseen con ansias la leche pura de la Palabra, como niños recién nacidos. Así, por medio de ella, crecerán en su salvación» (1ª Pedro 2:2).
  2. Lee relatos de intervención divina. Los testimonios de oraciones respondidas, tanto de la Biblia como de la actualidad, trasladan las promesas de ayuda divina al terreno de lo práctico. Lo que Él ha hecho por otras personas, lo puede hacer por ti.
  3. Manténte optimista. Considera las situaciones difíciles de la vida, los obstáculos y los desafíos como oportunidades de expandir tu fe; no los tomes como algo catastrófico sino como una oportunidad para crecer.
  4. Presenta tus problemas e inquietudes a Dios en oración a diario. Él dice:«Clama a Mí, y Yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces» (Jeremías 33:3). Conforme desarrolles una relación íntima con el Padre podrás cada vez apropiarte más de este versículo y hacerlo tuyo. La clave es profundizar tu relación con Dios (leyendo la Biblia, orando, asistiendo regularmente a los servicios de iglesia, tratando de hacer su voluntad y vivir conforme a sus principios).
  5. Adáptate a los cambios. Los cambios suelen incomodar y desestabilizar. Al mismo tiempo, esas alteraciones son el caldo de cultivo de la fe ya que nos obligan a tomar determinaciones. ¿Dejaremos el desenlace en manos de Dios? Cada vez que depositamos nuestra confianza en Dios y Él cumple lo prometido, nos resulta más fácil confiar en que Él nos ayudará a salvar el siguiente obstáculo.
  6. Ora, no solo con la esperanza de que todo se arreglará de la mejor manera, ¡sino dando por hecho que así será! Cuando das gracias a Dios por responder a tus oraciones aun antes de que se materialicen las respuestas, la necesidad pasa a un segundo plano, y todo el énfasis se pone en la capacidad de Dios para satisfacerla: “Dios llama las cosas que no son, como si fuesen” (Romanos 4:17).
  7. Da testimonio del poder de Dios. Contando cómo Él te ha ayudado fortalecerás tu fe y la de todos los que te oigan.
  8. Reúnete con Gente de Fe. Las personas que nos rodean tienen gran influencia sobre nosotros, por eso decide inteligentemente pasar más tiempo con aquellas personas que transmitan fe, que sean optimistas y de las cuales puedas aprender: “Júntate con sabios y obtendrás sabiduría; júntate con necios y te echarás a perder” (Proverbios 13:20).
  9. Agradece. Las personas agradecidas son más felices, las personas agradecidas caen bien, las personas agradecidas producen que puertas de favor se abran para ellas. ¡A Dios le agrada que sus hijos sean agradecidos! El agradecimiento incrementa la fe y produce bendiciones (Lucas 17:11-19).
  10. Lleva un Registro de las Oraciones Contestadas. La mente es frágil y suele olvidar rápido sobre todo las bendiciones recibidas (solemos concentrarnos en lo negativo de la vida). Adquiere una libreta de apuntes y anota allí cada vez que Dios responda una de tus peticiones, lee tus notas regularmente para recordarle a tu mente lo bueno que ha sido Dios contigo. El simple acto de leer las peticiones respondidas ayudará a incrementar tu fe.

CONCLUSIÓN.

Fe es una virtud que puede ser desarrollada, es decir, entrenada, mejorada, potenciada. No basta con pedirle a Dios “auméntanos la fe”, es preciso ser más intencionales y al igual que un atleta debemos ejercitar nuestra fe para que se fortalezca día a día, “así podremos enfrentar la carrera de la vida”.

PARA ESCUCHAR ESTE SERMÓN HAGA CLICK EN EL SIGUIENTE ENLACE: https://www.mixcloud.com/gabrielgil/como-desarrollar-fe-10-consejos-practicos-predica-en-vivo/

Bibliografía Consultada


Por Gabriel Gil.

Mis Libros: http://www.sellfy.com/gabrielgil
Mis Vídeos: http://www.youtube.com/gabrielgilarancibia
Mis Audio-Charlas: https://www.mixcloud.com/gabrielgil/
Mis Post: http://www.facebook.com/gabrielgilarancibia

img_20170122_140549

Gabriel Gil es Coach Integral Sistémico y Mentor de vidas; de profesión teólogo y por vocación divina pastor; además escribe post, artículos y libros e imparte seminarios a lo largo y ancho de A. Latina. Su misión en este mundo es “guiar a las personas hacia Dios ayudándolas a mejorar sus vidas”.

¡TODO UN HOMBRE! 7 Características de un Varón conforme al Corazón de Dios

1012155.large

Deseo comenzar esta charla para jóvenes y varones cristianos con dos versículos que apuntan a lo mismo aunque escritos de diferente manera:

  • 1º Proverbios 4:23,  “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida”.
  • 2º Jeremías 17:9, “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?”.

La palabra clave en estos versos es CORAZÓN. Pero la Biblia no se refiere a él como el músculo que bombea sangre a todo el cuerpo, sino que lo ubica como el “centro del ser”, el lugar donde radican las emociones, pensamientos y de donde surgen las actitudes que luego se manifiestan en nuestro exterior. “Así entonces el corazón, bíblicamente hablando, es quien regula el comportamiento del ser humano pues allí, en el corazón, nace la vida. El corazón por tanto debe ser cuidado, entrenado, disciplinado y fortalecido” (concepto judío).

DAVID, UN HOMBRE CONFORME AL CORAZÓN DE DIOS

Los judíos en un intento de entender a Dios y explicar cómo se relacionaba con sus criaturas enseñaban que Jehová también tenía corazón ––no físico––, y que en éste radicaba la voluntad para los hombres y que sólo quienes vivían una vida conforme al corazón de Dios podían acceder a toda clase de bendiciones.

Hay un versículo en particular que nos habla algo al respecto y que será crucial para entender la conferencia de hoy:

“Quitado éste, les levantó por rey a David, de quien dio también testimonio diciendo: He hallado a David hijo de Isaí, varón conforme a mi corazón, quien hará todo lo que yo quiero” (Hechos 13:22).

Una versión más moderna puede ayudarnos a interpretar de mejor manera lo que la Biblia nos dice en este verso:

“Más tarde, Dios quitó de su puesto a Saúl, y les dio por rey a David, de quien dijo: ‘He encontrado que David, hijo de Jesé, es un hombre que me agrada y que está dispuesto a hacer todo lo que yo quiero”. (Dios Habla Hoy).

El versículo está inmerso en el relato de cuando Saul fue destituido de su rango como rey de Israel y en su lugar fue ungido David, un joven “sin experiencia ni apariencia” pero que era del agrado de Dios.

Así entonces y dicho de manera sencilla, “ser conforme al corazón de Dios es alguien del agrado de Dios, que está dispuesto a obedecer en todo, que cumple la voluntad y los propósitos divinos”. Y David agradó a Dios, le obedeció y cumplió sus designios, por eso el Señor lo honró diciendo que fue un hombre conforme a su corazón, un título que pocos humanos podrían ostentar. Y ser conforme al corazón de Dios le valió a David convertirse en el rey de todo un país; pasó de ser pastor de ovejas a monarca absoluto, ¡y eso sólo ocurre cuando estás en el corazón del Señor!

Pero, ¿qué características poseía David para que el mismo Dios dijera que era de su agrado? ¿qué había en este joven que lo hacía diferente a los demás? ¿es posible imitarlo aunque sea un poquito? Acompáñame en los siguientes párrafos, seguro descubrirás algunas verdades que te ayudarán a acercarte al corazón de Dios, verdades que harán de ti ¡TODO UN HOMBRE! y te ayudarán a triunfar en la vida.

Para esto me remitiré al episodio cuando David enfrentó al gigante Goliat y lo venció. Allí vemos algunas actitudes que con el paso del tiempo se convirtieron en características distintivas en su vida.

1ª ACTITUD: Fue Humilde.

David era el último de 8 hermanos, no tenía apariencia de guerrero ni mucho menos la prestancia de un rey, cuidaba las ovejas de la familia, trabajaba a todo sol en el campo; ni siquiera su padre lo consideraba importante. Esto lo vemos claramente cuando Samuel fue enviado por Dios a la casa de Isaí para ungir a un nuevo rey. El padre de familia llamó a sus siete hijos para que se presentasen delante del profeta pero no lo hizo con David,  ni siquiera se dio la molestia de ir a buscarlo porque seguramente no lo consideraba “apto”; sin embargo David no se quejaba de su vida ni mucho menos criticaba, fue un joven que aparentemente no significaba mucho para los demás pero sí era importante para Dios.

  • Aplicación: La humildad es una de las mejores actitudes que puedes desarrollar, te abre puertas y permite que conectes con gente más preparada que tú, con mejores recursos y habilidades que estarán más que dispuestas a ayudarte, ¿sabes por qué? Los humildes caen bien, atraen bendiciones, las personas gustan de estar con gente humilde.

2ª ACTITUD: Fue Obediente.

A pesar de no ser considerado alguien importante por su familia de todas maneras obedecía a su padre, hacía lo que él le pedía sin rezongar, criticar, quejarse o maldecir; David sabía que la obediencia era la puerta para la bendición y esta actitud fue algo que lo caracterizó por el resto de su vida. En este caso en particular su padre le pidió que llevase la comida a sus hermanos mayores que estaban en el campo de guerra y que le trajese noticias de ellos, y así lo hizo David. Fue y llevó alimento a sus hermanos sin demorar la consigna.

  • Aplicación: Aristóteles dijo, “aquel que nunca aprendió a obedecer no puede ser un buen comandante”. El sabio filósofo se refiere a que la obediencia es una maestra que forja el carácter y te prepara para cosas grandes.

3ª ACTITUD: Fue Valiente.

El corazón de David era arrojado, tenía ímpetu, pasión, fuerza; no se achicaba ante las adversidades, al contrario, tenía “fiereza” para enfrentar cualquiera de ellas. Por eso al enterarse que un filisteo insultaba al ejército de su país y también a Dios se enardeció y decidió pelear contra él. Poco le importó a este joven pastor que su oponente midiera casi tres metros de altura, que fuese un guerrero experimentado y que estuviera equipado con el mejor armamento de su época. David sencillamente siguió su corazón, era un tipo valiente que no se amedrentaba ante los obstáculos de la vida.

  • Aplicación: Así mismo nosotros deberíamos ser, ¡valientes! Capaces de lanzarnos a proyectos, empresas o metas imposibles de conquistar. Nelson Mandela dijo: “El hombre valiente no es aquel que no siente miedo, sino el que conquista ese miedo”.

4ª ACTITUD: Dependió de Dios.

Al encontrarse frente a frente con el gigante David se encomendó a Dios ––no lo atacó sin antes declarar que lo vencería con la ayuda del Señor––, lo cual es muestra que esa era su costumbre, era un hábito arraigado en él, por eso los logros siempre lo acompañaron. No en vano la Escritura dice, “Pon todo lo que hagas en manos del Señor, y tus planes tendrán éxito” (Proverbios 16:3).

  • Aplicación: No se te ocurra comenzar un proyecto (carrera universitaria, trabajo, emprendimiento, ministerio, relación amorosa, etc.) sin encomendarlo a Dios. Hacerlo te asegurará el éxito anhelado.

5ª ACTITUD: Sacó provecho de las habilidades aprendidas.

Ahora bien, nos damos cuenta que David no sólo se encomendó a Dios y espero que Él hiciera todo el trabajo ––como suele suceder con muchos cristianos––, además de depender de Dios utilizó su experiencia aprendida en el campo para atacar al gigante. David no era un guerrero pero tenía conocimiento del uso de la honda, un arma efectiva y letal si se la sabe usar. Y así lo hizo el joven pastor, aprovechó su destreza para enfrentar a Goliat.

  • Aplicación: Es imposible ser buenos en todo pero seguramente destacas en algo. Utiliza ese don, habilidad, talento o capacidad para brillar y enfrentar la vida hasta vencerla. Un viejo adagio reza así: “Si la vida te da limones, ¡haz limonada!”.

6ª ACTITUD: Aprovechó las Oportunidades.

David no dudó en atacar a Goliat cuando la oportunidad se presentó. No esperó demasiado ni tampoco se apresuró, la piedra fue disparada en el momento preciso para calar en el lugar preciso, en medio de la frente del gigante logrando así tumbarlo para no volver a levantarse.

  • Aplicación: Dios provee a los humanos toda clase de oportunidades para triunfar en la vida, pero son muy pocos quienes las aprovechan para su propio beneficio y de los demás. La mayoría se la pasa quejando de que nunca podrán surgir; en cambio los que abren bien sus ojos están más que listos para usar los recursos que Dios despliega a su favor. ¡Debes estar alerta a las oportunidades, si tú no las usas otro más avispado lo hará por ti!

7ª ACTITUD: Terminó lo que inició.

Finalmente cuando David vio al gigante caído producto del piedrazo en la frente, corrió a él y con la propia espada de Goliat le cortó la cabeza. Este acto avivó al pueblo que animados salieron de su refugio para perseguir al enemigo hasta derrotarlo. David no se conformó con ver tirado al gigante en el piso, él sabía que si no lo liquidaba el monstruo podría levantarse y otro habría sido el desenlace.

  • Aplicación: Sé de los que terminan procesos, de los que culminan carreras, de quienes acaban lo que inician. Conviértete en un “terminador” y no sólo en un “iniciador”. Si quieres triunfar en la vida debes hacer tus tareas, cumplir tus deberes, terminar lo que inicias, ¡no puedes andar dejando cosas a medias! Hacer eso te convertirá en un mediocre y tú fuiste diseñado para ser un hombre exitoso.

CONCLUSIÓN.

Las actitudes mencionadas aquí fueron desarrolladas por David hasta perfeccionarlas convirtiéndolas en hábitos de vida, hábitos productivos, sanos, poderosos, haciendo que el joven pastor se convirtiera en uno de los reyes de Israel más amados por el pueblo y más favorecidos por Dios. Estas actitudes fueron cultivadas hasta hacer de ellas CARACTERÍSTICAS EN LA VIDA DEL REY DAVID.

Por tanto, si quieres que te vaya bien en la vida, si quieres asegurar una vida exitosa para ti y los tuyos, si deseas ser prosperado en tus estudios, en tu trabajo, en tu emprendimiento, en tu liderazgo, en tu relación amorosa, en tu vida espiritual, ocúpate en ser un hombre conforme al corazón de Dios, sigue el ejemplo de David y seguramente pasarás de ser un “Don Nadie” a “Un joven conforme al corazón de Dios”.

“Humildad”, “obediencia”, “valentía”, “dependencia en Dios”, “usar las habilidades”, “aprovechar las oportunidades” y “terminar lo que se inicia” son piezas claves en  la construcción de un futuro glorioso, futuro que Dios desea para ti.

(*) Para ESCUCHAR esta charla haga click en el enlace a continuación: https://www.mixcloud.com/gabrielgil/todo-un-hombre-7-características-de-un-varón-conforme-al-corazón-de-dios/


12646944_10208623846611267_913993260294638243_n

Por Gabriel Gil. Conferencia para adolescentes, jóvenes y jóvenes adultos en el Campamento Juvenil “Revitalizados” de la Iglesia de Dios Distrito 12; efectuado en La Ligua, 5ª Región, Chile (27 de octubre del 2017).

CUIDA LA HIGUERA QUE HAY EN TI

higuera

Corría el año 1998, yo era estudiante de la carrera Licenciatura en Teología en Semisud (Quito, Ecuador). La cátedra que correspondía estudiar era LIDERAZGO con el Dr. David Ramírez, director de esa época. Como parte de las tareas el profesor nos asignó a cada estudiante leer un libro de su biblioteca personal. Yo tomé uno que se llamaba “Enciclopedia de la Excelencia” del autor Miguel Ángel Cornejo. Lo leí completo y debo decir que se produjo un click en mi interior. Fue mi primer acercamiento al campo del “liderazgo interior, auto-liderazgo, gerencia personal” o como quieran llamarle. Ese libro y esa cátedra en particular construyeron en su servidor, y trataré de decirlo de manera sencilla para que no suene arrogante, un líder mejor. Por supuesto que habían otras clases que me cautivaban como Antiguo Testamento, Historia del Cristianismo y Teología de la Iglesia (ramos que hasta ahora me apasionan), y puedo dar fe que esas cátedras y los respectivos maestros que las impartieron contribuyeron a formar el líder que hoy soy.

Desde ese año a la fecha he venido buscando ser mejor en todo aspecto, ya saben, practicar la excelencia como un modo de vida. Sin embargo no ha sido fácil pues he debido enfrentarme a un enemigo formidable, un titán que se levanta como un poderoso guerrero encaprichado en destruirme, ¿saben quién es? Se los diré con mayúsculas: YO MISMO. No obstante y a pesar de todas mis luchas, con la ayuda de Dios y siguiendo los principios bíblicos he podido mejorar mi vida en tres áreas vitales: espíritu, alma y cuerpo. Y en eso estoy en la actualidad, “trabajando en mí”, pero no como un ególatra narcisista, sino que he comprendido lo siguiente: “Trabajar en un trabajo esta bien pues eso te da de comer, pero trabajar en ti mismo es mejor pues te dará una fortuna integral”. Con esto quiero decir que cuando uno trabaja en sí ––en su carácter, en su disciplina personal, en sus hábitos, en su mundo interior, etc–– puede desarrollar cualquier trabajo que le encomienden mucho mejor que una persona que no se dedica a la auto-mejora.

Pero, ¿hay fundamento bíblico-teológico para todo esto que estoy diciendo? ¡Claro que sí! Pero este no es el medio ni el lugar para exponer mi cátedra completa llamada “Teología del desarrollo personal y del emprendimiento”, porque hacerlo requeriría varias horas. No obstante, quiero desarrollar brevemente en este artículo un verso de la Biblia que me invita a un cambio interno el cual generará resultados externos, y es éste:

“El que cuida de su higuera comerá de sus frutos” (Proverbios 27:18).

ALGUNAS VERDADES QUE INTERPRETO DE ESTE PASAJE

1ª VERDAD – La Higuera eres Tú: el principal recurso con el que Dios te ha bendecido para hacer Su obra eres tú mismo. Debes entender que eres como un árbol plantado en el huerto del Señor, destinado a crecer y llevar mucho fruto, por tanto todo tiene un propósito en su creación, y tú no eres la excepción. Sin embargo, la creación está inconclusa en ti, Él te ha dado el privilegio de construirte a ti mismo ––con su soberana ayuda claro está––, a fin de dar gloria a Su nombre cuando acabes de crearte (mejorarte).

2ª VERDAD – Debes Cuidar la Higuera: es tu deber y de nadie más podar la higuera, cuidarla, abonar la tierra, desparasitarla; es decir… gerenciar tu vida de tal manera que crezcas frondoso, fuerte, alto y con muchos frutos; convertirte en un árbol admirable. Respecto a “gerenciar tu vida” debes invertir tus recursos en mejorar continuamente en las tres áreas vitales: Espíritu, Alma y Cuerpo. Y esto de mejorar es también “cuidar” estas áreas. Por tanto:

  • Cuida tu espíritu: Me refiero a “avivar la relación con el Creador”; ser intencional en buscarlo. Acercarnos a Él debe ser considerado la prioridad alfa en todo cristiano que desee ver su vida mejorada, ¿por qué? porque cuando uno se acerca a Dios todo mejora: la vida se compone, se es más feliz, pleno y productivo. Si tan sólo entendiésemos esto de seguro pasaríamos más tiempo en oración, leyendo la Biblia a diario, ayunando de tanto en tanto para provocar crecimiento espiritual, meditando y apartándonos a lugares solos a pensar; en fin, no hay excusas para no trabajar esta área (Mateo 11:28; Mateo 6:33; Salmos 5:3; Proverbios 1:7).
  • Cuida tu alma: Me refiero a “disciplinar tu mente y tus emociones, hacerlo será crucial en el auto-cuidado”. De no hacerlo terminarás como la mayoría de las personas, botando a la basura los planes que Dios tenía para ellas. Poner atención a tus pensamientos y sentimientos te ayudarán a ver la vida con otros ojos, a decidir con sabiduría, a no dejar que te controlen los impulsos (Romanos 12:2; Proverbios 23:7; Proverbios 19:11; Filipenses 4:8).
  • Cuida tu Cuerpo: Me refiero a que debes “enseñarle a tu cuerpo a someterse a los designios del Espíritu”, esto es una tarea que no puede esperar, pero la verdad es que damos mucho cariño al cuerpo, lo consentimos demasiado o bien nos vamos al otro extremo, lo destruimos (lo dejamos dormir más de la cuenta, o dormimos poco, le damos bebidas alcohólicas y gaseosas, le damos carne en abundancia y pocas verduras… ¡un desastre!). Olvidamos que el cuerpo es solo el “envase”, pero aún este recipiente debe ser trabajado con una buena dieta, ejercicios físicos, mantenerlo hidratado con abundante agua, limpio, que huela bien y dándole un aspecto saludable (1ª Corintios 6:19; 1ª Corintios 9:27).

Pero, ¿de qué manera el cuidado del espíritu, el alma y el cuerpo influye en una vida mejor?

3ª VERDAD – Comerá de sus Frutos: El proverbista es sabio, nos dice que las personas que cuidan de su árbol comerán los frutos que éste les dé (me estoy refiriendo a la cita de Proverbios 27:18). Esto lo podemos aplicar de la siguiente manera: “Cuando procuramos mejorar nuestra vida ––en espíritu, alma y cuerpo––, es inevitable que cosas buenas pasen para nosotros y quienes nos rodean, es una ley cósmica e irrefutable”. La razón es muy sencilla: “La vida tiende a dar más frutos a aquella tierra que ha sido trabajada con más disciplina que aquella que ha sido dejada a la ventura”; lo mismo ocurre con la vida de las personas. Una vida trabajada, optimizada, mejorada, gerenciada, administrada correctamente…, dará más fruto porque su tierra es mejor, y “lo mejor siempre produce lo mejor”, no hay vuelta atrás, no hay otra explicación. Ejemplo: Un ministro del evangelio que ha descuidado su aspecto físico ––se puso gordo––, ¿podrá hacer la misión de Dios? ¡Claro que sí! pero su rendimiento será menor a uno que dedica tiempo a cuidar “el templo del Espíritu”, el mal estado de salud impedirá que el ministro obeso realice con excelencia el trabajo para el que fue llamado; con el paso del tiempo aquel pastor con mal estado de salud será relegado de sus funciones y verá cómo su ministerio decrece, en cambio aquel que cuida su salud irá creciendo poco a poco hasta ver su ministerio consolidado, fértil y abundante.. Lo mismo aplica para todas las profesiones o áreas de la vida. Otro ejemplo: Un profesor que hace mucho tiempo dejó de capacitarse, ¿podrá seguir haciendo clases? La respuesta es ¡sí!, pero sus cátedras no serán tan impactantes como uno que dedica tiempo a actualizar sus conocimientos y sus técnicas pedagógicas. A la larga el profesor que dejó de capacitarse será despedido o al menos no dará tantas horas de clase, en cambio el docente que invirtió en su mejora será contratado, promocionado e incluso avanzará a puestos más elevados en la Organización; en otras palabras “comerá de sus frutos”.

CONCLUSIÓN.

No me sorprende encontrarme con ex-compañeros de seminario, ex-alumnos y antiguos colegas que pudiendo haber triunfado en su vida, hoy viven amargados, enojados y culpando a otros por los malos resultados en sus ministerios (trabajos, proyectos, negocios); o bien, viviendo con su potencialidad a medias, ¿por qué? porque no cuidaron su higuera…, ¡No cuidaron su vida! No podaron su higuera: no la regaron, no la desparasitaron, no la abonaron. Dejaron que su vida se estancara sin mejorarla siquiera un poquito.

Ahora bien, también debo ser justo al mencionar que me he encontrado con ex-colegas y ex-alumnos que ¡vaya!, se dispararon hasta el cielo consiguiendo toda clase de logros en su vida. Cuando me he entrevistado con ellos y les pregunto “cómo lo hicieron para lograr prosperidad integral”, la mayoría me ha dicho con sus propias palabras lo que yo traduzco así: “DECIDIMOS CUIDAR NUESTRA HIGUERA”, o sea, “mejorar nuestra vida”.

Finalizo con esto, “así como los vendedores mejoran sus habilidades de venta para conseguir más clientes y con ello ganancias financieras, así mismo todos deberíamos mejorar nuestra vida ––no importando el trabajo que ejerzamos––, pues al hacerlo comeríamos más y mejores frutos”; en otras palabras, nos iría mejor en la vida: Tendríamos más chance de conseguir el trabajo deseado, nuestros emprendimientos despuntarían, nuestros ministerios florecerían, nuestra familia sería bendecida, nuestra salud se fortalecería, ¡toda clase de buenos frutos se producirían producto del cuidado de nuestra vida!

Preguntas de aplicación personal:

¿Estás cuidando tu higuera? (¿estás leyendo más, estudiando más, durmiendo más, levantándote más temprano, viendo menos televisión, orando más, leyendo la Biblia, comiendo más sano, haciendo ejercicio, practicando más y mejores hábitos, puliendo tu carácter, mejorando tu disciplina, etc.?) ¿Estás contento con los frutos de tu vida? ¿cuáles deberían ser los cambios necesarios para que tu higuera ––tu vida––, crezca al nivel que fue diseñada por Dios?

Sé sabio, ¡cuida tu higuera!


Por Gabriel Gil.

Mis Libros: http://www.sellfy.com/gabrielgil
Mis Vídeos: http://www.youtube.com/gabrielgilarancibia
Mis Audio-Charlas: http://www.spreaker.com/user/gabrielgil
Mis Post: http://www.facebook.com/gabrielgilarancibia

img_20170122_140549

Gabriel Gil es Coach Integral Sistémico y Mentor de vidas; de profesión teólogo y por vocación divina pastor; además escribe post, artículos y libros. Su misión en este mundo es “guiar a las personas hacia Dios ayudándolas a mejorar sus vidas”.

YO, EL QUE INICIO COSAS Y NO LAS TERMINO (diapositivas)

YO, EL QUE INICIO COSAS Y NO LAS TERMINODejo acá las diapositivas de una conferencia que di en un taller para líderes sobre los beneficios de enfocarse en las metas, espero que las disfruten. La información contenida en ellas es “dinamita pura” (broma). Hablando en serio, espero que las lecciones que aprendan de estas láminas produzcan los cambios necesarios en sus vidas. Bendiciones!

by Gabriel Gil. Pastor, Coach-mentor y Escritor

(*) Haga click sobre las letras azules para acceder.

YO-EL-QUE-INICIO-COSAS-Y-NO-LAS-TERMINO

10 MANERAS ‘EFECTIVAMENTE NECIAS’ DE REPELER LA BENDICIÓN (1ª Parte)

alejar-personas-que-no-quieres-tratar-685x340

INTRODUCCIÓN.

Iniciaré este sermón dejando en claro algunas verdades fundamentales las cuales le ayudarán a entender y aplicar el contenido de esta prédica y así producir crecimiento en su vida:

1ª VERDAD: DIOS BUSCA BENDECIRTE.

Génesis 1:28, “Y los bendijo Dios…”. Desde el comienzo de la raza humana el Señor procuró darnos todas las condiciones para ser felices, plenos, productivos y sanos. Él nos dio la bendición para que creásemos la vida de nuestros sueños, y esta idea ––el Dios de la bendición–– la vemos a lo largo de todas las Escrituras. Él siempre sale a nuestro encuentro para bendecirnos, Él quiere que seamos bendecidos: prósperos, victoriosos, sanos, llenos de energía, creativos; ¡no pienses lo contrario!

2ª VERDAD: NOSOTROS TENEMOS LIBERTAD DE ELEGIR LA BENDICIÓN O LA MALDICIÓN.

Deuteronomio 30:15-19, “Hoy pongo delante de ti la vida y la muerte, el bien y el mal…”. Pero a pesar de que Dios busca nuestro bienestar nos dio libertad para elegir entre la bendición y la maldición, entre la vida y la muerte, entre el bien y el mal. Dios no nos hizo autómatas ––no nos programó para obedecerle––, nos dio libre albedrío, o sea, la capacidad de elegir entre un camino y otro.

3ª VERDAD: CASI SIEMPRE ELEGIMOS LO MALO.

Génesis 8:21, “No volveré jamás a maldecir la tierra por causa del hombre, porque el instinto del corazón del hombre es malo desde su juventud”. La verdad es, y aunque no nos guste admitirlo, que el ser humano constantemente piensa en lo malo y eso le lleva a elegir caminos equivocados. Por tanto, aunque Dios procure nuestro bien nosotros terminamos casi siempre eligiendo nuestra propia destrucción.

4ª VERDAD: NUESTRAS DECISIONES AFECTAN NUESTRO FUTURO.

1ª Reyes 18:21,Elías se presentó ante el pueblo y dijo: “―¿Hasta cuándo van a seguir indecisos? Si el Dios verdadero es el Señor, deben seguirlo; pero, si es Baal, síganlo a él. El pueblo no dijo una sola palabra”. Entendamos de una vez que nuestras decisiones en el presente afectarán nuestro futuro y el de nuestros hijos. Por eso lo mejor es decidir por Dios, decidir hacer su voluntad, buscarlo de todo corazón y servirlo, de esa manera aseguraremos un porvenir bendecido para las siguientes generaciones que saldrían de nosotros.

Ahora sí, quiero entregarte 10 maneras efectivamente necias para repeler la bendición, te las quiero enseñar NO para que las practiques, sino todo lo contrario, para que las alejes de tu vida y en cambio busques la bendición. Es muy probable que te conectes con algunas de estas maneras porque tú mismo las has practicado a lo largo de tu vida, por eso presta mucha atención porque hoy te indicaré lo que NO DEBES HACER y por deducción lógica tú mismo concluirás lo que SÍ DEBES HACER para atraer la bendición de Dios a tu vida.

1ª MANERA DE REPELER LA BENDICIÓN: Desobedecer a Dios. Si hay una forma efectiva de alejar la bendición de Dios en nuestras vidas es desobedeciendo lo que Dios pide de nosotros. Ésta es la primera y la más fuerte manera de repeler la bendición. La desobediencia acarrea una serie de males a nuestra vida que no nos permite progresar en este mundo (1ª Samuel 15:22, “Pero Samuel dijo: —¿Qué complace más al Señor: sacrificios que deben quemarse completamente y otros sacrificios u obedecer los mandatos del Señor? Es mejor obedecerle que ofrecerle sacrificios. Es mejor obedecerle que ofrecerle la grasa de los carneros”).

  • Por tanto, si queremos la bendición de Dios debemos obedecerle aunque no entendamos, no nos guste o no sintamos de hacerlo. Obedecerle atraerá bendición a nuestras vidas.

2ª MANERA DE REPELER LA BENDICIÓN: Complicándonos la Vida. Una segunda manera efectiva de repeler todo lo bueno que Dios ha destinado para nosotros es auto-boicoteándonos, es decir, buscando nuestro propio mal. Esto lo hacemos por medio de malas decisiones que dan como resultado malas palabras y malas acciones (Eclesiastés 7:29, “Una cosa es cierta, Dios hizo al genero humano perfecto, pero éste se complica la vida”).

  • Por tanto, si queremos la bendición de Dios dejemos de enredarlo todo, dejemos de complicarlo todo, dejemos de intoxicar nuestra vida con malos pensamientos, palabras y acciones.

3ª MANERA DE REPELER LA BENDICIÓN: Siendo faltos de Iniciativa. Las personas faltas de iniciativa son aquellas que esperan que el milagro venga del cielo; ya saben, se la pasan orando, declarando, confesando bendición, pero poco hacen para que ésta suceda. Tales personas son reactivas y todo lo contrario a las personas proactivas que deberíamos ser. Las personas faltas de iniciativa son una especie particular de perezosas (Proverbios 6: 9-11, “Perezoso, ¿cuánto más seguirás durmiendo?, ¿cuándo vas a despertar? Te duermes un poco, te tomas la siesta, tomas un descansito y te cruzas de brazos… ¡Así acabarás en la más terrible pobreza!”).

  • Por tanto, si quieres la bendición debes tomar el toro por los cuernos, es decir, salir en busca de la bendición, hacer que cosas buenas sucedan en tu vida. Para esto quizá deberás estudiar una carrera, capacitarte en tu negocio, juntarte con gente que sabe más que tú, levantarte más temprano para orar, crear un emprendimiento, etc.

4ª MANERA DE REPELER LA BENDICIÓN: Siendo poco Agradecidos. ¿Sabían ustedes que las personas no agradecidas caen mal? ¡Así es! El agradecimiento abre puertas, genera oportunidades, permite conexiones de bendición, pero cuando no agradeces ––o no lo haces lo suficiente–– cierras toda posibilidad de bendición, la gente te rechaza, te juzga, te aleja (Lucas 17:17-19, “Al ver eso, Jesús preguntó a sus discípulos: «¿No eran diez los que quedaron sanos? ¿Por qué sólo este extranjero volvió para dar gracias a Dios?» Luego Jesús le dijo al hombre: «¡Levántate y vete! Has quedado sano porque confiaste en mí”).

  • Por tanto, si quieres atraer bendición a tu vida agradece más a Dios y también a las personas que buscan tu bien. Hacerlo cambiará tu vida para siempre.

5ª MANERA de REPELER LA BENDICIÓN: Manteniendo pecados Ocultos. La bendición es como un torrente de agua que viene del cielo, está destinada a llegar a nosotros a raudales, pero si algo impide ese torrente, como una especie de obstáculo, la bendición simplemente no llegará. El pecado oculto ––un vicio, un hábito malvado, un pecado no confesado–– es un gran obstáculo para que la bendición fluya a nuestras vidas (Josué 7:11, “Israel ha pecado, y aun han quebrantado mi pacto que yo les mandé; y también han tomado del anatema, y hasta han hurtado, han mentido, y aun lo han guardado entre sus enseres”. Otro versículo: Salmos 32:3-5, Mientras callé, se envejecieron mis huesos. En mi gemir todo el día. Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano; Se volvió mi verdor en sequedades de verano. Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová; Y tú perdonaste la maldad de mi pecado”).

  • Por tanto, si queremos que la bendición fluya a nuestras vidas quitemos el pecado que estorba, alejémonos de todo lo que contamina nuestro cuerpo, mente y espíritu; y en cambio busquemos la santidad porque ésta, una forma santa de vivir agrada a Dios.

Ahora quisiera que ustedes, la audiencia que me escucha, me dijeran 5 maneras más de repeler la bendición de nuestras vidas, maneras que ustedes mismos han practicado y han comprobado que los alejado de la bendición. Construyamos juntos este sermón y denme cinco maneras más, su opinión enriquecerá a toda la comunidad. Les escucho…

  • La audiencia aportó comentarios, anécdotas y preguntas. La próxima semana les daré las otras “5 Maneras Efectivamente Necias de repeler la Bendición”, espero que la primera entrega de este sermón les haya servido.

CONCLUSIÓN

Hoy hemos visto cómo los humanos tenemos la capacidad de repeler la bendición de Dios, pero también hemos visto que sí podemos acercarnos a ella, ¡atraer la bendición del Señor a nuestras vidas es posible! Les recomiendo hacer lo segundo, atraer, para esto deberá luchar con todas sus fuerzas humanas y también pedirle a Dios le ayude a alejarse de aquellas maneras que ha venido practicando que lo alejan de la bendición. Dios escuchará y recompensará su esfuerzo, pero si sigue insistiendo en su necedad, ni crea que el cielo se abrirá para usted.

Sea sabio, busque la bendición, Dios está más que dispuesto a bendecirlo, Él quiere que le vaya bien. Aléjese de las prácticas que repelen la bendición y acérquese a las prácticas que la atraen, hacer esto transformará su vida y la de su familia para siempre.

La Próxima semana las otras 5 maneras de repeler la bendición. ¡Dios les bendiga!

(*) Si desea escuchar este sermón en audio casero ––grabado en vivo y sin editar–, diríjase a mi canal de Spreaker, estará allí sólo algunos días, después borraré el sermón para dar más espacio a nuevas prédicas que constantemente estoy subiendo (recomiendo por tanto descargar la prédica en tu dispositivo para que la escuches cuantas veces lo desees). El enlace es el siguiente: https://www.spreaker.com/user/gabrielgil/10-maneras-efectivamente-necias-de-repel


by Gabriel Gil Arancibia.