DEJA DE SER PRISIONERO DE TU PASADO – 5 Consejos para ser Feliz

prisionero-del-pasado-jorge-cotaEl pasado es parte de nuestras vidas, negarlo es como “pretender ocultar el sol con un dedo”, es sencillamente imposible. Por eso, en vez de mortificarte con el ayer, ¿no te gustaría dejarlo y avanzar hacia la felicidad? ¿no sería fantástico despertarse un día y focalizarte en lo que tienes por delante en vez de estar mirando siempre para atrás? En este sencillo pero poderoso escrito te daré cinco consejos prácticos que te ayudarán a abandonar la prisión de la amargura, lugar en el que has estado demasiado tiempo…, ¡basta de oxidarte en remordimientos añejos y comienza a disfrutar de la vida que el Arquitecto divino diseñó para ti! El pasado, si no lo sueltas puede convertirse en tu calabozo de por vida.

Okey, sin más palabrería que a veces cansa vamos a lo que nos convoca, aquí van los consejos los cuales he escrito de manera sistemática (en orden, de lo más básico a lo más complejo).

1º ACEPTA QUE EL AYER EXISTIÓ. Partamos de lo más básico, el pasado en tu vida fue una realidad, nada puedes hacer para negarlo (ignorarlo y olvidarlo es una misión condenada al fracaso, te lo digo por experiencia); tampoco puedes hacer nada para cambiarlo, lo que pasó pasó, acéptalo y sigue avanzando. Deja el pasado donde está, en el ayer, hacerlo te garantiza el inicio de tu éxito. Esto parece algo sencillo de hacer pero no lo es, en realidad es el primer paso hacia tu liberación y es críticamente importante para tu desarrollo personal. Lo que trato de decirte es simple, ¡da vuelta la página! Mira lo que el sabio Qoelet nos dice al respecto: «Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que pasó» (Eclesiastés 3:15).

2. PERDÓNALOS Y PERDÓNATE. Si tu pasado contiene situaciones que te hicieron daño lo que debes hacer es algo que tal vez no te gustará leer, algo que sabes que debes hacer pero has estado posponiendo por años: Perdona. Así es, perdonar a esa persona, a esa Organización, a esa situación es un acto liberador, y perdonarte a ti mismo también. No hacerlo es como abrazar un cactus e irse a la cama con él, lo único que conseguirás es dañarte y por efecto colateral a los que amas. ¿Sabías que en muchos casos perdonar es más beneficioso para el ofendido que para el ofensor? La Biblia dice: «Quien pasa por alto la ofensa, crea lazos de amor» (Proverbios 17:9), y eso es justamente lo que necesitas, rodearte de amor el cual nunca florecerá por completo en tu vida hasta que no perdones a esa persona…, y a ti.

3. SUELTA EL AYER. Ahora bien, este consejo está muy conectado con el anterior, se podría decir que al ejecutar el perdón se producirá por efecto un acto maravilloso (casi automático), el acto de soltar el ayer. Sin embargo hay personas que andan por la vida diciendo: “perdono pero no olvido”. Afirmar esto es el equivalente a aferrarse al ancla de un buque que yace en el fondo del mar llena de algas. ¿Qué de bueno hay en hacer esto? La respuesta es simple, ¡nada! Por eso, si quieres en verdad avanzar hacia tu felicidad es importante que sueltes a esa persona, esa situación vivida, despréndete de ese lugar, imagen o cosa donde sufriste tanto. Dios, por medio de su profeta declara: «Ahora dice el Señor a su pueblo: “Ya no recuerdes el ayer, no pienses más en cosas del pasado”.» (Isaías 43:18).

4º HAZ DEL PASADO TU MAESTRO NO TU VERDUGO. ¿Qué haces allí torturándote por lo que pasó? Hacerlo es desarrollar en ti una suerte de masoquismo que a la larga te pasará factura. Lo mejor que puedes hacer es obtener lecciones del ayer incluso de aquellas situaciones injustas, así lograrás convertir tu pasado en un maestro eficiente que te obsequió cátedras del más alto nivel; en cambio si sigues llorando por los recuerdos que vienen a tu mente lo único que estás haciendo es convertir a tu pasado en un verdugo cruel que se hace más fuerte cada día…, ¡no le des ese poder! El sabio Moisés al final de sus días exclamó: «Señor, ayúdame a entender que la vida es corta para así vivirla con sabiduría» (Salmos 90:12). El Patriarca había hecho de la vida su maestra, ¿por qué no hacerlo también con el pasado que fue parte de tu existir?

5º VUELVE A EMPEZAR. Errar es de humanos, ¿lo sabías? Pero permanecer en el error es de necios, es de mediocres, ¡y tú no fuiste diseñado para vivir a medias! sino para vivir a plenitud. Por eso, en ves de quedarte en el fondo del pozo donde caíste comienza a escalar, porque si cavas ––como seguramente lo has estado haciendo estos años–– sólo conseguirás agravar tu situación. Sacúdete el ayer, despójate de las ataduras del pasado,  niégate a morir en tus recuerdos y mira hacia el cielo, allá arriba hay Uno que está dispuesto a darte la mano para sacarte del oscuro agujero. Así que arriba ese ánimo, ¡levántate, re-invéntate, energízate! y échale pa’ delante, vuelve a comenzar. Salomón sentenció: «Los justos podrán tropezar siete veces, pero volverán a levantarse» (Proverbios 24:16). Entonces, ¿eres de los que se levantan o de los que se quedan tirados a orillas del camino?

FINALMENTE…

Pasar todo el día sumido en recuerdos de antaño no es de sabios, es más bien un acto de necedad, es una condena a tu futuro…, ¡hacerlo es emitir una orden de cancelación a tu porvenir! Permanecer estáticos nos impide trabajar en nuevos proyectos: una carrera universitaria, un matrimonio, la consolidación de un negocio, escribir un libro, perfeccionar tu profesión, asentar tu ministerio, etc.

Recordar aquello tan terrible que te pasó producirá culpa, vergüenza, rencor, pensamientos de venganza, tristeza y todo eso repercutirá en que tu mente y cuerpo enfermen (dolores de cabeza, dolor de cuerpo generalizado, cansancio, desánimo), y por si fuera poco contaminará también tu espíritu. ¿Qué hacer? Vuelve a leer los cinco consejos escritos arriba, asimilarlos te llevará más tiempo que los cinco minutos que dedicaste para leer este artículo.

Tu pasado ya fue, el presente es hoy, tu futuro aún no está escrito y tú eres el escritor.


Gabriel Gil es Coach Integral Sistémico y Mentor de vidas; de profesión teólogo y por vocación divina pastor. Su misión en este mundo es “guiar a las personas hacia Dios ayudándolas a mejorar sus vidas”; lo hace a través de sus escritos, podcast, vídeos, seminarios y webinarios que imparte en América Latina y el resto del mundo.
Anuncios

MAESTROS DE LA PRECISIÓN, el arte de saber lo que quieres de la Vida.

MedicionesSiempre me ha resultado m fascinante El Encuentro Entre Jesús y el ciego Bartimeo Registrado en Marcos 10: 46-52, quiza Porque this Último me repre en Muchos: aspectos de mi vida, quiza Porque AÚN sigo aprendiendo of this mendigo o quiza Porque yo soy un Mismo , teaching uno maestros de la era mendigo en Muchos Aspectos he aquí Cual me Recuerda la de de mis de seminario Cuando yo Estudiante Hace tiempo ya: “El teólogo Es El PEOR de los mendigos” -decía el-, “se Sienta un Las Puertas del Conocimiento Pidiendo respuestas but Sólo ENCUENTRA Más y Más Preguntas “.

¿QUÉ QUIERES DE LA VIDA?

Si bien el relato en su totalidad Contiene Grandes Enseñanzas y de las Cuales ya que Hablado En un article anterior Titulado “Bartimeo y Liderazgo Proactivo” Que También Puedes Encontrar En Este blog, quiero concentrarme en La Respuesta Que nuestro de ciego le dio un Jesús CUANDO le Pregunto, “¿Qué Quieres Que Haga por ti?” (. Mc 10:51). Una PREGUNTA por Lo demás Poderosa, incisiva, Complicaciones directa y el pecado …, es Decir, ¡al grano! La PREGUNTA de Jesús Dębe interpretarse Como Si fuese Dios Mismo preguntándole a la Humanidad ENTERA rápido Cuál es Nuestra Necesidad, Qué NECESITAMOS Para Que Nuestra Vida mejore, Qué es lo Que Nos Hace Falta Para Que Nuestro Mundo funcione bien; En otras Palabras, ¿Qué quieres de la vida? Y bueno, No Hace Falta Decir Que al Igual Que Bartimeo Nuestra Necesidad Resultados de la Búsqueda obvia párrafo Dios, “ESTAMOS tan ciegos Como el mendigo of this historia”, pero …, ¿acaso TENEMOS Conciencia de Nuestra ceguera? ¿Somos conscientes de Nuestras carencias? ¿Sabemos En Realidad Lo Que Nos Hace Falta Para Que Nuestra Vida Feliz mar, plena, Productiva? El ciego lo sabia bien, El ESTABA ciego fisicamente y queria ver de nuevo …, ¿sabemos Nosotros rápido Cuál es Nuestra Necesidad?

Esto Me Lleva un Interpretar las Palabras de Santiago De Una Manera Distinta poco de la ONU: “Pedis y no recibís Porque pedis mal” (Santiago 4: 3). Piensa en esto Momento de la ONU, ¿Cuantas de NUESTRAS Oraciones no reciben contestación Porque En Realidad no apuntan a nada en Específico? Son Plegarias sinceras, Que NACEN del Corazón, con lágrimas y de tareas, pero …, ¿Oraciones hijo Específicas? ¿Hijo Peticiones claras, Objetivas, entendibles Para ti? Yo se que Dios conoce Todo Lo Que NECESITAMOS (Mateo 06:32), Pero ESE No Es El Punto Sino, ¿tu que conoces mejore Mismo Necesitas Para Que tu vida? Bartimeo lo sabia, El no necesito 3 Días de ayuno párrafo meditar En que le contestaría al Maestro, su Respuesta FUE inmediata …, ¡el ciego no podia ver but Tenia Una meta clara en su mente! Cuando No TENEMOS claridad Sobre Lo Que Queremos conseguimos poco o nada en la vida, olvidamos Que, “Jamás daremos en el blanco Si No uno TENEMOS al cual sea Apuntar” (Zig Ziglar).

¡QUIERO VER!juegos del hambre-, -mujer, -arquero, -arco, -flecha-185548

¡Quiero ver! DIJO Bartimeo. Su Respuesta FUE Como un Disparo, Rápido, certero, “una estocada de acertividad”. Y bien sabemos Qué produjó ESTO: sanidad. Sí, la Demanda del ciego FUE escuchada por el Maestro, su PETICIÓN FUE respondida al instante, en Fracción de Segundos su vista nublada comenzo a recuperarse Hasta Que Pudo ver Lo Que los antes ESTABA prohibido para El. Bendito milagro Que Trajo bendición a la vida of this pordiosero.

Pero, ¿te tiene un puesto m Pensar el porqué de la Respuesta del ciego? Ante la PREGUNTA de Jesús, “¿Qué Quieres Que Haga por ti?”, El ciego no DIJO “bendíceme, Saname, Cúrame, trabajo de la ONU dama, Resuelve mis Problemas Financieros”, Ya sabes, las Típicas Oraciones Nuestras. EL FUE Preciso, no se fue por las ramas, simplemente declaro Lo Que en verdad necesitaba …, ¡ver! Y ESTO me hace Pensar Que los muchas de las bendiciones reservadas párr Nosotros las perdemos por Falta de precisión Que, de objetividad, de claridad; y no me refiero Solo a Nuestras Oraciones -QUE Muchas Veces hijo ambiguas-, Sino a la vida misma. Si fuésemos Más Precisos Como Bartimeo seguramente gozaríamos de mejor salud Física, mental, emocional y espiritual de Hasta, ¿QUÉ por? Porque sabríamos Lo Que querríamos con exactitud, o mar, tendriamos Objetivos claros Que Perseguir, Metas de corto, mediano y largo Plazo; de Hecho si fuésemos Más claros con Nosotros Mismos ya tendriamos ONU Propósito de Vida el cual sea Perseguir un diario, y mis ESO amigos nos Haría en verdad Más felices, Pero la Triste realidad es es vamos por la vida sin saber Qué Mismo deseamos de ella. Nos conformamos con el dia a dia sin Certeza Tener de Queremos Que Lo Para Los Próximos 10, 20 o 50 años.

369.793A Veces nos comportamos Como Aquel Que Va un Un restaurante y al leer la carta de Menús no se deciden Pedir Que, Despues De Llega Tiempo ONU el mozo párr Escribir La Orden y la persona aun no decidida ESTA. ¿Qué crees Que Hará el mozo? ¿Esperará por ti? Claro que no, sencillamente se ira un Atender otra mesa Donde los comensales ya Tienen Lista la orden. ¡Así Mismo es la vida! ESTA no esperará por ti, las Oportunidades se las llevarán Otros Si No Sabes Que Es Lo Que Quieres. Si ninguna Proyectos Tienes, Metas, las ideas claras Sobre Lo Que es verdad Necesitas párrafo Mejorar tu vida el asunto f Será sencillo, seguiras Mirando el menú MIENTRAS Otros ya estaran disfrutando de su comida.

Bartimeo ESTABA listo Cuando Se presento el Siervo Tomar párr la orden, El no dejo la del que GRAN OPORTUNIDAD Que ESTABA esperando se le escapara de las manos, la tomo de Inmediato, ¿Como Hizo ESTO? Porque Sabia con Certeza Lo Que Le Falta HACIA párrafo maximizar su vida, Ya sabes, Para Que Pudiera Experimentar libertad total de …, el ciego necesitaba ver y lo expreso con Dos palabras tan claras imposible Que Seria mal Ser interpretado: QUIERO VER.

Pero, ¿Será que this ciego sin Tenia Otras Necesidades Como por EJEMPLO Un trabajo Que Lo pudiese sostener financieramente Para Que dejase de mendigar? ¿Acaso no necesitaba Una casa Donde habitar ya Que Vivia junto al camino, en la calle? ¿Es Que no necesitaba Una Esposa con quien Tener Una Familia y asi ser feliz Como CUALQUIER hombre? Supuesto Por que sí, Bartimeo Tenia Todas AEE Necesidades y los muchas Más Como CUALQUIER mortal, but ÉL Supo discernir rápido Cuál era su NECESIDAD ALFA, Aquella Que Una Vez resuelta le ayudaría un CONSEGUIR Otras. Bartimeo FUE a la Raíz de su Problema: ¿Qué Sacaba con Pedir Esposa, financiero sustento, casas, y Otras Demandas si El Motivo de su desdicha radicaba en su ceguera Física? Bartimeo “la Tenia clara”, era ciego Pero No tonto, El Sabia Que Un Objetivo claro es el motor Que activa Otros motores en Tu Mundo …, ¡Así Funciona la vida! ¿Y Que por sabes? Elemental, ¡nadie Quiere Seguir a alguien Que No va SABE párrafo Donde!

Termino con ESTO:luchamos1

Jamás llegaras a ninguna parte Hasta Que no sepas A Donde Quieres Llegar. Las Palabras de Séneca lo mejor Dicen: “Todo camino es bueno Para El Que No SABE párrafo Donde va”. ¿Me hice entendre? Te lo pongo Así: Bartimeo recibio su sanidad Porque sabia exactamente Lo Que queria. La vida Suele responder Positivamente a Quienes Saben Lo Que Quieren, es Como una aliada Poderosa de Aquellos Que demandan con objetividad Lo Que Quieren CONSEGUIR En Este Mundo.

¿Y tú, Qué quieres? Respondes Si, “ser feliz quiero”, déjame decirte algo: Tal Objetivo es ambiguo, Necesitas Ser Más Preciso. Respondes Si, “quiero una mejor Relación con Dios”; lamento informarte Que eso también es ambiguo. ¡Vamos! PUEDES Hacerlo Mejor Que eso …, sé ONU maestro de la Precisión. Atrévete a decirle un jefe tu, “Necesito un Aumento de sueldo En Esta cantidad”, dile a tu Esposo, “Cambia tu Actitud baño Tal y cuentos áreas, Asi demostrarás Que en verdad me quieres”; Dile a tu hijo Que mejore su Comportamiento en los AEE Cosas que te irritan y Sabes Que CAUSAN Daño …, ¡dile a la vida lo Que Quieres, Confía en Dios, Actúa conforme à tus Objetivos y La Oportunidad aparecera! Pero si sigues balbuceando lo Que Quieres Que Como un bebe sin Hablar SABE, mira, el Maestro Pasará de largo y la sanidad se la Llevara “El Cojo de la esquina” y tu seguiras Siendo ciego.

PD Deja Un comentario y Comparte esta publication. Gracias.-


Grabando Programa de Radio LA VIDA AHORA
Grabando Programa de Radio LA VIDA AHORA

Gabriel Gil es el entrenador sistémico integral y mentora de vidas, de profesión teólogo. Su Propósito En Este Mundo es “guiar a las personalidades Hacia Dios ayudándolas a mejorar SUS vidas”. Es fundador y director de Menthor, Consultora en Desarrollo Humano. A Través de this consultora ha impartido Seminarios presenciales, Talleres y charlas desde México un Chile; y Seminarios virtuales personas (webinarios) un Varias en Diferentes Continentes. Muchos Líderes de han Logrado subir su Nivel de Eficiencia y personal organizacional con los Programas de Entrenamiento Que Gabriel ha CREADO.

¿CÓMO SABER SI QUEDARME O ABANDONAR? 5 FORMAS DE “DISCERNIR” LA VOLUNTAD DE DIOS

cara-duda-hombre¿Te has preguntado alguna vez cómo saber con exactitud cuando es el tiempo de avanzar o dejar una relación amorosa, sociedad, negocio, proyecto, trabajo o ministerio? En palabras cristianas-evangélicas, ¿cómo saber la voluntad de Dios en tal asunto? Bien, si eres de los miles que se hacen estas mismas preguntas eres bienvenido a este artículo, reflexión pensada en personas comunes que aunque practicantes de los principios del Reino se han enfrentado en más de alguna ocasión ante una decisión crucial: ¿Seguir o abandonar? ¡Esa es la cuestión!

Hablemos primero del Club de “Los Voluntad de Dios”.

En mis años como pastor y docente teológico me sigo encontrando con aquellos que simplifican su vida y la complejidad de lo que esto implica con una sola frase: “Hay que discernir la voluntad de Dios”. Sí, me refiero a esas personas que con un aire místico resuelven todas sus decisiones y la de los demás con esta bendita afirmación. Resulta tan fácil para ellos encontrar la voluntad de Dios que a veces me pregunto, ¡¿por qué rayos no puedo acceder a la divinidad como lo hacen esas personas?! (jeje) ¿Será que me hace falta orar más? ¿leer la Biblia más? ¿ir más a la iglesia? ¿hacer mis penitencias? En realidad hago todo eso y más, pero conocer la voluntad de Dios es mucho más profundo que declararlo, de ahí que los miembros del “club de la voluntad de Dios” son personas sinceras en su afirmación, pero poco prácticos a la hora de enseñarles a los “simples mortales” cómo se hace para discernir la voluntad del Todopoderoso, simplemente no logran aterrizar su mensaje espiritual a uno más terrenal donde nos encontramos la inmensa mayoría. Los de este club son personas que sin lugar a dudas tienen la firme convicción de escuchar a Dios mismo hablándoles y eso está bien, así debería ser, pero…, ¿podrían enseñarnos cómo también nosotros podríamos escuchar al Señor diciéndonos de manera explícita qué hacer? Y un silencio teológico los embarga.

La Enseñanza Clásica.

A menudo me encuentro con las típicas enseñanzas de cómo discernir la voluntad de Dios en los púlpitos de colegas, enseñanza que ha sido pilar en la vida de la iglesia y que no debe ser descartada, al contrario, debe ser estudiada con respeto, admiración y una profunda asimilación.

leerbiblia1. Lee la Biblia: Leer la Biblia a diario y estudiarla nos ayudará a tener más posibilidades de discernir la voluntad de Dios para cualquier asunto, ¿por qué? Sencillo, cuando leemos las Escrituras nuestra mente recibe la información correcta y necesaria para hacernos más sabios en las cuestiones de la vida. Se los pongo así: Estamos tan bombardeados con información de todo tipo que nuestro cerebro se ve saturado (la información sin formación produce deformación), entonces la Biblia actúa como una lámpara que nos guía por el camino de la vida. Sí, leer el Libro Sagrado nos hace más inteligentes, hábiles, acertados a la hora de decidir los asuntos más sencillos y los complejos también porque actúa en el centro de la toma de decisiones de nuestro cerebro (Salmos 119:105, Josué 1:7-8; Hebreos 4:12).

2. Ora a Dios y pídele Discernimiento: Es sabido que la oración es poderosa porque abre puertas y las cierra también. De ahí que incluso estudios científicos afirman que las personas que oran son más felices ¡y así es! Por eso el Maestro de Nazaret nos declaró: “Pedid y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá” (Mateo 7:7). Y esto de pedir, buscar y llamar debe ser un hábito si en verdad deseamos saber cómo decidir bien, es un asunto “de vida o muerte”. En la oración podemos encontrar sabiduría (Santiago 1:5), fortaleza para el alma y así no caer en tentación (Mateo 26:41) y respuesta a nuestras peticiones (Filipenses 4:6). Por lo tanto, la disciplina de la oración nos acercará aún más al conocimiento de la voluntad del Padre.

esuchar-a-dios3. Deja que Dios te Hable: Finalmente en la doctrina tradicional se nos enseña el dejar que Dios nos hable, y esto puede ocurrir por medio de una predicación dominical, por el consejo de un líder espiritual, un sueño proveniente de Dios, una alabanza que te entrega un mensaje o incluso por medio de una profecía. Todo esto es típico en la liturgia cristiana evangélica, por tanto no es extraña para quienes llevan años en el mundo cristiano; sin embargo, es quizá la forma más “peligrosa” de discernir la voz de Dios porque dependerá de dos factores críticos: 1) El emisario, 2) La hermenéutica del receptor. Y no obstante, muchos son los testimonios de personas que en verdad han descubierto la voluntad divina por medio de una teofanía especial, desconocer estos casos sería ignorante y arrogante, pero insisto, es un camino difícil y resbaladizo, no obstante, “Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas” (Amós 3:7).

Sigue las Señales…, Insisto, ¡Sigue las señales!

Ahora bien, todo sería más fácil si pudiésemos escuchar la voz de Dios de manera audible al estilo Abraham, Moisés, David y todos esos personajes del Antiguo Testamento que parecían tener el celular de Dios, ¿verdad? pero en la vida real -aquí y ahora-, a menudo se nos torna difícil esto. Como diría el santo Agustín de Hipona, “hay tanto ruido en la ciudad que no puedo escuchar la voz de Dios”. No obstante, si a la enseñanza tradicional le sumamos algunos consejos que he escrito para ustedes es muy probable que podamos discernir respecto a avanzar o salir de cualquier situación, claro, siempre agudizando nuestros sensores espirituales porque a fin de cuentas la última palabra la tiene el Jefe Supremo, ¿capiche?

1. Jacob y Labán (leer Génesis 30 y 31).

Luego de quedarse con su suegro y comenzar a formar su propio ganado según lo acordado con su ex-jefe y ahora socio, las cosas anduvieron bien algunos años pero llegó un momento en que las circunstancias declaraban a todas luces que era tiempo de salir. El porfiado de Jacob debió salir en su primera discusión, pero decidió quedarse…, mal por él (Gn. 30:29-30). ¡Qué importante es poner atención a las señales que te da la vida! Si hiciéramos esto nos ahorraríamos muchos dolores de cabeza; es que hay personas que siguen por años en la misma empresa y relación cuando hacía tiempo que debieron salir pero siguen allí como esperando “un cambio”; pobres ilusos incapaces de discernir los estadios y  luego se quejan del porqué sus vidas son tan sombrías. Jacob debió salir, pero se quedó 6 años más aguantando miserias (Gn. 31:38); en total fueron 20 años de penurias.

Veamos las Señales que la Vida le Obsequió al Patriarca:gmbmexdx-1322514847-700x464

  • Primera señal: Los hijos de Labán andaban diciendo que Jacob se había enriquecido a costa de su padre, sus propios cuñados hablaban mal de él (31:1). ¿Cómo creen que esto le hizo sentir?
  • Segunda señal: Labán ya no lo trataba como antes (31:2). ¿Te ha pasado esto, cuando percibes que algo se “rompió” en tu empresa, relación, sociedad; cuando el encanto ya no está en la Organización a la que perteneces?
  • Tercera señal, y la más clara de todas: Dios le habló claramente y le dijo que se fuera a tierra de sus padres (31:3). Sólo los rebeldes y obstinados persisten en algo que Dios ya ha desechado.
  • Cuarta señal: Su suegro y “socio” lo seguía tratando como a un jornalero, además de engañarlo y cambiarle el sueldo muchas veces (31:7). Fue Silvester Stallone quien en la película Rocky VI desafía a su hijo con estas palabras: “Si crees que vales más de lo que te pagan, entonces sal y consigue lo que tú crees que vales, pero debes estar dispuesto a recibir los golpes que la vida te dará”, este diálogo sencillamente me encanta y nos haría bien en anclar.
  • Quinta señal: Sus esposas Raquel y Lea apoyaban cien por ciento a Jacob en la nueva aventura que se estaba gestando, es decir, salir de la sombra de Labán pues “ni ellas mismas recibían buen trato de parte de su padre” (31:14-16). Y debo agregar: Cuando un hombre es respaldado por su esposa en cualquier emprendimiento, ten por seguro que tienes hartas probabilidades de triunfar.

2. Elías y el Arroyo del Jordán (1ª Reyes 17:2-9).

En el relato bíblico se nos cuenta que la sequía llegó a todos los rincones del país hebreo por eso Dios le dijo a Elías que se fuera a un arroyo cerca del Jordán donde sería alimentado por el Señor mismo -la historia ya la saben-. Sin embargo, tiempo después el riachuelo se secó y nuevamente la voz de Dios se hizo sentir en el profeta al decirle, “Ve ahora a Sarepta de Sidón…” (v. 7).

515f1ef0db15a_615x409Ahora bien, nótese que el Señor habló a su siervo cuando el arroyo se secó. ¿Será que lo hizo por medio de voz audible? Es muy probable pues esto solía ocurrir con ciertos personajes veterotestamentarios, pero además es muy seguro que Elías comenzó a ver cómo día a día su provisión de agua se secaba cada vez más. Sí, seguramente el agua comenzó a desaparecer lentamente y así transcurrieron los días hasta que el profeta tuvo que tomar una decisión en base a una pregunta: ¿Me quedo o me voy? Su decisión afectaría su vida significativamente. Si decidía quedarse se “secaría” al igual que el arroyo; si se iba encontraría la vida, aunque esto significa irse a vivir a expensas de una pobre viuda, lo cual nos enseña que “salir de la zona de confort implica moverse -en ciertas ocasiones-, a lugares aparentemente peores que el anterior”, y no obstante, si hacemos la movida en la voluntad de Dios, incluso la “viuda puede alimentarnos”.

Pero lo crucial en el caso de Elías es que el él no sólo escuchó la voz de Dios, usó el “sentido común” para discernir que era tiempo de moverse. Elías vio con sus propios ojos cómo el arroyo se secaba y entonces salió de Querit hacia Sarepta. Esto debe enseñarnos a movernos cuando vemos que “el arroyo en el que estamos se está secando”; o sea, cuando la relación amorosa, el negocio, la organización comienza a “apestar” producto de la sequedad. Pero ojo, esto de movernos puede ser tanto solos como en compañía. A veces Dios quieres que dejes el arroyo y te muevas solo, pero en otras deberás moverte con tu esposa/o hacia Sarepta donde juntos serán sanados, allí en el desierto, en casa de la viuda. ¿Cómo discernir esto? y otra vez caemos en la pregunta del millón, pero sólo vos te puedes responder pues no hay recetas iguales.

Conclusión.

A Jacob le tomó 20 años salir del lado de su suegro, veinte años en que su vida se hizo miserable a pesar de que las señales hablaban por sí solas; a Elías en cambio le tomó un par de semanas entender que debía moverse porque o si no se moría al igual que el arroyo. Por otra parte, en ocasiones debemos quedarnos en cierto lugar -trabajo, relación, proyecto u organización-, hasta que tengamos plena certeza de lo que debemos hacer.  Y esta certeza se puede conseguir siguiendo los siguientes consejos, consejos que en verdad son el resumen de todo lo escrito en este artículo:

  1. Leyendo la Biblia todos los días y haciendo caso de lo que ella dice
  2. Orando a Dios todos los días pidiendo el descubrimiento de Su voluntad
  3. Siendo sensibles a las teofanías del Señor quien a menudo habla claro
  4. Siguiendo las señales que la vida te da
  5. Siendo obedientes y no porfiados, procrastinadores ni miedosos a la hora de salir cuando ya tenemos la certeza de hacerlo.

Seminario dictado en Guayaquil: Liderazgo de Mentoría
Seminario dictado en Guayaquil: Liderazgo de Mentoría

Gabriel Gil es coach integral sistémico y mentor de vidas, de profesión teólogo. Su propósito en la vida es “guiar a las personas hacia Dios ayudándolas a mejorar sus vidas”. Es fundador y director de MENTHOR, Consultora en Desarrollo Humano. A través de esta consultora ha impartido seminarios, talleres y charlas desde México a Chile de manera presencial, y seminarios virtuales a varias personas en diferentes Continentes. Muchos líderes han logrado subir su nivel de eficiencia -personal y organizacional-, al tomar los programas de entrenamiento que Gabriel ha creado.

¿ÉL/ELLA ES EL INDICAD@? 8 VERDADES QUE TE EVITARÁN UN DESASTRE

10801699_10205261552116006_7123074818019469960_nUna de las 7 Decisiones Cruciales en la Vida de todo Joven.

Introducción.

El presente artículo está orientado a aquellos jóvenes y señoritas cristianos que están de novios, enamorados o “pololos” (chilenismo utilizado para referirse a una relación de pareja) y que están pensando a largo plazo, me refiero a una relación duradera, para toda la vida. Personas que ya terminaron sus estudios universitarios o están trabajando y que ahora enfrentan un nuevo reto: ¿Me casaré algún día? ¿con quién? ¿como sabré si él o ella es la persona que Dios tiene para mí? ¿y que pasa si me quedo solo/a? Preguntas que nuestros jóvenes se hacen y que a más de un alma tienen atormentada. Y es que una relación de pareja duradera -me refiero al  matrimonio-, no es algo que deba tomarse a la ligera, más bien requiere seriedad, reflexión, oración y asesoría. Pero también este artículo puede ser de utilidad a jóvenes más tiernos de edad con una madurez emocional tal que saben que el “pololeo” no es juego. Aunque también el presente escrito puede ser de utilidad para jóvenes que no están en ninguna relación amorosa por diferentes motivos pero que tienen preguntas que aquí serán respondidas.

Así las cosas, pensando en los muchos jóvenes con los que me he encontrado en mis seminarios es que presento estas sencillas líneas con aportes propios y también de autores que he investigado. Por eso crees que este artículo es de ayuda léelo y compártelo. De todas maneras hay suficiente documentos en la web al respecto, pero recuerda este axioma universal: “La información, sin formación produce deformación”. Mi objetivo no sólo es informarte, sino también formarte.

La presente nota ha resultado bastante extensa, te animo a darte el tiempo para leer. Puedes hacerlo todo de una vez o de manera pausada, lo importante es que leas.

1. Lo primero es lo primero: ¿Quiero Casarme?

La sociedad de hoy ha cambiado y mucho. Son varios los temas que actualmente se han relativizado, uno de ellos el matrimonio. Es común encontrar parejas que pudiendo casarse no lo hacen, ¿por qué? La respuesta es casi al unísono: “estamos probando para ver si esto funciona”. Otra respuesta es: “Un papel no significa nada, lo que vale es nuestra relación”. Y por último algo que se repite en muchos es: “El matrimonio no es necesario, Dios sabe que la amo, ¿para qué complicarnos la vida?”. Amigos, esto no debe ser así. Los cristianos afirmamos que el matrimonio es el espacio correcto para proyectarnos de por vida con nuestra pareja, donde experimentamos placer sexual de manera sana y segura, que además nos permite preservar la especie humana de manera natural. El matrimonio brinda compañía, seguridad, empatía. Sí, el matrimonio no sólo es uno de los “sacramentos eclesiásticos”, es la Institución divina para que un hombre y una mejor alcancen su plenitud. Yo opto por el matrimonio, ¿y tú?

por lo tanto la pregunta “¿quiero casarme?” es legítima y toda persona debe hacérsela, sin presiones ni prejuicios.

2. Soltero/a por Decisión.

Pero, ¿qué hay de los solteros? ¿ son menos cristianos que el resto? ¿debemos tener compasión o lástima de ellos? ¿hay  algo malo en estas personas? ¡Epa! El tema de la soltería merece un artículo por separado, no nos apresuremos a juzgar a estos individuos -ya sabemos que somos muy rápidos para eso-. Debemos ser respetuosos y entender que hay personas que decidieron optar por la soltería como su estilo de vida (aunque algunos pudiendo casarse y habiendo tenido la oportunidad no lo hicieron por factores que merecen un documento completo). Así entonces nada malo encontramos en los solteros -hombres y mujeres-, ellos simplemente disfrutan la vida de otra manera. Tengo amigos y amigas solteros que son bastante felices así, no les falta nada ni desean casarse. Estas personas son tan cristianas como el resto. Así que cuidado con apuntarlas con el dedo o avergonzarlas desde el púlpito o violentarlas con bromas pesadas, recordemos que San Pablo decidió vivir como soltero y esta condición permitió el avance del evangelio en el Mediterráneo. Un día escribiré respecto a las bendiciones de ser una persona soltera, pero ahora vuelvo al tema que me concentra.

3. No Juegues con Fuego.petting

Ahora bien, quiero hablarles a aquellas parejas de novios, “pololos” o enamorados que tienen una relación amorosa hace aaaaaaaños (5, 6, 7 y hasta 9 años de novios). No me refiero a aquellas parejas que ya están viviendo juntas y que incluso tienen hijos, sino a aquellos novios que llevan tiempo juntos y que eventualmente “prueban el pastel antes del recreo” ( ya saben a que me refiero, no se hagan los mojigatos jeje). Sí, aquellos que ya no les basta sólo besos y abrazos, quieren y necesitan algo más, y constantemente pasan la línea de respeto y avanzan a tocaciones sexuales e incluso sexo explícito una y otra vez, una y otra vez y una vez más. Su justificación para esto es: “Pastor, es que nos necesitamos mutuamente y ya vamos a casarnos”… ¡pero se están casando hace 10 años ya y aún no lo hacen! Luego de las tocaciones o sexo se arrepienten y juran que nunca más lo volverán a hacer. Para hacerse más creíble el cuento se apresuran a asistir a la iglesia con fidelidad y prometen a Dios santidad, pero ya sabemos el final de esa historia, los juegos sexuales vuelven sin nadie que los controle (si algún penitente fue tocado con estas líneas diga amén jeje).

¿Qué les puedo decir a esas parejitas?… ¡cásense, contrólense o sepárense! Mira lo que dice Pablo en 1ª Corintios 7:8-9, “Yo preferiría que tanto los solteros como las viudas se quedaran sin casarse como yo; pero a cada uno Dios le ha dado capacidades distintas, a unos de una clase y a otros de otra. Pero si no pueden dominar sus deseos sexuales, es mejor que se casen. Como dice el dicho: «Vale más casarse que quemarse».

Expertos en consejería matrimonial aseguran que una relación de noviazgo no debería durar más allá de 2 a 3 años. ¿Por qué? Los expertos dicen que después de ese tiempo existe una gran posibilidad que las parejas busquen el sexo explícito de una u otra manera, que se vuelva monótona la relación y que incluso puedan estar con la persona equivocada, pero como llevan tanto tiempo juntos se ciegan a ver otras posibilidades. Luego, cuando finalmente se casan la relación no es mejor que la de aquellas parejas que fueron novios por un período de tiempo más corto, dos o tres años máximo y sin juegos sexuales previos, esto ha sido comprobado.

Todo esto me hace pensar en nuestros padres o abuelos, ellos no sabían de relaciones largas, se conocían y al rato se casaban. Que curioso, muchos de ellos llevan 40, 50 o más años de casados en la actualidad.

4. ¿Existe la Pareja Ideal?

¡Claro que no! El idealismo es eso, una idea, un sueño. No nos frustremos por esto. Mira lo que dice Débora de Sá: “La perfección no existe, mucho menos cuando de relaciones personales se trata. Lo que sí es verdadero es que en el mundo del amor hay personas con las que engranamos de forma increíble y otras con las que no conseguimos hacerlo. Y claro está que todos deseamos a nuestro lado a alguien que pueda complementarnos y construir junto a nosotros un futuro, por eso la búsqueda de esa persona es algo constante para muchos”. Las palabras de esta mujer cobran mucho sentido sobre todo si entendemos que muchos matrimonios felices llevan años juntos, pero su concepción de pareja ideal -cuando eran solteros-, no tiene nada que ver con el cónyuge actual.

Alexandre Courtiol y un equipo de investigadores de las universidades de Montpellier y Toulouse en Francia, concluyeron que los rasgos deseados y los reales no coinciden ni para las mujeres ni para los hombres, por lo que podría afirmarse que la gente está lejos de encontrar a la pareja ideal. Un poco desilusionante y frustrante para muchos, pero un tanto más realista. Los investigadores estudiaron las preferencias de 116 parejas heterosexuales de la ciudad de Montpellier en ámbitos como la estatura y la masa corporal, que muestran casi toda la variedad de formas del cuerpo humano. Luego compararon los resultados con las parejas que tienen estas personas en la vida real y no se parecían.

Una cosa es cierta: Hollywood, Disney, MTV y otros medios han plasmado en el subsconciente de nuestros jóvenes el ideal de pareja, ya sea un apuesto príncipe azul o una curvilínea mujer de aspecto irreal. ¡Pamplinas! Los que llevamos años en el mundo del matrimonio sabemos que los estereotipos no funcionan, lo real supera a la ficción y así es mejor.

No obstante, ¿significa entonces que no debemos hacernos una idea de cómo queremos a la pareja que nos acompañe por el resto de nuestra vida? No he dicho eso. Es más, nuestros gustos siempre estarán presente en las elecciones que hagamos en la vida, esto incluye a nuestra pareja. Pero los cristianos no nos dejamos llevar por las puras emociones -si bien son importantes-, hay algo más eficaz que solemos llamar “la guianza del Espíritu Santo”.

5. No os Unáis en Yugo desigual.mi-relacion-matrimonial-es-un

Conocido es el versículo que he puesto por subtítulo en este punto, incrustado en 2ª Corintios 6:14. Y ha sido usado por miles de predicadores, maestros y consejeros matrimoniales a lo largo de los años, si bien debemos ser honestos al decir que el versículo no se encuentra en un contexto de enseñanza respecto al matrimonio o noviazgo, pero no lo excluye. 2ª Corintios 6:14 puede ser aplicado tanto a uniones de todo tipo como sociedades, compañerismo, amistades, negocios y contratos.

Pues bien, hace 18 años que Fabiola y yo firmamos un contrato nupcioal ante un Oficial del Registro Civil del Estado Chileno. Recuerdo muy bien las palabras de aquella Oficial: “Este es un contrato de muto acuerdo entre un hombre y una mujer con testigos que dan fe de este compromiso”. Y si no me equivoco en el mundo occidental el matrimonio es -legalmente hablando-, un contrato. Los abogados que me siguen pueden dar más luz respecto a esto. Así entonces el matrimonio es mucho más que romance, luces, rosas y sexo, es un contrato ante Dios y los hombres.

Ahora bien, respecto a unirme con una pareja bajo un contrato matrimonial yo prefiero seguir las indicaciones de la Biblia: “No participen en nada de lo que hacen los que no son seguidores de Cristo. Lo bueno no tiene nada que ver con lo malo. Tampoco pueden estar juntas la luz y la oscuridad. Ni puede haber amistad entre Cristo y el diablo. El que es seguidor de Cristo no llama hermano al que no lo es” (2ª Corintios 6:14-15). Comenzar una relación de enamorados o pololos es algo donde este verso debe aplicarse sí o sí, es una premisa que los enamorados deben considerar. Como pastor y mentor sugiero que la pareja a escoger sea un cristiano/a de verdad, un hombre o mujer transformado por el poder de Cristo, esto ayudará enormemente a eso que los expertos llaman “compatibilidad”. Pero, ¿por qué crees que tú podrás cambiarlo si Cristo lo no la he hecho? No te engañes.

Por supuesto que estas líneas no han de gustar a quienes están de novios con personas no cristianas, pues en su interior albergan la esperanza de que esa persona es el indicado o indicada. ¿Te has encontrado con personas que afirman que su novio es el indicado, el perfecto, el “voluntad de Dios”? Ajá, es muy difícil asesorar a esas personas que se cegaron, es como intentar besar un tren a alta velocidad. Lo único que digo es que si la Biblia recomienda no asociarme con “yugos desiguales”; es decir personas que no van por mi mismo camino, pensamientos, principios, convicciones y credos… ¿para qué insistir? Asesores en consejería matrimonial aseguran que hay mayor  probabilidad de éxito en una pareja cuando ambos comparten las mismas creencias, esto incluye la fe.

Mira lo que dice este texto, te encantará. Nótese el imperativo utilizado aquí:

“La casada está unida a su esposo mientras el esposo vive. Pero si el esposo muere, ella queda en libertad de casarse con cualquier hombre, con tal de que sea cristiano” (1ª Corintios 7:39). ¡Touché!

Un consejo para las señoritas que me leen antes de avanzar a otro punto: ¡No podrás cambiarlo! Así de simple. Son muchas las damiselas con las que me he encontrado y me han dicho: “Pastor, yo pensé que iba a cambiar”. Error, tú no estás llamada a cambiar a nadie, el cambio es personal. Sólo Dios puede cambiar al ser humano, pero depende de la decisión de cada uno.

El reconocido conferencista internacional y éxito de ventas en libros de noviazgo y matrimonio David Ormachea dice: “En el noviazgo abre bien los ojos, en el matrimonio ciérralos”.

Por otra parte, el que tu pololo o novio sea cristiano, no te asegura el éxito en la relación, hay otros puntos importantes a considerar. ¿Aún tienes ánimo de leer o ya comenzaste a odiarme? Sigue leyendo pues.

6. Señales que te ayudarán a Reconocer a la Pareja Correcta.

He investigado libros, autores y páginas web. Te presento las señales más claras y acordes con nuestros principios cristianos que podrán ayudarte a discernir la voluntad de Dios para tu relación. Recuerda que muy a menudo Dios nos habla por señales, ¿las estás viendo?:

a. Contar con un nivel suficiente de afinidad además de entendimiento psicológico y emocional.

b. Ideas en común sobre la vida familiar y la convivencia, los hábitos de trabajo de cada uno y el valor que establecen a su profesión o trabajo.

c. Nivel de madurez y equilibrio emocional de cada uno, estabilidad económica y capacidad de generar ingresos y la importancia que le otorgan a la distribución de los recursos.

d. Apoyarse mutuamente como amigos, compartir algunas aficiones, gustos y momentos, sentir que se crece y evoluciona con la otra persona.

e. Comprobar si están de acuerdo en valores religiosos, culturales y morales, la capacidad de compromiso y fidelidad.

f. Cultivar el realismo, porque la atracción hacia la otra persona puede aumentar o disminuir en la medida que se reconocen sus defectos y virtudes.

g. Si una persona nos gusta y atrae, pero no nos divierte hablar con ella, tenemos dificultades para compartir nuestros sentimientos y deseos o nos aburre, es muy probable que la relación no perdure.

h. Antes de formalizar una pareja hemos de analizar nuestro propio proyecto de vida, para ver qué lugar ocupa la otra persona en ese plan, si las aspiraciones y deseos de ambos son compatibles.

i. Conocer bien a la familia de la pareja, para así entender como ha influido en su comportamiento.

También es importante conocer opiniones de familiares, amigos y líderes espirituales si los tuviera (sacerdote, pastor, capellán, rabí).

7. Algunos Consejos para Encontrar Pareja.

A menos que tengas la paciencia de Adán el cual se durmió y al despertar tenía una Eva a su lado, he encontrado algunos sanos consejos que pueden ayudarte en la búsqueda de tu pareja para toda la vida, consejos que pueden despertar en ti la proactividad necesaria para hallar el amor de tu vida porque sentado/a allí detrás de tu computador un día viernes ni creas que hallarás a la chica de tus sueños, ¿capiche?

a. Aclara tus deseos.

Decir “quiero una pareja ideal” o “perfecta” es muy simple, pero ya sabemos que el idealismo y perfección no funcionan en este tema. Entonces, ¿qué debe tener esa persona?, ¿qué hace que para ti alguien sea la indicada?. Tener claro cuáles son esas características imprescindibles te ayudará a establecer un filtro mucho más efectivo a la hora de buscar pareja, y es que en el mundo existen millones de personas, pero cuando comienzas a determinar que importa para ti la lista se reduce.

b. Separa lo físico de la personalidad y el intelecto.

Está claro que lo que hay por fuera es lo que nos hace girar la cabeza y fijarnos en el otro, pero por más repetitivo que suene es necesario saber que lo físico no es lo único importante.

c. Imprescindible v/s aceptable.

La perfección no existe, por eso es importante aprender a conocernos bien y establecer nuestras prioridades en cuanto a la elección de una pareja para saber que cualidades son para nosotros imprescindibles y cuáles no nos gustan pero podemos aceptar.

d. Sal de casa.

Una vez que tu mundo interno esté en orden, que sepas lo que quieres y lo que no y que estés abierto a conocer a alguien entonces deberás salir de casa y animar tu vida social. A menos que te enamores de tu vecino(a) o del repartidor, difícilmente esa persona ideal llegará a tocar a la puerta de tu casa, por eso es importante salir a la calle. Intenta en la medida de lo posible de acudir a los lugares donde piensas que podría estar esa persona que comparta al menos tus aficiones.

* Para los cristianos el mejor lugar para encontrar la pareja indicada es en la iglesia o eventos cristianos: Conciertos, confraternidades, vigilias, encuentros, campamentos juveniles, etc. Por otra parte, si eres demasiado trabajólico es difícil que encuentres pareja, ¿la razón? Proyectas una imagen a los demás diciendo: “Tengo mucho trabajo, no tengo tiempo para el amor, no me molesten”. Dime, ¿quien quiere acercarse a una persona así?

e. Ten paciencia.

Nadie dijo que la pareja para toda la vida estaba a la vuelta de la esquina, a veces podemos demorar mucho tiempo en encontrarla, pero paciencia, si sigues estas recomendaciones es posible que con el tiempo halles a alguien con quien puedas compartir una relación de calidad. Mientras tanto disfruta de tu soltería y de la maravillosa soledad.

f. Un poco de Sonrisas ayudan.

No se trata de sonreír por sonreír y más de la cuenta -pareceríamos locos si así nos comportásemos-, me refiero a mostrar un rostro más amable, menos tosco y agrio. Recuerdo cuando conocí a mi Fabiola. Ella sencillamente me cautivó, pero lo hizo aún más cuando me regaló una sonrisa, entonces supe que ella era la mujer que Dios había diseñado para mí.

g. Completos.

Se dice que nuestra pareja es “la media naranja”. No estoy de acuerdo. Uno no se casa para que él o ella te completen, que triste sería así. Más bien uno debería intentar llegar a la madurez suficiente para cuando conozcas a la persona indicada tengas los recursos emocionales, sicológicos y espirituales para convencer a quien intentas pretender.

h. Conviértete en una persona Atractiva.

Esta verdad es innegable, grábatela y practícala: Si quieres atraer personas atractivas a tu vida debes convertirte en una persona atractiva… ¡funciona! Pero entendamos que por “atractiva” no me refiero al cuerpo exclusivamente. Cierto es que los primero que los chicos miran en una mujer “no son sus ojos” sino su cuerpo, ¿qué, acaso no lo sabías? (jeje). Pero un lindo cuerpo no es aquel con músculos bien forjados en el caso de los varones, o curvas pronunciadas en el caso de ellas. Un lindo cuerpo es aquel que se mantiene sano, equilibrado, lozano. Tengo amigas con cuerpos “generosos” que se ven súper bien. Entonces, convertirse en una persona atractiva inicia por nuestro mundo interior. Cultivar nuestra mente, elevar nuestra vida espiritual, cambiar nuestro lenguaje, comer más sano, juntarse con personas optimistas son algunas de las muchas pistas que te puedo dar para convertirte en alguien de calidad. Recuerda esto: Cuando te conviertes en una persona de calidad los perdedores se alejan de ti y comienzan a orbitar a tu alrededor hombres y mujeres sanos, sólo debes escoger con cuál te quedas, pero guiado por Dios claro está.

8. Oración y Voluntad de Dios.enamorados-1

Todo lo anterior escrito está bien, pero… ¿cómo saber si la persona con la que estoy de enamorado, pololo o novio/a es la voluntad de Dios? ¿cómo discernir lo que el Señor quiere para mí?

Esto ya lo mencionamos en una línea en párrafos anteriores: “Debes dejarte guiar por el Espíritu de Dios”. Esto puede sonar a ridículo allá en el mundo secular, pero para nosotros los cristianos es algo imprescindible, es de hecho lo primero. Discernir la voluntad de Dios en este aspecto es crucial. Ya he dicho que Dios nos habla muchas veces por señales, pero también lo hará en base a las oraciones que hagamos.

Está comprobado que los cristianos que son fervientes y constantes en la oración consiguen una vida mejor en todos los sentidos, esto incluye una vida amorosa plena. Pero la oración debe ser inteligente. ¿Debemos orar entonces pidiendo a Dios nos diga si mi pololo, enamorada o novio es Su voluntad? ¡Claro que sí! Dios va a responder, Él siempre lo hace. No más que a veces sus respuestas no nos gustan, pero Él responde.

Una oración inteligente incluye algunos elementos importantes a considerar:

– La oración inteligente es Constante: si oramos dos o tres veces en la semana por un asunto no creo que consigamos mucho. En cambio la Biblia nos enseña a ser persistentes, como la viuda que colmó al juez injusto hasta que le hizo justicia (Lucas 18). Orar todos los días es clave.

– La oración inteligente es Apasionada: El conocido autor David Yongi Cho afirma que “los milagros de Dios ocurren a las personas que los buscan de manera fervorosa”. No sé si esto tiene fundamento bíblico o no, pero algo es cierto: Los apasionados son aquellos que desean algo y no cesan hasta conseguirlo. Los apáticos, desganados y flojos consiguen poco en la vida.

– La oración inteligente es Agradecida: San Pablo fue claro al enseñar que, “No se aflijan por nada, sino preséntenselo todo a Dios en oración; pídanle, y denle gracias también” (Filipenses 4:6). El agradecimiento echa fuera la queja, el temor, el negativismo. El agradecimiento nos predispone a recibir. Agradece a Dios por el hombre o mujer que Él tiene para ti, aún así no lo conozcas…, en algún punto del planeta está viviendo, sólo debes encontrarlo/a. Dale gracias a Dios por eso.

– La oración inteligente presenta a Dios Metas Claras: No hay peor ciego que el que no quiera ver (Mateo 13:13-15). Por tanto debemos saber con exactitud qué queremos, de lo contrario ¿cómo lo obtendremos? El Apóstol Santiago nos dice: “Piden y no reciben porque no saben pedir” (Santiago 4:13). Amigos, seamos claros con nuestras metas, no seamos ambiguos con oraciones como.. “Señor, dame un novio/a conforme a tu corazón”. ¿A qué nos referimos exactamente con esta frase? ¡Seamos específicos!

– La oración inteligente Declara en tiempo presente: Se trata de un acto de fe, es afirmar con nuestras propias palabras que la petición ya está; sin embargo, debemos ser lo suficientemente humildes para reconocer que por más que declaremos la última palabra la tiene siempre Dios. No obstante el declarar nos ayuda a fortalecer nuestra fe.

Ahora bien, seamos honestos con nosotros mismos… ¿estoy orando a Dios lo suficiente en esta dirección? ¿le estoy pidiendo de verdad que me ponga un compañero/a de por vida a mi lado? ¿le estoy suplicando que abra mis ojos para ver lo que todos ven pero que yo no quiero ver? ¡Debes ser implacable contigo mismo! ¿Para qué mentirte? La oración es la llave que abre todas las puertas, o las cierra también. Un viejo pastor me enseñó: “Gabriel, la solución a todos tus problemas está a 50 centímetros del suelo”. El que tiene oídos que oiga.

Conclusión.

Yo “ho finito”, he terminado.

Esta pequeña reflexión -porque el tema en sí da para un seminario de mínimo 8 horas presenciales-, es parte de una serie que estoy trabajando titulada LAS SIETE DECISIONES CRUCIALES EN LA VIDA DE TODO JOVEN. A mi juicio las decisiones más importantes que un joven o señorita debe enfrentar son:

1. Propósito… ¿para qué fui creado?

2. Carrera… ¿qué profesión estudiaré?

3. Matrimonio… ¿quiero casarme? ¿con quién?

4. Hijos… ¿quiero tener hijos? ¿cuantos?

5. Casa… ¿dónde quiero vivir?

6. Finanzas… ¿cuanto quiero ganar?

7. Proyecto de vida… ¿cuál es mi gran proyecto en la vida?

Así entonces he abordado la decisión “3”. Reconozco que no soy escritor, por eso ruego disculpen las fallas en redacción, semántica e incluso ortografía. Pero he querido aportar a mi público con estas líneas. Faltaron muchas aristas, temas por abordar y preguntas que contestar. Por eso animo a los líderes juveniles o pastores de jóvenes  tomar estos temas como parte de su agenda de trabajo, de seguro los chiquillos lo agradecerán.

Por otra parte, ¿se imaginan un seminario con estos temas? Seamos creativos, hay muchas formas de pastorear a la juventud.

A vuestro servicio.


527781_3934342434666_234119350_nGabriel Gil es coach integral sistémico y mentor de vidas, de profesión teólogo. Su propósito en la vida es “guiar a las personas hacia Dios ayudándolas a mejorar sus vidas”. Es fundador y director de MENTHOR, Consultora en Desarrollo Humano. A través de esta consultora ha impartido seminarios, talleres y charlas desde México a Chile de manera presencial, y seminarios virtuales a varias personas en diferentes Continentes. Muchos líderes han logrado subir su nivel de eficiencia -personal y organizacional-, al tomar los programas de entrenamiento que Gabriel ha creado.

LA PRIMERA CITA ES LA QUE CUENTA

11037329_10206118139410153_4219383956138671816_nPara jóvenes solteros cristianos en edad madura y en búsqueda.

Escucha los consejos de este viejo zorro, bueno, ni tan viejo ni tan zorro, pero más experimentado que tú. No en vano estoy casado hace 18 años con una bella mujer y por esos designios de Dios he oficiado las bodas de unas 21 parejas y asesorado a una cantidad considerable de enamorados.

Las mujeres amigo mío responden a ciertos detalles universales, cosillas en apariencia insignificantes para nosotros, pero muy importantes para ellas. Cuando consigues una cita con la chica de tus sueños, ya sabes, aquella que te trae loco, debes procurar darle una buena impresión, tanto porque la primera imagen es la que cuenta como que ella te estará evaluando, sí, tal como leíste, ellas evalúan tu comportamiento, tu caballerosidad, tu espontaneidad, tu sentido del humor y hasta tu vestimenta. Okey, ya sé que la parte espiritual no puede desestimarse, pero verás hombre, en una primera cita no se estima el ponerse a orar, ayunar o reprender demonios, eso déjalo para cuando tengas algunos años de casados (jeje). Estoy tratando de guiarte de manera práctica -y no por eso menos espiritual-, para cuando estés con tu cita, frente a frente sepas que hacer.

AL IR A BUSCARLA
1. Llega a tiempo: No hay nada que deteste más una una mujer que esperar a un hombre. Esto no procede en las reglas de las citas. Ellas pueden darse el tiempo que quieran, pero no en un hombre. Así que llega a tiempo a recogerla o al punto de encuentro, de lo contrario le estarás diciendo que la cita no es muy importante, o peor aún, ella pensará que no vale mucho para ti.

2. Sé un caballero: Si algo se ha perdido hoy es la caballerosidad en el trato hacia una dama. Gestos como abrirle la puerta del carro para que ella se siente es algo que “las derrite”.

3. Llévale una Flor: Las flores “mi pequeño saltamontes” son una pieza clave en la primera cita, y es que a casi todas las mujeres les gustan las flores. No digo que a todas porque he conocido algunas que sencillamente las detestan. Sin embargo, a esta altura seguro tú ya sabes si a tu cita le gustan o no las flores, ¿cierto? Llévale sus preferidas, las rosas rojas nunca fallan.

EN EL RESTAURANTE
1. Llévala a un restaurante: Amigo, si quieres conquistar a la mujer de tu vida te recomiendo la lleves a un buen restaurante, claro, acorde a tus posibilidades financieras, pero has un esfuerzo. Las “cosas buenas cuestan”, y ella es más que una cosa, es la posible futura madre de tus hijos. Ojo: recuerda abrirle la silla para que se siente, luego te sientas tú. Por supuesto que si la llevas a la tienda de doña María a comer un hot dog se pierde ese encanto Emoticono wink

2. Déjala que ella ordene la comida: Algo tan sencillo como permitir que elija su comida puede ser trivial, pero es importante para ella. Déjala por tanto que se tome el tiempo de elegir, y bueno, ve preparado para pagar lo que cuesta comer allí. Si eres sabio seguro habrás averiguado antes cuanto cuesta comer en ese restaurant, eso se hace por medio del internet, una llamada telefónica o ir en persona previamente a ver el lugar “in situ”.

3. Pon atención a lo que diga: Muchacho, escucha, a las mujeres les gusta hablar y en ocasiones muuuuuucho. Será crucial que te concentres en lo que está diciendo. Pon atención a su conversación, ellas percibirán si estás o no estás en la conversación. Sé sincero, o sea, préstale atención no porque debes hacerlo, sino porque en verdad te interesa.

4. Dile lo bonita que es y lo bonita que se ve con ese vestido: Las mujeres por lo general en una relación de pareja preguntan: “Amor, ¿cómo me veo?”. Ellas buscan aprobación de sus parejas. Bueno, en una primera cita es posible que ella no te pregunte cómo se ve por timidez, por tanto tú haz de decírselo. Palabras como “ese vestido resalta aún más tu belleza”, no sólo la hará sonrojar, sino sentirse segura. Pero también en el restaurant debes decirlo lo bonita que es, pero ojo, no abuses con esto, si le dices mucho puedes llegar a cansarla.

AL IR A DEJARLA
Pequeño Saltamontes, pon atención a estos últimos consejos porque pueden asegurarte una conquista, o un chasco.

1. Paga la cuenta: Puede sonar obvio, pero me ha tocado asesorar hombres tacaños que lo han sido incluso al no querer pagar la cuenta en el restaurant. Ahora bien, las mujeres han cambiado y mucho, ellas quieren pagar sus cuentas en los restaurantes pero créeme, aún hay muchas féminas que se sienten a gusto cuando tú pagas la cuenta y ¡cuando no se lo enrostras!

2. Llévala a su casa: Si tienes carro no dudes en llevarla a su casa, y al igual que al inicio, bájate tu primero y apresúrate a abrirle la puerta del auto para que ella salga. Tómale la mano para que la ayudes a salir. Si no tienes carro, paga un taxi y haz lo mismo. Son detalles que ellas agradecen.

3. Déjala en su puerta: Asegúrate de llevarla hasta la puerta de su casa. Allí se despiden, ¿con un beso? Ojo, ella pone las condiciones, no tú. Si es con un beso en la cara, pues que así sea. Si es con un beso en los labios, pues bien, ¡grita aleluya en tu mente y dale! Y por favor, no termines la cita con “vamos a orar para pedir la bendición”, ¡uf! Eso lo puedes hacer después en tu casa, agradeciendo al Padre por la maravillosa experiencia. No arruines el momento con un arrebato de santulería.

4. Si sus padres están en la puerta: Okey, no suele pasar a menos que tu cita o tu mismo aún sean chicos (muy jóvenes), pero este post está dedicado a jóvenes solteros ya grandes. En fin, si sus padres están esperándola en la puerta, dale las gracias a su papá por la oportunidad o a su mamá. Te despides de ella con un beso en la cara, nada más y te retiras (conquista a su madre, repito, ¡conquista a su madre y vencerás!).

Hasta aquí mis humildes consejos. Ya sé que pueden sonar a “poco espirituales”, pero sabes, en las iglesias no se dan estos consejos a los jóvenes maduros en busca de esposa. Los típicos consejos que recibes es orar, ayunar, leer la Biblia y buscar a Dios, lo cual está muy bien, de hecho lo recomiendo. Pero también hace falta la otra parte, “la espiritualidad práctica”, y en esa área me muevo yo. Pues por mucho que dejes este asunto al Señor, si no te mueves en la dirección correcta, otro puede quedarse con la mujer de tus sueños.

Antes de terminar quiero darte estos versículos bíblicos que hablan de cómo debes tratar a la mujer de tu vida, aunque claro, aún no lo es, mucho depende de esa primera cita.

– “Encontrar esposa es encontrar lo mejor: es recibir una muestra del favor de Dios” (Proverbios 18:22).

– “Aun entre sesenta reinas y ochenta concubinas e incontables doncellas, yo todavía elegiría a mi paloma, a mi mujer perfecta” (Cantares 6:8-9).

– “En cuanto a ustedes, los esposos, sean amables con sus esposas. Denles el honor que les corresponde, teniendo en cuenta que ellas son más delicadas” (1ª Pedro 3:7).

Espero estas líneas te hayan servido, de verdad ese es mi deseo.

Gabriel Gil, Mentor de Vidas.
Enseñándote a vivir de manera productiva.la foto (1) copia 2

¿CÓMO CONSEGUIR NOVIA A LOS 30?

Cuando le preguntas a un soltero cristiano que bordea los treinta años -más o menos-, del porqué no ha conseguido novia aún, sus típicas respuestas pueden ser:

a) Estoy esperando en la voluntad de Dios,

b) no se me ha presentado la oportunidad todavía,

c) no tengo urgencia,

d) he decidido hacerme monje e hice votos de castidad (esto último no suele ocurrir jeje).

Sin embargo, son pocos los predicadores que entregan a los jóvenes-adultos algunas respuestas que puedan orientarlos en tan importante evento como lo es concretar un proyecto de vida, respuestas prácticas para el aquí y ahora.

Lejos de hacer una mofa presento a mis seguidores de facebook -varones solteros en la edad mencionada-, unos sencillos pero prácticos consejos producto de mis observaciones de la vida. Si te sirven tómalos, si falta agregar añade unos cuantos, si no te sirven sigue navegando en la red. Por cierto que mis consejos no son los típicos que encuentras en las iglesias, ya sabes, “oración, ayuno y todo eso”, no que esté mal, pero me doy cuenta que esas nobles recomendaciones no son muy claras para quienes en verdad desean encontrar a la mujer de sus sueños. Así que antes de tratarme de superficial por no ser tan místico, échale una miradita a estas líneas:

1. ¡Deja la casa ya!
Si aún vives con tus padres a tus 30 años es menester que consigas una casa propia o alquilada. Al vivir en casa paterna entregas un claro mensaje a las posibles candidatas, ¿cuál? “que aún no te destetas de tu mami”, y las mujeres odian eso pues buscan un hombre con independencia. Por supuesto, el dejar la casa no significa que abandones a tus padres, los sigues visitando y cuidando si fuera el caso, pero recuerda, los hombres nacimos para formar nuestra propio hogar.

2. Aumenta tus finanzas
Cada vez encontramos más féminas que tienen trabajos y reciben paga por ello, esto es muy común en nuestra sociedad, ¿pero sabes? el instinto materno de las chicas las conducirá a buscar hombres con solvencia financiera que pueda ayudarlas a preservar la especie. Ellas fueron dotadas por el Creador con un mecanismo interior que las impulsa a detectar a los “machos alfa” capaces de sostener una familia y con ello, proteger la vida de los futuros hijos. No se trata de que las mujeres son interesadas por el dinero (en ninguna manera sostengo eso), pero vamos, cuando eres solvente en finanzas entregas un mensaje directo…, ¡soy capaz de mantener una familia!

3. Sé más sociable
Si sólo te dedicas a trabajar, trabajar y trabajar, dime, ¿en qué tiempo tendrás oportunidad de conocer mujeres? Debes ampliar tu círculo social, salir más, explorar, navegar, claro, no me refiero a visitar lugares donde un cristiano no debería ir. Quizá la chica de tus sueños no está en tu iglesia porque allí son o muy maduras en edad -tipo ministerio de damas-, o niñitas de Escuela Dominical, ¿capiche? Tu mapa genético dice que eres un explorador, entonces… ¡¿qué rayos haces un día viernes en la noche navegando en internet viendo fotos de chicas atractivas en facebook?!

4. Mantén tu cuerpo en forma
La panza gelatinosa, los muslos gordos, los brazos fofos y un torso flácido no resulta atractivo para nadie, salvo para tu madre que aún te considera “su osito”. ¡Pamplinas! Ponte en forma de una vez, sale a caminar, hacer ejercicio, inscríbete en un gimnasio a la brevedad, ellas también se deleitan al ver un cuerpo bien cuidado. Eso que dicen que las mujeres no miran es un mito, sí miran y admiran a un hombre que pone cuidado en su cuerpo.

5. Ocúpate de ser el hombre correcto.
“Antes de preocuparte por encontrar la mujer correcta, ocúpate de convertirte en el hombre correcto para ella”. Para esto practica lo mencionado antes y añade una vida espiritual rica en comunión con Dios. Las mujeres solteras cristianas también andan en busca de su príncipe azul, y si ese príncipe tiene a Dios como su Señor, hay más probabilidades de encontrarse mutuamente porque ellas detectan fácilmente a uno que en verdad es hijo de Dios y a otro que aparenta serlo.

Espero no haber sido pesado con estos consejos a los cuales podemos añadir por supuesto la oración, el ayuno y el esperar en Dios; pero vamos hombre, tu Eva no caerá del cielo, a menos que seas Adán, ¡debes mover ese cuerpo e ir por tu reina!

Etiquetaré a algunos pastores amigos y líderes de jóvenes. Ellos ya consiguieron su chica ideal haca años atrás, por lo que este post no es para ellos, sino para que sus jóvenes puedan leer. Les animo a compartir, gracias.

Finalmente…, “encontrar una buena esposa es encontrar el bien, pues eso muestra que el Señor está contento contigo” (Proverbios 18:22)

Un aporte de Gabriel Gil, Mentor de Vidas – http://www.menthor.cl