¡ASEVÉRALO Y RECÍBELO! El poder de afirmar explicado bíblica y científicamente

las-aseveraciones-3-638

¿Qué tan cierto es el título de este sermón? Es decir, ¿realmente recibiremos todo aquello que aseveremos?

Definamos ASEVERAR: “Es asegurar que lo que se está diciendo es real y que sucede o sucederá sin un ápice de duda o exageración”. Algunos sinónimos de aseverar son: afirmar, expresar, declarar, sostener, asegurar, garantizar.

En la Biblia encontramos varios ejemplos de personajes que aseveraron algo y sucedió tal como lo afirmaron, a continuación unos pocos casos:

  1. El caso de Abraham cuando fue a sacrificar a su hijo: «Al tercer día alzó Abraham sus ojos, y vio el lugar de lejos. Entonces dijo Abraham a sus siervos: Esperad aquí con el asno, y yo y el muchacho iremos hasta allí y adoraremos, y volveremos a vosotros» (Génesis 22:4-5).
  2. El caso de los Espías en Canaán: «Si el Señor se agrada de nosotros, él nos llevará a salvo a esa tierra y nos la entregará. Es una tierra fértil, donde fluyen la leche y la miel. No se rebelen contra el Señor y no teman al pueblo de esa tierra. ¡Para nosotros son como presa indefensa! ¡Ellos no tienen protección, pero el Señor está con nosotros! ¡No les tengan miedo!» (Números 14:8-9).
  3. El caso de David cuando enfrentó al Gigante: «Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la cabeza, y daré hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las bestias de la tierra; y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel» (1ª Samuel 17:46).
  4. El caso del Centurión romano: «Pero el centurión respondió y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; mas solamente di la palabra y mi criado quedará sano» (Mateo 8:8).
  5. El caso del naufragio de Pablo: «Les ruego que coman algo. Esto es necesario, si quieren sobrevivir, pues nadie va a perder ni un cabello de la cabeza» (Hechos 17:34).

Pero, ¿es suficiente con aseverar, declarar, asegurar, sostener o garantizar que algo ocurrirá? ¡NO!, no es suficiente pero es el inicio.

La aseveración pone en acción la fe y la fe debe demostrarse con hechos concretos y no quedarse sólo en proclamas (“La fe sin obras es muerta” Santiago 2:17). Ejemplos Prácticos:

  1. Aseveración: “¡Sé que me irá bien en el examen de hoy!”. Acción: Estudiar  disciplinadamente previo al examen a fin de aprobar cuando sea el tiempo de rendirlo.
  2. Aseveración: “¡Creo que este año pagaré mis deudas!”. Acción: Realizar un plan para salir de toda deuda y comprometerse a no adquirir más.
  3. Aseveración: “¡Declaro que estoy sana de toda enfermedad!”. Acción: Buscar los mejores medios para encontrar sanidad: Ir al médico, hacerse exámenes, tomarse las medicinas, seguir el tratamiento, cuidar el cuerpo, etc.
  4. Aseveración: “¡Confieso que dentro de poco obtendré mi casa propia!”. Acción: Abrir una libreta de ahorros, comenzar a depositar dinero allí y postular a los subsidios del gobierno para optar a una vivienda.
  5. Aseveración: “¡Estoy segura que mi negocio repuntará!”. Acción: Elaborar estrategias para vender más, asegurarse que tu producto sea de excelencia y sobre todo, verificar que tus clientes quedan satisfechos con tu servicio.

La Aseveración en el Cerebro y el Cuerpo:

En el cerebro existe una área que los científicos han llamado “el centro del habla”. Es allí donde los pensamientos son procesados y convertidos en lenguaje hablado. Los neuro-científicos han descubierto que las palabras habladas con connotación negativa activan la hormona del estrés conocida como “cortisol”, la cual al ser liberada en nuestro cerebro nos pone en estado de alerta, intranquilidad, incomodidad y a la defensiva. Este estado de estrés es causante de un sinnúmero de enfermedades que incluso pueden causar la muerte. Aún más, si a las palabras habladas le agregamos emociones éstas tienen un mayor efecto en nosotros. En cambio cuando aseveramos algo positivo de manera hablada el cerebro emana una sustancia llamada “dopamina” la cual produce sensaciones de placer, bienestar y tranquilidad. Médicos, neurólogos y sicólogos afirman que las personas podrían mantenerse sanas y felices si tan sólo aprendieran a educar sus palabras y programar sus cerebros correctamente. Los médicos también afirman que cuando aseveramos con palabras habladas ––ya sea algo negativo o positivo––, nuestro cerebro obedece ciegamente y envía órdenes al cuerpo para que se haga tal cual se ha aseverado.

La Aseveración y el Espíritu:

Debemos recordar que no sólo somos cuerpo y mente, también nos componemos de espíritu el cual se ve afectado cuando aseveramos afirmaciones tanto positivas como negativas (el espíritu es el centro del ser en el hombre por tanto debemos cuidarlo). Nuestro estado anímico, nuestras esperanzas, las expectativas que nos hacemos de la vida y aún la forma en que nos vemos a nosotros mismos son influenciadas directamente por lo que decimos de manera oral. De ahí que debemos vigilar lo que decimos y más aún cuando lo que decimos es una aseveración. Lo mejor que podemos hacer es aseverar palabras de bendición, valor, ánimo, recompensa, sanidad, oportunidades, favor; en fin, declarar que en Dios podemos alcanzar una vida plena.

CONCLUSIÓN.

David sabía el poder de la aseveración por eso él mismo al verse rodeado de enemigos cobraba ánimo con palabras como éstas:

  • ¡Ten confianza en el Señor! ¡Ten valor, no te desanimes! ¡Sí, ten confianza en el Señor! (Salmos 27:14).
  • Soy una creación maravillosa, y por eso te doy gracias. Tu fino trabajo es maravilloso, lo sé muy bien (Salmos 139:14)
  • Una cosa sé: ¡Dios está de mi parte! (Salmos 56:9)

Quiero terminar con las potentes palabras de nuestro Señor Jesucristo, él dijo: «¡CONFORME A TU FE SERÁ HECHO!» (Mateo 9:29). ¿Y qué tiene que ver la fe con la aseveración? Mucho, pues “la fe es la manifestación de lo que decimos”. ¡Lo que tú aseveras (declaras, afirmas, aseguras) eso recibirás!

by Gabriel Gil. Pastor de CRISTO EN CASA CHILE

Anuncios

4 respuestas a “¡ASEVÉRALO Y RECÍBELO! El poder de afirmar explicado bíblica y científicamente

  1. Vanessa morales 18 febrero, 2018 / 22:46

    Muy cierto pastor, ya que aveces sufrimos por ser tan pésimistas declaramos fatalides, en nosotros o en los demás, en lugar de encontrar una solución a nuestros problemas siendo positivos, hablando y accionando para nuestro bienestar,
    Gracias pastor Dios le bendiga siempre 😇

    Le gusta a 1 persona

    • GabrielGil 19 febrero, 2018 / 08:40

      Muy buena reflexión en tu comentario, y así es. A veces nos pasamos de negativos, debemos evolucionar para triunfar 🙂

      Me gusta

  2. metorresj 18 febrero, 2018 / 22:06

    Pero la realidad muchas veces es vivir en la negatividad y confesando maldición dia tras dia bueno esa ha sido mi realidad últimamente. Señor perdóname y empezaré a hablar correctamente. Boca en el nombre de Jesús te sujetas. Mas fuerte es El que está en mi que el que está en el mundo. 😊

    Le gusta a 1 persona

    • GabrielGil 18 febrero, 2018 / 22:21

      Potente comentario has hecho, muy liberador. Ahora a ponerlo en práctica. Gracias por leer mi sermón, Saludos mi apreciada quiteña.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s