¡ACALLA TU MENTE!, NO HAGAS CASO A LAS PROBABILIDADES

30578mn¿Qué tienen en común dos espías hebreos, un pastorcillo de ovejas y una mujer enferma? Aparte de que sus historias las encontramos en la Biblia todos se enfrentaron a un enemigo formidable, su mente.

Ahora bien, la mente humana es un instrumento poderoso, una herramienta efectiva y un arma potente pero también puede ser el más cruel de nuestros adversarios. Es que la mente si no se la sabe manejar puede controlarnos a través de los pensamientos, los cuales tienen la capacidad de direccionar nuestra vida. Es por eso que el sabio proverbista nos advierte con esta sentencia: “Y sobre todas las cosas, cuida tu mente, porque ella es la fuente de la vida” (1). En palabras sencillas, “disciplina lo que piensas”.

Okey, vamos a las historias de los personajes con los que abrí este artículo, cada uno de sus relatos nos darán una lección.

1. DOS ESPÍAS QUE CREYERON QUE PODÍAN CONQUISTAR (2).

Se trata de Josué y Caleb a quienes Moisés envió a explorar Canaán, tierra en la que estaban a punto de entrar. Doce en total fueron los comisionados, la recorrieron de norte a sur y de este a oeste y retornaron a sus hermanos que esperaban con expectación las buenas que les traerían. Sin embargo diez de los espías entregaron un reporte lapidante y lleno de aristas pesimistas aunque “reales”. En cambio Josué y Caleb, quienes vieron la misma realidad que sus compañeros ––gigantes, fieros ejércitos, ciudades amuralladas––  decidieron animar al pueblo con palabras como éstas: “Más podremos nosotros que ellos”, “¡vamos, los comeremos como a pan!”. ¿Qué pasó con estos dos? La clave fue: Decidieron acallar los pensamientos de derrota que seguro vinieron a sus mentes y en cambio los reemplazaron por pensamientos de victoria; y aunque las circunstancias estaban en su contra igual optaron por decirle NO a la realidad y decirle SÍ a lo que va más allá de las probabilidades.

2. UN PASTORCILLO QUE SE PARÓ FRENTE A UN GIGANTE Y VENCIÓ (3).

David era un muchacho de unos 18 años de edad cuando se enfrentó a Goliat, un mercenario filisteo entrenado para el combate cuerpo a cuerpo y que medía, según el propio relato bíblico, unos tres metros de altura. Además de eso la armadura de este titán era de última generación (para esa época) por lo que las probabilidades de que un jovencito lo pudiese derrotar eran de mil a una, y sin embargo el pastor de ovejas lo hizo con una honda y una piedra. ¿Cómo fue esto posible? David decidió confiar en Aquel que favorece a quienes dan el paso de fe a pesar de tener todo en contra, ¡y eso fue lo que ocurrió!, la esfera celestial lo benefició porque se sobrepuso a la realidad, cerró sus oídos a los pensamientos de miedo que lo invadieron y se lanzó como una fiera ante un enemigo más poderoso que él. David vio su realidad ––un gigante armado hasta los dientes–– pero que igual decidió enfrentar…, este joven acalló su mente y siguió a su corazón.

3. UNA MUJER QUE SE ABRIÓ PASO ENTRE LA MULTITUD Y SANÓ (4).

No sabemos el nombre de esta mujer, pero sí sabemos que padecía de un sangrado desde hacía 12 años ––posiblemente vaginal–– y que había gastado todos sus bienes buscando la sanidad sin resultados…, ¡la vida había sido dura con ella! También conocemos que escuchó de un tal Jesús, uno que daba vista a los ciegos, enderezaba a los jorobados y devolvía la vida a los muertos; entonces se armó de valor y contra todas las probabilidades fue en su búsqueda hasta que lo encontró rodeado de una multitud que lo apretaba. Ella no se detuvo ante los insultos de la gente ––algo típico cuando una mujer enferma salía a la calle––, ella simplemente fue y a empujones llegó hasta los pies del Maestro hasta tocar el borde de su manto, acto más que suficiente para que “poder saliera de él” y la sanara. Esta mujer venció los estigmas con los que la sociedad la había bautizado, rompió sus propios paradigmas mentales y derrotó los pensamientos de muerte que doce años de agonía habían plasmado en su mente…, ella dijo ¡NO! a a las probabilidades y dijo ¡SÍ! a la oportunidad de recibir su sanidad…, y así fue. ¿Cuál fue la clave? “Abrirse paso entre la multitud de sus propios pensamientos hasta llegar a la Luz de la verdad”.

PALABRAS FINALES.

La mente humana debe ser domesticada y una de las formas más efectivas de hacerlo es negarse a las probabilidades que se levantan en su contra: un diagnóstico médico, un informe devastante, un negocio en quiebra, un matrimonio en ruinas, un trabajo asfixiante, un proyecto que no resulta. Aunque todo debe ser tomado con mesura y en sano equilibrio escuche esto: El 85% de lo que pensamos es negativo, de ahí que decirle NO a las probabilidades puede ser el bálsamo que necesitamos para sanar el alma herida…, ¡la mente no es la que manda! (aunque a veces se las da de jefa), “no debes permitírselo”. Por eso de nuevo el proverbista nos da un sabio consejo: “Confía en el Señor con todo tu corazón; no dependas de tu propio entendimiento”(5); es decir, no te dejes llevar por las apariencias, por la realidad, por los números, por las estadísticas, por los informes, por las probabilidades, por lo que tus ojos ven; éstos no tienen la última palabra, esa la tiene Dios si te permites confiar en Él.

Recuerda lo que Cristo le dijo a la tormenta que rugía cuando navegaba en la barca: “¡CALLA, ENMUDECE YA!”, y el mar, los vientos y la lluvia se calmaron(6); y eso es justamente lo que debemos hacer, “mandar callar nuestra mente y todos esos pensamientos negativos que se alborotan dentro nosotros cual tormenta, silenciarlos con autoridad para así escuchar el suave murmullo de Dios diciéndonos: Sigue, cree, da el paso a pesar de las probabilidades”.

Notas al Pie

  1. Proverbios 4:23
  2. Números 13:1 a 14:19
  3. 1ª Samuel 17
  4. Lucas 8:43-48
  5. Proverbios 3:5
  6. Marcos 4:39

Gabriel Gil es Coach Integral Sistémico y Mentor de vidas; de profesión teólogo y por vocación divina pastor. Su misión en este mundo es “guiar a las personas hacia Dios ayudándolas a mejorar sus vidas”; lo hace a través de sus escritos, podcast, vídeos, seminarios y webinarios que imparte en América Latina y el resto del mundo.
Anuncios

3 thoughts on “¡ACALLA TU MENTE!, NO HAGAS CASO A LAS PROBABILIDADES

  1. Esteban Jimenez Lopez 22 julio, 2017 / 22:02

    Gracias Gabriel. Real y necesario para la vida. Un buen pensamiento es a veces dejar de pensar como normalmente se piensa… ¡clarísimo!

    Quito, ECUADOR.

    Le gusta a 1 persona

  2. jefteretamal 22 julio, 2017 / 00:33

    Que gran verdad…Dios nos ayude a entender que, debemos confiar plenamente en él. Muchas veces, los pensamientos negativos se somatizan… Dios nos ayude. Gracias por este aporte, querido pastor. Siempre al clavo!

    La Unión, CHILE.

    Le gusta a 1 persona

    • GabrielGil 22 julio, 2017 / 06:42

      Así es JEFTERETAMAL, lo has dicho bien, los pensamientos se somatizan, invaden nuestro cuerpo y lo enferman; por eso es tan importante llenar nuestra mente con los pensamientos correctos para que éstos nos direccionen a la vida y no a la muerte. Saludos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s