CONSEJOS PARA COMENZAR UN NUEVO AÑO CON ÉXITO – ¡Aquí te doy 20!

imagenes-feliz-anonuevo

Hola, soy Gabriel Gil y quiero darte algunas sugerencias para que el siguiente año sea productivo, exitoso, lleno de bendición. Bienvenidos a este escrito.

El presente artículo Consejos para Comenzar un nuevo Año con Éxito – ¡Aquí te doy 20!  es la recopilación de publicaciones que he realizado en diferentes redes sociales y que decidí agrupar ––re-escribir y grabar–– pensando que los consejos depositados aquí puedan servir a quien los lea. Se trata por tanto de una serie de sugerencias para vivir la vida de manera práctica, sencilla y productiva, de esta manera nuestro año 2017 puede resultar mucho mejor que el año que está por acabar. Acompáñeme en estas observaciones que presento a ustedes de manera clara, como si de un maestro instruyendo a un alumno se tratara.

Consejo 1: ¡DÉJA IR A ESE DEUDOR!

Si ya te cansaste de cobrarle una y otra vez y no responde tus mails, tus llamadas, tus mensajes, y si ya hiciste todo lo que podías hacer para que te pagara o incluso confiaste en que te pagaría sin cobrarle y no lo hizo, y si esa deuda no afectará tu patrimonio o el de tus hijos… ¡déjalo ir! Hay deudas que es mejor perdonar, olvidar, tirar al fondo del mar y dejar de pensar en “lo cara dura que fueron contigo”, ¿para qué amargarte por alguien que nunca te pagará? La vida da vueltas y en algún momento se cobrará por sí misma. Sé feliz con lo que Dios te ha dado.

“Dos hombres le debían dinero a un prestamista. Uno le debía quinientas monedas de plata, y el otro cincuenta. Como no tenían con qué pagarle, les perdonó la deuda a los dos…” (Lucas 7:41-42)

Consejo 2: PAGA TUS DEUDAS

En el consejo anterior escribí “dejar ir al deudor”, pero ahora es el turno del otro lado de la moneda, por tanto les recomiendo, “¡paga lo que debes!”. Interesante resultó el aporte de una amiga facebookiana, doña Katya Vallejo, de Ecuador, que comentó: “Olvidé a los que me deben, más no a los que debo”. Y así debe ser. Nada mejor para comenzar un nuevo año que iniciar libre de ataduras, cadenas y cargas, y es que justamente eso representan las deudas. Cuando le debes a alguien -o a muchos-, no puedes avanzar en la vida por más que te esfuerces, ¿por qué? porque arrastras un ancla que se clava en el pasado impidiéndote surgir y nada te saldrá bien, créeme que así es. Recomiendo la lectura de Proverbios en la Biblia, encontrarás un arsenal de principios financieros que te pueden ayudar.

“No debáis a nadie, nada” (Romanos 13:8).

Consejo 3: PON EN PRÁCTICA LOS PRINCIPIOS FINANCIEROS

¿Te has encontrado con buenos cristianos que sirven a Dios con sinceridad pero que viven sumidos en un estado financiero que bordea en la pobreza? Ellos asisten a la iglesia con regularidad, ofrendan, diezman, son fieles líderes, y sin embargo no se ven prósperos, viven siempre al límite. La pregunta del millón es, ¿por qué? La respuesta es sencilla: No basta con hacer todo lo mencionado arriba, es necesario practicar principios financieros y tener la guianza correcta.

Les dejo 4 principios financieros universales, no los voy a explicar porque son muy extensos y requieren una mentoría:

– Principio Uno: Aprende a ganar dinero

– Principio Dos: Devuelve el 10% a Dios 

– Principio Tres: Ahorra el 10 % de todo lo que ganas

– Principio Cuatro: Haz que tus ahorros produzcan más dinero

“Si te hace falta sabiduría, pídele a Dios quien te dará en abundancia y sin sacarte en cara” (Santiago 1:5)

Consejo 4: SÉ AGRADECIDO

“Las personas agradecidas viven más”, ¿qué hay de cierto en eso? ¡Mucho! Así lo sostienen varias investigaciones médicas. El agradecimiento tiene un increíble poder curativo que afecta tanto cuerpo, alma y espíritu. Así entonces ser agradecido es para algunos algo normal, mientras que para otros es una cuestión en la que tienen que trabajar. Sea lo uno o lo otro vale la pena cultivar este hábito. Si quieres un año realmente diferente esta es la consigna: ¡Sé agradecido! 

¿Quieres saber cuáles son los beneficios de ser una persona agradecida? Aquí van: 

1º Te hace más feliz.

2º Esparces bendición a los que te rodean.

3º Fortalece relaciones.

4º Desarrolla una actitud positiva hacia la vida.

5º Te hace consciente de los pequeños detalles.

1ª Tesalonicenses 5:18; Efesios 5:20; Salmos 118:1; Habacuc 3:17-18.

Consejo 5: APRENDE DE TUS ERRORES

Sócrates dijo en cierta ocasión: “Una vida no revisada no vale la pena vivirla”. ¡Gran verdad! Y es que dedicar tiempo a inspeccionar nuestro accionar diario es algo crucial, de vida o muerte diría yo; sin embargo, pocos son los que hacen esto, ¿por qué? Sencillo, porque mirarnos a nosotros mismos significa descubrir aquellas cosas que no nos gustan, que hemos hecho mal, donde las equivocaciones se hacen evidentes. No obstante, las personas verdaderamente exitosas son aquellas que son capaces de hacer un inventario de sí mismas y sobre todo, que tienen la facultad de aprender de sus errores.

A puertas de terminar este ciclo, ¿no sería bueno que dediques todo el 31 de diciembre o parte de él para viajar hacia tu interior y observar tus aciertos y equivocaciones durante todo este año? Esto, con la única finalidad de no repetir lo mismo en el 2016 (Lee Proverbios 24:18).

Consejo 6: ESCOGE TUS HÁBITOS

Debes entender que adquirir y practicar hábitos saludables pueden hacer la diferencia entre este año que muere y el nuevo que nace. El viejo refrán “tus hábitos determinan tu futuro”, se cumple sin excepción, así entonces “las personas exitosas tienen hábitos exitosos, las personas no exitosas no los tienen”. 

¿Cuáles son aquellos hábitos que te propondrás alcanzar este 2017? Esto te recomiendo: “Si tan sólo te propusieras añadir a la lista de buenos hábitos que ya practicas 4 nuevos, tienes muchas probabilidades que los 365 días que se avecinan se conviertan en un puente hacia el éxito… solo cuatro nuevos por año”. ¿No lo ves? El futuro se construye de apoco y los hábitos pueden construirte o destruirte, ¿qué prefieres, adquirir mejores hábitos o ser un mediocre cualquiera? (2ª Pedro 1:5-8).

Consejo 7: ABRE TUS OJOS ESPIRITUALES

Eliseo oró a Dios para pedirle que abriera los ojos de su siervo Giezi, y cuando esto ocurrió el criado pudo ver que en la colina habían caballos y carros de fuego… ¡seres espirituales dispuestos a luchar por ellos! El profeta ya los había visto pero no Giezi, y no obstante que estaban juntos en aquella situación.

Si queremos empezar un año con las de ganar haríamos bien pedirle al Señor abra nuestra “vista espiritual” para ver lo que nuestros ojos físicos no ven, para creer lo que nuestra mente se niega a aceptar, para recibir lo que está destinado para nosotros, porque debemos reconocer que muchas veces dejamos que las circunstancias adversas definan la forma de ver y vivir la vida. Entonces miremos al cielo y pidamos al Padre de las luces que nos ilumine para que podamos ver también a sus ángeles luchando por nosotros, seguramente así nuestro año será glorioso, ¿puedes verlo? Yo sí (2ª Reyes 6:15-17)

Consejo 8: NO ABANDONES A LOS QUE HAN CUIDADO DE TI

¿Has sentido alguna vez el abandono de tus amigos, de tus compañeros o incluso de tu familia? La sensación de abandono es una de las más crueles que el ser humano puede experimentar; el abandono se asocia con desamparo, orfandad, soledad. Cristo mismo dijo en cierta ocasión: “Eloi Eloi, lama Sabactani”… (Marcos 15:34), “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?. El Cristo Crucificado sentía que su Padre lo había dejado, lo había desamparado por completo; pero en verdad eso no era lo que había ocurrido, sino que el dolor que Cristo sentía en esa cruz era tan intenso que llegó a pensar que nadie estaba con él, ni siquiera Dios. Y esto es justamente lo que ocurre con aquellas personas que atraviesan pruebas, dificultades, adversidades; a veces el dolor es tan grande que uno siente que ha quedado solo. Pero bien sabemos que el Padre no abandona a sus hijos, no obstante, muchas veces nosotros los humanos sí olvidamos a quienes han estado a nuestro lado, en ocasiones nos comportamos de manera egoísta y le damos la espalda a esas personas que cuidaron de nosotros, que en algún momento nos ayudaron. Que eso jamás ocurra, más bien mostremos amor, cariño y agradecimiento por las personas que de una u otra manera nos ayudaron en diferentes épocas de nuestras vidas, ya sea un padre, una madre, los hermanos, un maestro, un pastor, un líder espiritual…, no los dejes, acuérdate de ellos y de tanto en tanto visítalos, llámalos, envíales un mensaje y si tienes posibilidad bendícelos con algún aporte material, físico o financiero.

El apóstol Pablo se sintió sólo en cierta época de su ministerio, y tenía razones para sentirse así. La mayoría de sus compañeros lo habían abandonado cuando estaba en la prisión romana esperando sentencia… ¡pero él había cuidado de todos! “En mi primera defensa, nadie me respaldó, sino que todos me abandonaron. Que no les sea tomado en cuenta” (2ª Timoteo 4:16).

El 2017 puede ser tu año de bendición, y una de las formas para que conseguir que esto ocurra es cuidando las relaciones que Dios te permitió crear este 2016. Así entonces devolver las llamadas, responder los e-mail, llamar por teléfono puede ser una manera de mostrarte cercano a quienes han estado cerca de ti. Y por supuesto, una visita, una invitación a tomar café, un abrazo sincero o un regalo en su cumpleaños, puede ser la “perla” necesaria para que ese amigo, compañero o hermano sienta que no está solo. ¡Sé un constructor de relaciones! 

Consejo 9: MENOS “ME GUSTA” Y MÁS ACCIÓN

Hay personas que invierten demasiado tiempo en las redes sociales haciendo de esto un vicio, descuidando su trabajo, la relación con su esposa, apartándose de la realidad, relegando a sus hijos a un tercer plano, descuidando los quehaceres de su casa, abandonando a su mascota e incluso descuidando su ministerio. Sí, hay personas que han hecho de las redes un vicio, “pareciera que las redes sociales las han atrapada”. He conocido hombres y mujeres que pasan horas en facebook, tiwter, you tube, linke din y otras redes olvidando esta consigna, escúchela: “Los me gusta, comentarios y compartir no pagarán tus cuentas a fin de mes”.

Ahora bien, a menos que tu trabajo requiera necesariamente que navegues por las redes, debes procurar controlarle y seguir estas recomendaciones… 

Menos post, 

Menos selfies (porque a la larga la gente se cansa de mirar tu rostro), 

Menos memes, 

Menos vagancia y más acción. Esto te ayudará a concentrar tus energías en el trabajo duro que te espera si quieres surgir en verdad.

La Biblia es clara al señalar que: “Aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos” (Efesios 5:16).

Consejo 10: CORTA TU HIGUERA

En Lucas 13:6-9 leemos: “El dueño del viñedo le dijo al empleado corta la higuera, ¿por qué desperdiciar ese pedazo de tierra?. Y es que por tres años seguidos había ido a supervisar sus viñas y aprovechaba de ver si la higuera tenía higos, pero nada había”.

¡Qué importante es inspeccionar nuestra viña!, ¡qué importante es recorrer mentalmente nuestra vida y descubrir cuáles son aquellas áreas que están siendo productivas y cuáles simplemente están ocupando espacio sin rendir fruto alguno! Al hacer esto descubriremos qué higueras tienen fruto y cuáles sólo ocupan terreno. Las higueras con fruto debemos dejarlas en el viñedo, las sin fruto debemos cortarlas.

“Córtala”, le dijo el patrón al empleado del viñedo. Este hombre -el dueño de la viña-, estaba orientado a la acción, él quería resultados pues por tres años el árbol no había dado frutos, ¿para qué esperar más? -se dijo a sí mismo-. Esto debe hacernos pensar, ¿cuáles son aquellas situaciones, personas, hábitos, cosas, negocios, relaciones que sólo han ocupado espacio en tu mente, corazón y espíritu este año? Si quieres que tu viña -o sea tu vida-, sea fértil; ¡corta las higueras sin fruto! A menos que quieras seguir dando largas a aquellas cosas que chupan tu energía.

Hay relaciones que llevan años sin fruto, hay situaciones que sólo están robando las fuerzas de tu cuerpo, hay personas en tu vida que sólo están ocupando el espacio de alguien que en verdad podría beneficiarte. ¿Sabías tú que cada vez que permites que una persona entre a tu vida ésta lo hará con su equipaje? Es decir, las personas que se relacionan contigo lo hacen con todo lo que traen dentro: pensamientos, filosofía de vida, comportamientos, y déjame decirte algo, ¡No siempre las personas con las que te juntas son las mejores! Si quieres comenzar un 2017 bendecido tienes que hacer tu propio inventario, recorrer tu viñedo y deshacerte de las higueras estériles.

(*) Ya hemos visto diez consejos, ¿qué te han parecido? Sigamos entonces con mi tema CONSEJOS PARA COMENZAR UN NUEVO AÑO CON ÉXITO – ¡Aquí te dejo 20!

Consejo 11:  ¡HAZ LIMONADA!

El dicho popular reza así: “Si la vida te da limones, haz limonada”. ¿Se ha puesto a pensar qué significa esta frase? Se refiere a usar los recursos internos con los que fuimos dotados; es decir, aquellas habilidades con las que tú y yo fuimos bendecidos por el Creador.

Pero el dicho también nos anima a adquirir nuevas capacidades, desarrollar habilidades, perfeccionar ciertas competencias; en otras palabras, hacernos diestros en alguna habilidad hasta llegar al nivel de la experticia. ¿Para qué? para llevarlas a ejercicio práctico a fin de que “nuestros limones” den jugo suficiente para hacer limonada; o sea… ¡vivir de nuestros talentos!

Así entonces debes preguntarte, ¿el año 2016 desarrollé las habilidades que Dios me dio? ¿avancé al nivel de la experticia con los talentos adquiridos? ¿hice de mi destreza una capacidad única? ¿he logrado sacar partido de mis talentos? A veces nos comportamos como ese mayordomo necio que enterró su talento, no lo trabajó, no negoció con él, no invirtió, simplemente lo escondió. Eso mismo ocurre con las personas que -por ejemplo-, tienen la habilidad de cocinar bien, pintar cuadros hermosos, componer canciones preciosas o enseñar verdades a la gente. Todo eso son habilidades que deben ser trabajadas, perfeccionadas, potenciadas, maximizadas…, o sea, “hacer jugo de los limones que Dios te dio”; esa es la única manera de hacer limonada, la única forma de surgir, salir adelante, triunfar y conquistar las metas planeadas.

El 2017 está esperando por ti y esto significa que tus finanzas pueden mejorar sustancialmente si así lo decides. Así es, deja de depender de otros, comienza a trabajar en tus limones, ése es el secreto de los emprendedores de éxito. Entonces, ¿cuáles son los limones que Dios te ha dado? No digas que no tienes talentos porque no es así, todos tenemos recursos, fuerza, ideas creativas, destrezas que podemos explotar. ¿Hiciste jugo de limón en el 2016? El siguiente año puedes hacerlo, ten fe en Dios pero también en ti. En Éxodo 4 Dios le preguntó a Moisés, “¿qué tienes en la mano?” Y la respuesta del Patriarca fue, “una vara”. Y Dios lo mandó a usar esa vara, ese bastón, ese palo”. Amigo, Dios te pregunta en esta hora, “¿qué habilidad es aquella que tienes en tu mano?”.

Consejo 12: DESGÁSTATE PARA DIOS

El mundo nos enseña a luchar por lo que queremos con toda pasión, lo cual está bien siempre y cuando lo pongamos en un justo equilibrio. Pero, ¿por qué no invertir esa misma pasión en la obra de Dios? Cuando hacemos esto nuestra perspectiva de la vida cambia, el mundo deja de girar a nuestro alrededor y nuevas oportunidades se presentan para hacer el bien.

Muchas cosas podemos hacer el siguiente año: estudiar una carrera, construir nuestra casa, levantar ese negocio, consolidar nuestro ministerio…, todo esto es noble, pero lo sería más si pusiésemos el trabajo a Dios por sobre todo lo demás: en la iglesia, en el ministerio, en la fundación de ayuda social, etc. Hay tantas formas de trabajar para Dios que nos faltarían palabras para describir. Pero una cosa es cierta: Nada mejor que comenzar el 2017 dedicando nuestro tiempo a la obra del Señor, en su empresa siempre hay vacantes. En Lucas 10:2 leemos, “La mies es mucha, pero los obreros pocos”. Cristo se refería a una verdad universal: Siempre habrá mucho trabajo para hacer el bien, pero siempre escaseará las personas que dediquen tiempo, es fuerzo y recursos para que el bien se haga realidad. Esto ocurre no sólo en la iglesia, sino en la sociedad en general.

Consejo 13:  PODA TU ÁRBOL

Momentos atrás hablé acerca de cortar la higuera, pero este consejo  -poda tu árbol-, se refiere a “podar el árbol de amistades” para que de esta manera tu vida social se fortalezca con nuevas, buenas y sólidas relaciones interpersonales.

Esto no debe ser tomado como algo discriminatorio, sino más bien selectivo.

Si quieres que tu año 2016 sea mejor que éste debes entender que hay persona que no aportan a tu crecimiento, que más bien te perjudican emocional y hasta espiritualmente; hay personas que te jalan hacia abajo, te deprimen, te anclan, te paralizan, te humillan. ¿Cómo puedes tener “amigos” que van en contra de los principios que tanto creemos y defendemos? Debes asegurarte que los que están en tu radar se ajusten a tu propósito de vida, transiten tu mismo camino y sean personas que construyan, no que destruyan: “No se equivoquen, las malas compañías corrompen las buenas costumbres” (1ª Corintios 15:33).

Consejo 14: TRABAJA SEIS, DESCANSA UNO

El decálogo es claro, “6 días trabajarás y el séptimo descansarás” (Éxodo 20:8-10). Ojo, no es una sugerencia, es una orden. Tu día de descanso puede ser sábado, o domingo o cualquier día que elijas, pero debes tener uno.

Piensa en esto, si Dios mismo descansó después de haber acabado su obra, ¿quién rayos eres tú para creerte superior a Él? Cada vez que obviamos nuestros tiempos de descanso estamos mandando este mensaje al Universo: ¡Soy un dios, no necesito descansar, soy imparable! Pobre tipo, bien sabes que un ataque al corazón puede mandarte a descansar más de la cuenta, ¿o no?

Que este año que inicia puedas hacer los reparos necesarios en tu vida, uno de ellos es descansar el tiempo debido, de esta manera honras a Dios, cuidas a tus seres queridos y te haces más productivo.

Consejo Nº 15: EMPRENDE CON HAMBRE DE TRIUNFAR

Tiempo atrás hicieron una investigación en la prestigiosa Universidad de Harvard en los Estados Unidos a 100 de los más exitosos y antiguos empresarios de esa nación; también estudiaron a los hijos de estos hombres, pero sólo a quienes habían heredado la dirección de las Compañías de sus padres. La mayoría de estos hijos tenían doctorados en economía, estudios de finanzas en prestigiosas universidades del mundo, cursos avanzados en liderazgo y administración de empresas entre otros diplomas; y sin embargo sus logros no llegaban ni a la mitad de lo que sus padres habían conseguido con mucho menos de lo que ahora tenían ellos. Esto causó una pregunta sencilla pero que debía ser contestada: ¿Cómo fue posible que los los fundadores de estas grandes compañías hubieran levantado sus empresas sin los estudios y recursos que sus hijos contaban ahora?

Los investigadores llegaron a una conclusión aplastante: Los de la escuela antigua, es decir los “padres fundadores” lo habían hecho desde abajo, desde la pobreza misma -o casi desde ella-. Los eruditos de Harvard llamaron a este descubrimiento “FACTOR HAMBRE”; o sea, la necesidad llevó a estos fundadores a ser creativos, persistentes y proactivos. Ellos no podían permitirse abandonar su sueño, simplemente no cabía en sus mentes la posibilidad de fracasar pues sabían que el futuro de sus hijos dependía de lo que hicieran en el presente. En otras palabras, si sus emprendimientos fallaban toda la familia se moriría de hambre, por eso hicieron un esfuerzo monumental para levantar su Organización…, la necesidad de surgir los motivaba a seguir adelante.

¿Quieres un 2017 realmente exitoso? Ponte esforzado y haz de cuenta que tu emprendimiento, ministerio, carrera, negocio o proyecto es lo único que te dará de comer…, te aseguro que esa motivación es más que suficiente para sacarte del letargo y la depresión. Sacúdete la tristeza, la nostalgia y el temor y piensa que el emprendimiento que estás comenzando es el sostén que dará de comer a tus hijos, es lo que pagará sus estudios universitarios. Ánimo, no abandones.

Consejo 16: ALÉJATE DE LABÁN

En Génesis 30 y 31 encontramos a Jacob luchando por su independencia financiera pues por 20 años había trabajado para su suegro Labán, “el magnate de los cabritos de aquella región”, pero no fue tan fácil como renunciar y ya, muchas trampas mentales limitaban a este futuro Patriarca, las mismas que entorpecen a algunos de ustedes y que no los dejan avanzar hacia una vida mejor. Sí, la mente puede ser nuestra gran aliada o nuestra peor enemiga pues en ella donde se gestan las ideas correctas o las trampas que nos llevarán a la ruina, es en nuestra mente donde surgen los pensamientos que nos conducirán a una vida mejor o donde se conciben los pensamientos de muerte, de venganza, de destrucción y de inferioridad.

Siempre he pensado que sólo los valientes pueden conseguir la realización de sus sueños. La Biblia dice: “el Reino de los cielos se hace fuerte y sólo los valientes lo arrebatan”. Amigos, muchas de las oportunidades están allí, frente a nuestras narices, pero sólo quienes se atrevan a cruzar el río podrán disfrutar de la otra orilla.

Por otra parte tenemos a Labán quien sale a nuestro encuentro y nos dice que somos pobres, que no tenemos nada, que jamás podremos indpendizarnos, que moriremos como deudores; en fin, Labán representa todos aquellos pensamientos negativos que vienen a muestra mente cuando intentamos avanzar en el logro de un proyecto, lo que pasa es que labán no quiere que surjas, Labán quiere verte sometido, triste, pobre, deprimido, esclavo; ¿sabes por qué? Porque Labán conoce nuestras capacidades, él sabe que nosotros fuimos diseñados para triunfar por eso no nos deja ir.

¿Qué estás esperando para comenzar el ministerio de tus sueños, el emprendimiento deseado, ese proyecto arriesgado? Este 2016 aléjate de todos los Labán que no te dejan crecer.

Consejo 17: DEJA DE PERSEGUIR A LOS PÁJAROS

En Mateo 13:3-8 encontramos una parábola maravillosa, la parábola del sembrador. De esta historia aprendemos muchas verdades pero no tenemos el tiempo para enseñarlas todas, así que me detendré en una: La Actitud del Sembrador.

El sembrador era tan brillante que no se detuvo a perseguir a los pájaros cuando estos se robaron sus semillas, no lo vemos espantándoles o disparándoles con una escopeta, tampoco lo vemos corriendo tras ellos, al contrario…, ¡el sembrador siguió sembrando! La Biblia dice: “(v.1) Aquel día salió Jesús de la casa y se sentó junto al mar. (v.2) Y se le juntó mucha gente; y entrando él en la barca, se sentó, y toda la gente estaba en la playa. (v.3) Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar. (v.4) Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron. (v.5) Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra; (v.6) pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó. (v.7) Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron. (v.8) Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno. (v.9) El que tiene oídos para oír, oiga.

¿Se dio cuenta que en ninguna parte de la narración se dice que el sembrador salió persiguiendo a los pájaros porque le robaron semillas?

Entienda esto: Los pájaros representan a aquellas personas que tienen esa terrible habilidad de robar la fuerza de los demás a través de sus comentarios, sarcasmos o ironías, a esas personas hay que ignorarlos, ¿para qué invertir tiempo escuchando a los pajarracos que sólo buscan tu mal? Al hacerlo, es decir, prestar atención a esos mal intencionados seríamos tan necios como ellos mismos; por el contrario, aprendamos de la sabiduría del sembrador. No nos desconcentremos de nuestro campo -proyecto, meta, sueño-, y sigamos adelante, sigamos sembrando, sigamos creyendo, sigamos trabajando porque esa es la actitud de los campeones.

Consejo 18: CONVIÉRTETE EN UN CREADOR DE RESULTADOS

La gente de hoy busca resultados, no procesos; es algo triste afirmar esto pero así es. En lo particular soy partidario de los procesos porque estos -bien encaminados-, nos llevan a conseguir los logros deseados, lo inmediato no siempre es lo mejor.

Sin embargo, debes entender que las personas de hoy se interesan en sobremanera en las soluciones más que en el mecanismo que conduce a esas soluciones. Por ejemplo, cuando compras un microondas lo que te interesa es que cocine tus alimentos de manera rápida pero a muy pocos les interesa saber cómo es que funciona la tecnología de microondas.

Así lo entendió el Maestro, él era un “creador de resultados. Todo lo que tocaba resultaba en algo maravilloso: Los enfermos eran sanados, las familias restauradas, las mentes eran abiertas, y la gente de su época se maravillaba de Él porque los resultados hablaban por sí mismos. Y esto me recuerda una verdad que acostumbro enseñar en mis charlas: “Tus resultados no mienten”.

¿Quieres iniciar un año diferente, fantásticamente superior? ¿Deseas que el 2016 sea un año con resultados sorprendentes? ¡Conviértete en un creador de resultados! En Juan 9:25 leemos una afirmación interesante: “El hombre dijo: Si es pecador no lo sé, lo único que sé es que antes yo era ciego y ahora veo”. Los fariseos querían saber cómo fue posible este milagro y para eso interrogaron hasta el cansancio a este ciego que ahora podía ver; la respuesta da cuenta de lo que estoy enseñando hoy: la gente quiere resultados y tú puedes dárselos si sabes cómo hacerlo.

Consejo 19: SUBE LA ESCALERA

El doctor Martin Luther King dijo: “Sube el primer peldaño con confianza, no tienes que ver toda la escalera, solo sube el primer peldaño”. Magistrales palabras de este reconocido luchador de los derechos civiles, palabras que quedaron grabadas en la mente de muchos no sólo por lo hermoso que suenan, sino por quien las dijo.

Ahora bien, debemos entender que los sueños se construyen un paso a la vez. Debes entender que, “Cada experiencia que tienes, cada persona con la que te relacionas, cada libro que lees y cada clase que tomaste es un ladrillo más en la construcción de tu escalera al éxito”.

Así entonces la vida se construye o se destruye al pasar los años. Los 365 días que están por venir son una nueva oportunidad de hacer las cosas bien, de edificar el futuro que tanto deseas, pero para esto debes dar el primero paso… ¡sube la escalera! ¿Qué estás esperando para hacerlo? Te animo a ser proactivo, a tomar la iniciativa, a tener fe y comenzar ese trabajo, esa carrera, ese proyecto. La única forma de hacerlo es dando el primer paso, no hay otro camino.

Consejo 20: HAZ DE DIOS TU SOCIO EN TODO

Por más de 25 años he practicado este hábito: La noche de año viejo -es decir la noche del 31 de diciembre-, y faltando pocos minutos para que el reloj marque las 00:00 me retiro a un lugar apartado de la casa a orar y esperar de rodillas el nuevo año, solos Dios y yo.

De esos 25 años 20 los llevo haciendo junto con mi esposa e hijas, ¿por qué lo hacemos? Porque reconocemos que sin Dios no podemos alcanzar nuestros sueños y metas; y es que algunos de nuestros proyectos son bastante grandes, afortunadamente contamos con la ayuda del Dios de los recursos ilimitados a quien hemos hecho socio de todas nuestras empresas: matrimonio, familia, ministerio, estudios, emprendimientos financieros, ¿y saben? hasta aquí no nos ha fallado y no lo hará. Dios no sólo es mi socio, es el dueño de todo, la seguridad que esto me brinda no la puedo explicar, pero sí vivenciar. Por eso hago mío el Salmo que dice, “una cosa sé, Dios está de mi parte” (56:9).

Este 31 de diciembre, ¿a quién darás honra con el primer abrazo? 

CONCLUSIÓN.

Hasta aquí hemos llegado con el tema CONSEJOS PARA COMENZAR UN NUEVO AÑO – ¡Aquí te doy 20!Es mi deseo que este escrito haya contribuido a su crecimiento personal, que cada uno de los consejos hayan calado en el fondo de su corazón y también en su mente; ahora es tiempo de ponerlos en práctica y esperar que den resultado.

En  mi canal de youtube podrá encontrar este mismo artículo pero dictado por mí, en vivo. Búsquelo en http://www.youtube.com/gabrielgilarancibia


Mis Libros: http://www.sellfy.com/gabrielgil
Mis Vídeos: http://www.youtube.com/gabrielgilarancibia
Mis Audio-Charlas: http://www.spreaker.com/user/gabrielgil
Mis Post: http://www.facebook.com/gabrielgilarancibia

En la playaGabriel Gil es Coach Integral Sistémico y Mentor de vidas; de profesión teólogo y por vocación divina pastor; además escribe post, artículos y libros. Su misión en este mundo es “guiar a las personas hacia Dios ayudándolas a mejorar sus vidas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s