¿QUIERES UN NEGOCIO REDONDO?¡AYUDA A LAS PERSONAS A MEJORAR SUS VIDAS!


1464620390400

¿No te gustaría emprender un negocio que exalte a Dios, aporte a otros y además contribuya a tu propio bienestar y al de tu familia? Mucha gente piensa que hacer negocio es algo no tan bueno, sin embargo ello tiene más de mito que de realidad. ¡Tú puedes emprender un negocio que bendiga a otros y que te llene de satisfacción!

En este artículo ¿Quieres un Negocio Redondo? ¡Ayuda a las personas a mejorar sus vidas!, quiero presentarles parte de mi experiencia personal con algo de investigación. Estoy seguro que los siguientes párrafos te ayudarán más de lo que piensas; para ello iniciaré definiendo el significado de la palabra negocio y cuál es su origen etimológico.

Negocio

Para el común de las personas la palabra negocio está asociada a dinero, lucro o alguna actividad que genere ingresos financieros, pero no siempre es así.

Negocio es una palabra griega compuesta de dos vocablos que con el tiempo se latinizaron quedando “Nec” y “Ottium”. Ottium significa “ocio, descanso, no hacer ninguna actividad que implique trabajo, no hacer nada que produzca recompensa” (lo cual no es necesariamente malo, ¡no todo es trabajo!); mientras que Nec significa “no”. Así entonces NEC OTTIUM o negocio etimológicamente significa “ocupación, deber, actividad, función, cargo, deber y también empresa o asunto que exige trabajo”. Con el transcurrir de los años se fue asentando la idea que negocio era una actividad que debía generar algún tipo de recompensa, pero esa recompensa no siempre era monetaria.

¿Quieres que tu Negocio sea Exitoso? Observa estos Tres Requisitos

Fue en una cafetería cuando Julio César Acuña, Director para Latinoamérica de la red de hombres de negocios cristianos me preguntó: “Gabriel, ¿quieres que tu emprendimiento tenga tanto éxito que te asustes de tan solo pensarlo”. Yo le dije: “¡Claro! dame ese dato”. Y en ese lugar bebí de la sabiduría de ese Coach que se tomó el tiempo de instruirme. Así que ese hombre sorbió su café y me dijo “anota”.

1º Si quieres que tu negocio (emprendimiento, proyecto, ministerio, ocupación) tenga éxito debes procurar que el fin último sea “glorificar a Dios”. Entiende, tu negocio debe mostrar la gloria del Padre, ya sea que vendas salchipapas en un carrito o ayudes a las personas a conquistar metas, lo importante es que todo lo que hagas apunte a dar tributo a Dios.

  • Entonces pregunté: ¿Cómo un negocio puede dar gloria a Dios? 
  • Julio respondió: Si vendes salchipapas en una esquina ––por ejemplo–– tu negocio debes ser el más limpio de la zona, con sus permisos al día, impuestos pagados, debes ser honesto, responsable, amable, dispuesto a hacer lo mejor de lo mejor, y que los ingredientes de tu negocio sean de excelente calidad; al hacerlo estarás hablando a tus clientes que te mueves por principios superiores a los de tu competencia, principios que sólo Dios puede impregnar en quienes se han acercado a Él.
  • Reflexioné: “El mismo ejemplo de la venta de salchipapas aplica para cualquier negocio, y hay un versículo que lo avala: “Todo lo que hagáis hacedlo como para el Señor y no para los hombres” (Colosenses 3:23).

2º Si quieres que tu negocio tenga éxito debes procurar que éste bendiga a muchas personas, que aporte valor, beneficio, desarrollo, crecimiento, ¡que afecte a la mayor cantidad de personas posible!. Al hacerlo te aseguras bendición porque se cumple la ley de la siembra y la cosecha.

  • Entonces recordé un viejo adagio: “El alma de bendición a los demás será engordada; y el que saciare, también será saciado” (Proverbios 11:25).
  • ¡Wow! este versículo me dice que si soy de bendición a los demás yo mismo seré bendecido, saciado. En otras palabras: “Si llevo a los demás a la cima yo llegaré también”. Sin embargo si quería ser de bendición a los demás debía responderme si mi emprendimiento lo era. Y con satisfacción pude responderme, ¡Sí! mi negocio es de bendición (lo dicen las personas que gentilmente comentan mis contenidos en las redes sociales; a diario recibo mensajes de personas agradeciéndome porque leyeron un escrito mío que los ayudó con ese problema que estaban atravesando). 

3º Si quieres que tu negocio tenga éxito debes procurar que produzca ganancias integrales para ti y tu familia. Cuando haces esto actúas responsablemente porque no sólo procuras la bendición para los demás, también lo haces para ti y los tuyos y hacer esto no tiene nada de malo, es más bien parte de un negocio saludable (si das todo sin recibir nada a cambio es que algo no está funcionando).

  • ¿A qué te refieres con “ganancias integrales”? ––pregunté––.
  • Son todas aquellas recompensas que recibes por realizar tu negocio, las cuales no son exclusivamente financieras. Una ganancia puede ser la satisfacción de saber que estás glorificando a Dios, la paz que te invade al ayudar a tu prójimo, el orgullo de sentirte útil, y también los ingresos financieros que recibes cuando ese negocio rinde frutos. ¿Acaso no es legítimo recibir recompensas lo cual implica también ingresos financieros? ––preguntó––. Y mi respuesta fue un contundente “sí”. Y respecto a esto recordé un versículo que me estremece de tan solo leerlo: “Si alguno no mantiene a su familia, particularmente a los de su propio hogar, niega la fe y es peor que el que no cree en Dios” (1ª Timoteo 5:8).
  • Proveer sustento a quienes son de nuestra familia es un deber, no es opcional ni tampoco se puede diferir, ¡se debe hacer! Y una forma de hacerlo es a través del negocio que realizas.

Finalmente….

Los ingredientes para que tu negocio sea exitoso son fáciles de recordar, aunque más difíciles de hacer: Dar gloria a Dios, ayudar a muchas personas, producir ganancias integrales.

Por eso mi negocio (que es tanto un emprendimiento secular como uno eclesial), consiste en “guiar a las personas hacia Dios, ayudándolas a mejoras sus vidas”. ¿Y saben? estoy convencido que esto de ayudar a las personas es un negocio redondo tanto porque así se glorifica a Dios como por las ganancias que poco a poquito estoy recibiendo, ganancias que llenan mi alma pero también la boca de mis seres queridos, ganancias que aún no me permiten vivir como quisiera pero estoy seguro que con suficiente perseverancia y dependencia en Dios un día me dará todas las bendiciones que están reservadas para mí. 

¿Y tu negocio…, es redondo?


Mis Libros: http://www.sellfy.com/gabrielgil
Mis Vídeos: http://www.youtube.com/gabrielgilarancibia
Mis Audio-Charlas: http://www.spreaker.com/user/gabrielgil
Mis Post: http://www.facebook.com/gabrielgilarancibia

En la playaGabriel Gil es Coach Integral Sistémico y Mentor de vidas; de profesión teólogo y por vocación divina pastor; además escribe post, artículos y libros. Su misión en este mundo es “guiar a las personas hacia Dios ayudándolas a mejorar sus vidas”.

Anuncios

9 thoughts on “¿QUIERES UN NEGOCIO REDONDO?¡AYUDA A LAS PERSONAS A MEJORAR SUS VIDAS!

  1. Noe Martinez 30 diciembre, 2016 / 13:57

    He leido este articulo, el cual es excelentisimo, mis sinceras felicitaciones pastor. Las personas que se dedican actividades, ministetirios y funciones de voluntariado, su objetivo jamas debe ser la fama y el prestigio, mas bien honrrar a Dios y bendecir al projimo, no cabe duda que Dios honrra a tales personas con el aprecio y el agradecimiento del projimo, no nos cancemos de hacer el bién que a su tiempo segaremos, conforme a las riquezas del Creador.

    Le gusta a 1 persona

  2. Noemi 29 diciembre, 2016 / 21:16

    Excelente aporte de ver nuestros negocios como plataformas para contribuir al reino.
    En varios aspectos se lo puede hacer y que bueno no sólo se refiere a lo económico sino más alla.. lo eterno con bases eternas.
    Dios lo siga usando en gran manera.
    Saludos
    NOEMI
    Ecuador

    Le gusta a 1 persona

  3. Silvia Laola 28 diciembre, 2016 / 13:14

    Siguiendo esos criterios seguramente será un NEGOCIO REDONDO!! Muchas gracias por sus sabias enseñanzas.

    Argentina

    Le gusta a 1 persona

  4. Adolfo Morales 28 diciembre, 2016 / 11:36

    Bendiciones saludos excelente artículo

    Guatemala

    Le gusta a 1 persona

  5. DORIS MOGROVEJO MARURI 28 diciembre, 2016 / 11:34

    Interesante el tema que nos ayuda a seguir mejorarando en nuestros proyectos a emprender dando Gloria a Dios Altísimo…por sus grandes bondades, ayudando a nuestro prójimo, el resultado éxitos productivos. Siempre tengo presente sus valiosos consejos MEJORAR IMPORTA, LA INVERSIÒN MAS IMPORTANTE UNO MISMO…. Bendiciones Eternas mi querido, gran amigo, hermano, maestro Pst. Msc. Gabriel Gil. Sea recompensando abundantemente en todo lo que emprenda para Su Gloria! O:)

    Ecuador

    Le gusta a 1 persona

  6. Ramiro Solís 28 diciembre, 2016 / 08:25

    Que difícil puede resultar entender que si no hay activos algo está mal… Muchas gracias Pastor es una gran bendición tu vida…Dios te continúe bendiciendo…

    Ecuador.

    Le gusta a 1 persona

  7. Maribel Tovilla Zarate 28 diciembre, 2016 / 07:25

    Excelente tema Pastor, es de gran ayuda, porque solo usamos un principio, y a veces religiosamente y no espiritual, este tema para mi en lo personal es motivante, de ahora en adelante sin prejuicios ante todo negocio que tengo y los que estoy por emprender. Gracias Hermano Gil

    Le gusta a 1 persona

  8. Vanessa morales 28 diciembre, 2016 / 01:41

    Que genial concejo….. Gracias pastor hoy comprendo por que usted nos ayuda…..a mejorar nuestra vida…hoy se que usted llegará a la cima del éxito Dios lo bendiga pastor gil gracias 😀

    El Salvador

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s