NI VIERNES NI DOMINGO, PERO DE QUE OCURRIÓ, OCURRIÓ

elevangeliotransformadorLa tradición cristiana nos enseña que nuestro Señor murió un viernes y resucitó un domingo, lo que hasta el día de hoy se conoce como “semana santa”. Pero, ¿en qué se basa esta tradición para afirmar tal cosa? Resulta que Cristo dijo que moriría por mano de sus enemigos y a los tres días resucitaría (Mateo 12:39-40; Mateo 16:21; Mateo 17:22,23; Marcos 8:31; Marcos 10:33,34; y Lucas 24:6,7) pero bien sabemos que de viernes a domingo no hay tres días. ¿Mintió Jesús? ¿fue una expresión simbólica? ¿los días en aquellos tiempos tenían menos horas que en la actualidad? Yo creo que lo que dijo Jesús fue literal -que en tres días resucitaría, pero se han mal interpretado algunos acontecimientos-. Veamos algunos incidentes que han causado confusión en el cristianismo.

1. Un Día antes del Día de Reposo: En Juan 19:31 se lee, “Entonces los judíos, por cuanto era la preparación de la pascua, a fin de que los cuerpos no quedasen en la cruz en el día de reposo (pues aquel día de reposo era de gran solemnidad), rogaron a Pilato que se les quebrasen las piernas, y fuesen quitados de allí”. Muchos sostienen que la muerte de Jesús ocurrió un viernes porque al día siguiente era día de reposo (según la lectura de Juan 19:31), o sea sábado y los cuerpos no podían quedar expuestos en ese día; pero hay que distinguir entre “dos días de reposo” que los judíos guardaban; el ordinario (una vez por semana) y el día de reposo pascual, que ocurría una vez al año (Levítico 23:6-7), el cual podía ocurrir cualquier día según tocase la Pascua. El pasaje de Juan 19 hace referencia al reposo pascual -anual-, y no el semanal. Pero, ¿qué día fue entonces ese reposo pascual? Según el calendario judío que lleva un registro de todas las Pascuas, fue jueves, por tanto la muerte de Jesús fue miércoles (un día antes del día de reposo pascual).

2. El Primer día de la Semana: Otro incidente que vale mencionar es el día de la resurrección de Jesús. La tradición enseña que Cristo murió viernes, si así fuese para que se cumplan los tres días que Jesús anunció que debían pasar para su resurrección ésta debió ocurrir lunes, no el domingo. Pero la Biblia dice que Jesús resucitó el primera día de la semana, el domingo…, ¿o no?
Leamos bien los pasajes que mencionan el día de la resurrección: Mateo 28:1; Marcos 16:2; Juan 20:1. ¿Mencionan estos pasajes que el domingo fue el día en que Jesús resucitó? No, no lo dicen. Los pasajes comentan cuando las mujeres se percatan de que la tumba esta vacía y esto ocurrió a primera hora del primer día de la semana (6 a.m. del domingo), PERO NO DICEN que ese día resucitó, sino que las mujeres se dieron cuenta que su Maestro ya no estaba. Por tanto las mujeres no fueron testigos de la hora exacta de la resurrección. Ahora bien, algunos citan Marcos 16:9 para sostener que este magno evento sí ocurrió el domingo: “Habiendo, pues, resucitado Jesús por la mañana, el primer día de la semana, apareció primeramente a María Magdalena, de quien había echado siete demonios”. Pero lo que el evangelio según San Marcos 16:9 nos declara es que Jesús ya había resucitado por la mañana el primer día de la semana. El que las comas y la traducción parafrasee como si hubiera sido por la mañana de ese día es muy distinto, debemos estar conscientes de que la Biblia no tenía signos de puntuación al principio y que estos fueron añadidos para el siglo XV después de que Aldus Manutions inventara la puntuación. Entonces los traductores añadieron las comas donde pensaron que debían ir, basándose en la lógica.

3. ¿Por qué Viernes, Por qué Domingo? La pregunta es legítima y encuentra respuesta en el sincretismo religioso del cual la iglesia fue parte en el siglo IV por obra de los emperadores romanos que estaban abrazando el cristianismo, Constantino el primero en la lista. Con el fin de unificar el imperio utilizaron la fe cristiana como medio, haciendo de ella la religión oficial, por tanto, adoptaron creencias paganas y las “cristianizaron” para que los súbditos de los rincones más lejanos no desertaran del imperio. Tal fue el caso del viernes el cual era el día conmemorado a la diosa Freyda (que en inglés sería Friday…, viernes). Esta diosa representaba la paz y fertilidad y su símbolo era un pez, por eso hasta hoy en la tradición católica se debe comer peces y mariscos, “en honor a esta diosa”. Los teólogos oficialistas de la época no encontraron nada mejor que unir la muerte de Cristo con la adoración a esta diosa afirmando que esto ocurrió un viernes -en honor a Freyda-. Lo del domingo es más conocido por todos. Ya sabemos que ese día se conmemora la victoria del “sol invictus”, otro dios de los muchos en el panteón romano. Pero este dios era superior a todos por tanto debía ser amalgamado con otro “dios superior”, el dios de los cristianos, Cristo. Y nada más efectivo que asegurar que la resurrección de Cristo se dio en domingo, el día del sol invictus.

ENTONCES, ¿CUANDO MISMO?
Una cosa es cierta, Jesucristo murió y resucitó. Creo en esto con todo mi corazón, pero no en los días que se nos ha enseñado. ¿Deteriora esto mi fe? No, en lo absoluto, la hace más fuerte.

Según los cálculos del calendario judío un tal Jesús de Nazaret fue fue muerto el 14 de nisán -miércoles-, un día antes del reposo pascual. Esto ocurrió a las 3 p.m. aproximadamente, es decir, la hora novena (Mateo 27:45-50; Marcos 15:34-37; Lucas 23:44-45). ¿Y cuando resucitó? Si vamos a creer lo que Jesús dijo de que tendrían que pasar tres días para su resurrección, entonces esto tendría que haber ocurrido un sábado después de las tres de la tarde, así se cumpliría lo que él mismo declaró (Mateo 12:39-40). Las mujeres encontraron la tumba vacía el domingo porque no fueron antes, y no fueron antes al sepulcro por tratarse de un día de reposo. ¿Qué hizo el Maestro desde su resurrección en sábado hasta el día siguiente? ¡Anda a saber! soy teólogo, no chismoso 🙂


527781_3934342434666_234119350_nGabriel Gil es Coach integral sistémico y mentor de vidas, de profesión teólogo, de vocación pastor y como hobby, escritor (ha escrito tres libros y un cuarto en camino). Su Propósito en este mundo es “guiar a las personas hacia Dios ayudándolas a mejorar sus vidas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s