Esa Realidad que no Me Gusta (sermón dominical)

lider-vencedor“Así que Abraham creyó en el Dios que da vida a los muertos y que llama las cosas que no son como si ya existieran” (Romanos 4:17).

I. Introducción.

Definamos Realidad. La realidad es aquello que acontece de manera verdadera o cierta, en oposición a lo que pertenece al terreno de la fantasía, la imaginación o la ilusión. Lo real, por lo tanto, es lo que existe efectivamente, lo que nuestros ojos ven, lo que nuestras manos palpan, lo que nuestro olfato huele, lo que nuestra lengua gusta. La realidad es nuestro cable a tierra, es aquello que nos dice, “hey, deja de vivir en la nubes y comienza a vivir la vida real”. A veces la realidad no es muy agradable, ya saben, puede contener sufrimiento, problemas, enfermedades, pobreza, un sin-sentido de la vida, malas relaciones en el matrimonio y todo aquello que nos deprime, nos bajonea o incluso nos hace desear no vivir.

Sí, en ocasiones nuestra la realidad de nuestras vidas es un tanto triste. ¿Qué hacer frente a Realidades que no nos Gustan? Tres alternativas posibles se presentan:

  1. Vivir conforme se van presentando las cosas; sin esperanza, sin sueños, sin proyecciones; simplemente viviendo la realidad tal cual se nos presenta a diario sin hacer nada para que ésta cambie. Una actitud así es simple, conformista y alarmante porque nos causará depresión y un desgano por vivir.
  2. Escapar de esa realidad y crearnos un mundo de fantasía -irreal-, una esfera ficticia donde sólo nosotros podemos entrar y en la cual nos sentimos protegidos del mundo exterior. A esto se le conoce como “escapismo” y es muy dañino porque trastorna la mente y hace que poco a poco quienes lo practican se queden solos, o sea, enajenados de la sociedad.
  3. Asumir la realidad que estamos viviendo, o sea, no negar lo problemas, adversidades y carencias que nos rodean, pero no permitir que éstas controlen nuestra mente y mucho menos que dirijan nuestro futuro. En cambio, con la ayuda de Dios, sobreponernos a nuestra realidad y accionar en la construcción de una vida mejor…, ¡proclamar victoria y creer que ésta ya ocurrió!

II. Cuerpo del Mensaje.

Hoy les presento cuatro casos de personajes bíblicos que se enfrentaron a realidades drásticas, situaciones de escasez, desigualdad, injusticia, cansancio, problemas, adversidades; y sin embargo, lograron mirar más allá de su realidad, no se desconectaron de los problemas, pero en cambio miraron hacia el futuro, lugar donde les esperaba una realidad distinta, mucho mejor a la que estaban viviendo en la actualidad.

1. El caso de los gigantes en tierra de Canaán (Leer Números 13:25 hasta el 14:9)peliculas.10154.IMAGEN4

  • Los doce espías vieron gigantes, ciudades amuralladas y gente de guerra; pero también vieron que la tierra era apta para la siembra y la cosecha, trajeron frutos de la tierra.
  • Era una tierra que fluía “leche y miel”.
  • Diez de ellos se concentraron en la realidad negativa
  • Dos de ellos se concentraron en la realidad positiva, en lo que aún no ocurría pero que podía ocurrir: “Los comeremos como a pan, más podremos nosotros que ellos”.
  • REALIDAD: Una tierra con gente de guerra, dispuestos a destruirlos.
  • REALIDAD EN DIOS (lo que está por ocurrir): Una tierra que fluye abundancia y donde los guerreros y sus ciudades serían destruidas en favor de Israel

2. El caso de la Sequía en Israel (Leer 1ª Reyes 17:1 y 18:41-46)

  • Por mandato de Dios hubo sequía por tres años en Israel, como castigo por adorar a Baal, el “señor de las lluvias”.
  • La sequía produjo calamidades en la nación (pobreza, escasez, carencias de todo tipo).
  • Pero Elías le dijo al rey Acab, “engancha tu carro y date prisa para que la lluvia no te detenga” (1ª Reyes 18:44).
  • Antes de eso el profeta ya había visto un aguacero que se aproximaba, a pesar que su siervo apenas divisaba una pequeña nube como la palma de la mano de un hombre (1ª Reyes 18:44).
  • REALIDAD: Sequía total
  • REALIDAD EN DIOS: Un aguacero como nunca antes visto estaba por venir.

3. El Caso de Goliat (Leer 1ª Samuel 17)

  • Goliat atemorizaba al ejército israelita desde hace cuarenta días: los insultaba, los amedrentaba, los hacía sentir poca cosa…, y los soldados israelís le creyeron.
  • David en cambio a pesar de haber oído los insultos y provocaciones, decidió enfrentar esa realidad. Lo hizo no con estrategias humanas (escudo y armadura de Saúl), sino con la estrategia de Dios: “Tú vienes a mí con espada y jabalina, yo voy a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos” (1ª Samuel 17:45).
  • ¿Tenía miedo David de enfrentar a Goliat? ¡Claro que sí! Pero lo hizo de todos modos.
  • REALIDAD: Un gigante mounstruoso que asesinaría a cualquiera que osara enfrentarlo.
  • REALIDAD EN DIOS: Un gigante muerto por manos de un muchacho enclenque.

4. El caso de Pablo y los problemas en su Ministerio Leer, “Nos vemos atribulados en todo, pero no abatidos; perplejos, pero no desesperados; perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no destruidos” (2 Corintios 4:8-9).

  • El apóstol enfrentó un sinnúmero de problemas en su ministerio: persecuciones, traiciones, calumnias, abandono, pobreza, cárcel y muerte.
  • Sin embargo, él miró más allá de sus cadenas, él se proyectó en el futuro porque sabía que cosecharía una recompensa sin fin: “Así que no nos cansemos de hacer el bien. A su debido tiempo, cosecharemos numerosas bendiciones si no nos damos por vencidos” (2ª Corintios 6:9).
  • REALIDAD: Problemas, dificultades, adversidades.
  • REALIDAD EN DIOS: El apóstol Pablo recibiría su corona celestial allá en el Paraíso prometido.

III. Conclusión.joven-mirando-hacia-el-cielo

No neguemos nuestras realidades -un esposo que no te quiere, un negocio que no funciona, un hijo rebelde, carencias financieras, la pérdida de un ser querido-, sino que miremos nuestra realidad con los ojos de Dios y aprendamos a decir: “Sí, soy pobre ahora, tengo problemas en este momento, la situación es un tanto difícil, pero no será así para siempre, el Señor está construyendo una realidad mucho mejor para mí, realidad que me sobrepasa en bendiciones y donde soy feliz a pesar de lo que me rodea”. Y recitemos versículos bíblicos que desarmen la negatividad, versículos que declaren su poder sobre nosotros, versículos que construyan nuevas realidades como por ejemplo éste: “Yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes, afirma el Señor, son planes de bienestar y no de calamidad a fin de darles un futuro y una esperanza” (Jeremías 29:11).

¡Aprende a mirar lo que no es como si ya fuese!


Gabriel Gil, Pastor Cristo en Casa, Chile.

 

Anuncios

5 thoughts on “Esa Realidad que no Me Gusta (sermón dominical)

  1. patricia vivero novoa 8 noviembre, 2015 / 20:22

    Pastor Gabriel, hace 20 dias mi amado esposo partio a la presencia del Señor, todos en casa, menos mi hija mayor, creemos que nuestro Dios es Soberano, no hemos pensado siquiera cuestionar Su perfecta Voluntad en el, Dios sostiene nuestro corazon cada dia, todas coincidimos en que este es un gran dolor, solo soportable por la Gracia del Señor.Mi preocupacion es mi hija, ella dice que siempre penso que el Señor haria un milagro en el papa, en fin, yo la veo mal y me preocupa mucho, oro por que venga sobre ella la perfecta Paz que viene de Su Trono de Gloria.Le agradezco que haya publicado este mensaje, se lo enviare a ella, como siempre, Dios usa su vida sin imaginar la bendicion que provocara en quienes tenemos necesidad y leemos cada texto suyo.Dios siga entregando de toda Gracia y Sabiduria en usted, bendecido pastor.

    Le gusta a 1 persona

    • GabrielGil 9 noviembre, 2015 / 08:17

      Patricia, lamento mucho lo de tu esposo, recibe mis sinceras palabras de condolencias, pero como bien dices él ya está en la presencia de Dios, esa es nuestra creencia como cristianos. En medio de este dolor me alegra que mi sermón te resulte en bendición, y agradezco en sobremanera las palabras finales que dedicaste para mí en tu comentario, me animas a seguir escribiendo.

      Me gusta

  2. Vanessa Delgado. 8 noviembre, 2015 / 20:11

    Que buena palabra, justo en el momento indicado. 🙏

    Le gusta a 1 persona

    • GabrielGil 9 noviembre, 2015 / 08:14

      Que buen Vanessa que el texto de este sermón halla llegado en el momento indicado a tu vida. Gracias por leerme. Te invito a leer y comentar más de mis artículos en este blog.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s