TEOLOGÍA DE LA OBESIDAD (relato tragi-cómico)

obesidad-felicidad

Y Dios pobló la tierra con espinaca, coliflor, brócoli, y todo tipo de vegetales, para que el Hombre y la Mujer pudieran alimentarse y llevar una vida sana.

Y Satanás creó a McDonald’s. Y McDonald’s creo el Big Mac y éste a su vez el Kentucky Fried Chicken. Entonces Satanás dijo al Hombre: ¿Lo quieres con Papas fritas y Coca Cola?

Y el Hombre dijo: “Grande, por favor”. Entonces el Hombre engordó.

Y Dios dijo: “Haya agua en abundancia, para que la mujer beba y conserve la silueta que he creado con la costilla del Hombre”.

Y Satanás creó el chocolate. Y la Mujer engordó a la talla 90-60-¡Revienta!

Y creó Dios las verduras en ensaladas y el aceite de oliva; y vio que estaba bien pues deseaba que sus hijos se conservaran sanos.

Y Satanás hizo el helado de crema. Y hombre y mujer engordaron por igual.

Y Dios dijo: “Miren que les he dado frutas en abundancia, que les servirán de alimento. Coman para su bien”.

Y Satanás produjo el choripán con chimichurri casero y las fiestas patrias para comer a destajo la chicha, el asado, el chancho y las empanadas que tanto gustan. Y el Hombre engordó, y su colesterol malo se fue por las nubes. La mujer por su parte engordó piernas y brazos, aunque con gusto seguía preparando estos banquetes.

Y creó Dios los zapatos de goma (tenis) y el Hombre decidió correr para perder los kilos de más. Su esposa decidió acompañarlo porque quería bajar de peso.

Y Satanás concibió la televisión con cable y agregó el control remoto para que el Hombre no12D607279A tuviese que caminar para cambiar de canal, entre ESPN y Fútbol de Primera, con el sudor de su frente. Para la mujer creó el programa The Biggest Loser para que no se sintiera tan gorda como las competidoras de la TV y así su conciencia estuviera en paz.

Y el Hombre aumentó de peso. Y la mujer se deprimió por su figura “abundante”.

Y vio Satanás que estaba bien porque el Hombre llegó a tener las coronarias tapadas…

Y dijo Dios: “No es bueno que el hombre tenga un infarto”. Y entonces creó el cateterismo y la cirugía cardiovascular. Y aunque esto era bueno, el hombre y la mujer siguieron auto-enfermándose cada vez con comida chatarra, falta de ejercicio, y vida sedentaria.

Se arrepintió Dios de haberlos creado y los dejó a merced de las grandes tiendas de grasa saturada, carbohidratos y bebidas gaseosas y les dijo: “Arréglenselas como puedan. Ustedes ya saben lo que es bueno y lo que es malo”.

ORACIÓN: Oh Dios, ayúdame a que me mi cuerpo sea un sermón “in situ”, que predique de ti, de la vida saludable que creaste para nosotros tus criaturas. Que cada vez que salga a caminar mis 30 minutos diarios, que cuando tome mis 8 vasos de agua y que cuando prefiera ensaladas en vez de arroz las personas que me observan puedan pensar… “quisiera tener ese cuerpo”. Sí Señor, enséñanos a predicar de manera distinta aquí y ahora para tu gloria. Amén.

Si crees que este artículo resulta útil, favor comparte y… ¡menos bebida, más agua! ¡menos tele, más ejercicio! ¡menos chocolate, más apio!

La Rueda de la Vida, seminario en Hermosillo, México
La Rueda de la Vida, seminario en Hermosillo, México

Gabriel Gil es coach integral sistémico y mentor de vidas, de profesión teólogo. Su propósito en la vida es “guiar a las personas hacia Dios ayudándolas a mejorar sus vidas”. Es fundador y director de MENTHOR, Consultora en Desarrollo Humano. A través de esta consultora ha impartido seminarios presenciales, talleres y charlas desde México a Chile; y seminarios virtuales (webinars) a varias personas en diferentes Continentes. Muchos líderes han logrado subir su nivel de eficiencia personal y organizacional al tomar los programas de entrenamiento que Gabriel ha creado.

Anuncios

5 thoughts on “TEOLOGÍA DE LA OBESIDAD (relato tragi-cómico)

  1. Esau 23 septiembre, 2015 / 17:32

    Excelente reflexión; se dice que “A veces los cristianos nos preparamos tanto para vivir en un lugar celestial, que ya no nos esforzamos por vivir bien en la tierra”.

    Me gusta

  2. Viviana carvajal 14 septiembre, 2015 / 15:36

    Pucha que me reí. muy buena exposición con su cuota de sarcasmo. Es verdad debemos volver al origen de TODO!. bendiciones.

    Me gusta

  3. Diego Martínez 14 septiembre, 2015 / 14:20

    Como siempre un excelente artículo. Gracias porque de esta manera nos anima a comer mejor y mantenenos sanos. Muchas bendiciones Pastor Gabriel

    Me gusta

  4. merary 14 septiembre, 2015 / 11:52

    Está muy bueno, y es cierto la mala alimentación es lo que más enfermedades causa! Realmente tenemos que cambiar nuestros hábitos alimenticios y si no hacemos ejercicio practicar un deporte puede ayudar.

    Me gusta

    • GabrielGil 14 septiembre, 2015 / 13:51

      Así es MERARY, tu comentario tiene mucho fundamento. Gracias por leerme y comentar.-

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s