SÉ MI JUAN BAUTISTA…, El poder de la Promoción para emprendedores

abrind1Definamos Promoción

Del latín PROMOTIO que a su vez implica tres vocablos: 

  • Pro: hacia adelante
  • Movere: mover
  • Ción: sufijo que conleva la idea de acción y efecto

Promoción es un término que hace mención a la acción y efecto de promover. Y promover es un “verbo” que significa: “Impulsar una cosa, iniciar un proceso, elevar a alguien a un cargo o empleo superior al que tenía”.

Algunos términos afines a Promoción son:

  • Recomendar
  • Sugerir
  • Hablar bien de
  • Conectar
  • Abrir camino
  • Animar

Tres Versículos Bíblicos que hablan de Promoción

  1. Proverbios 11:25, “El que anima será reanimado”. Este verso se asemeja al conocido principio universal de la siembra y la cosecha. Este verso nos dice que “si eres un promotor, cosecharás promoción”. Ser un promotor es uno que anima constantemente a otros a avanzar a nuevos y mejores niveles, es uno que arenga y saca lo mejor de ti. Este versículo es también una promesa: Ser uno que anima a otros, que impulsa a otros, que busca el crecimiento de otros traerá bendición a tu vida (ascensos, mejor paga, más estima, salud mental, fama positiva). Ser un promotor es “llevar a los demás a la cima sabiendo que tú mismo llegarás también”.
  2. 1ª Samuel 16:18, “Entonces uno de ellos dijo ––yo he visto que uno de los hijos de Isaí, el de Belén, sabe tocar muy bien el arpa; además, es un guerrero valiente, y habla con sensatez, es bien parecido y cuenta con la ayuda del Señor”. Este versículo es sencillamente genial, aquí vemos cómo David fue recomendado por alguien, David fue promovido, hablaron bien de él. Si no hubiese sido por esta recomendación es probable que el futuro rey jamás hubiese pisado palacio, pero Dios tenía preparado a alguien para que hablara bien de su siervo. Nótese que la recomendación es sumamente positiva, es potente, graciosa y convincente…, ¡así debe ser la verdadera promoción! debe buscar el bienestar del promovido.
  3. Isaías 40:3, “Una voz grita: Preparen al Señor un camino en el desierto, tracen para nuestro Dios una calzada recta en la región estéril”. Es un pasaje que habla de Juan el bautista, uno que abrió camino para Jesús, lo promovió en todos los sentidos: habló bien de él, animó a otros a seguirlo (incluso sus propios discípulos), lo reconoció públicamente como superior a él, lo conectó con el pueblo.

De Juan Bautista es que quiero hablar más detenidamente, acompáñeme en los siguientes párrafos, algo bueno encontrará para su vida aquí.

______________________________

Que distinta sería nuestra vida como emprendedores si tuviésemos más “Juanes Bautistas” a nuestro al rededor. Personas que teniendo los contactos nos conectaran, teniendo las influencias las utilizaran para ayudarnos, teniendo los espacios nos ubicaran, pudiendo promovernos nos promovieran. Sí, todo sería más sencillo ¿verdad?, pero no todos lo hacen. Es más fácil decir, “estamos orando por ti” que afirmar, “he estado promoviendo tu proyecto”. Lo uno y lo otro es útil, pero es mejor si se hicieran ambas (orar por uno y promoverte).

¿Qué Hizo Juan Bautista por Jesús?

Juan el Bautista cumplió una tarea única en el ministerio mesiánico, ayudó a que Cristo fuese conocido y apoyado por los que él ya había discipulado. En términos organizacionales, “Bautista utilizó sus recursos de liderazgo, poder y relaciones para introducir a Jesús en la conciencia colectiva de la nación…, recomendó los servicios de Jesús”. Ya saben a que me refiero: habló bien de Él, les dijo a otros que lo siguieran, estuvo dispuesto a menguar  para que Jesús subiera; en síntesis, “lo promovió en todos los sentidos”. ¿Leíste bien? Repito: LO PROMOVIÓ EN TODOS LOS SENTIDOS.

Ahora bien, la envidia, la mala onda, el “chaqueteo” (chilenismo que implica la acción de jalar hacia abajo a quienes van subiendo) y los malos comentarios son cosa común en el mundo de empresa secular, pero eso no debiera ocurrir entre cristianos (aunque muy a pesar mío ocurre). Al contrario, el apoyo entre emprendedores practicantes del evangelio debiera ser una de nuestras características distintivas, ¡debiéramos conectar a otros con los demás! Soy de los convencidos que si uno tiene las posibilidades de promover a otro en su emprendimiento (proyecto, negocio, fundación, ministerio), debe hacerlo. Y debe hacerlo no como un “favor tipo lástima”, sino como parte de la práctica del amor los unos por los otros, ¿estoy siendo claro? Mira lo que dice Gálatas 6:10, “Siempre que podamos, hagamos el bien a todos, especialmente a los que pertenecen a la familia de la fe“.

¿A quién se debe Recomendar?20130617181904

Hagamos un alto aquí y reflexionemos en lo siguiente. No se trata de recomendar a cualquier emprendedor, porque a estas alturas tú ya sabes que “de todo hay en la viña del Señor”, ¿captaste lo que quise decir? Veamos pues, te lo explico así: Bautista recomendó a Jesús porque sabía quién era al que estaba recomendando. En este punto hemos de ser prudentes y utilizar nuestros recursos de influencia para conectar sólo a aquellos que sabemos que su vida y emprendimiento glorifican a Dios. De ser ligeros a la hora de “abrir camino” a cualquiera, corremos el riesgo de perder credibilidad cuando la persona recomendada nos deja mal parados, de ahí que debemos ser cuidadosos y seleccionar muy bien a quien promovemos y ojo, no tengamos sentimientos de culpa al cerrar puertas a quienes dan pésimo testimonio con sus negocios, ¿para que echar barro sobre el nombre del evangelio? Premiemos a los buenos. Escribo con propiedad porque hace años que vengo practicando esto.

He sido “Juan Bautista” para no pocos emprendedores, empresarios y ministros, utilizando mis conexiones, relaciones, conocimientos y oraciones. He recomendado a muchos y he conseguido logros para otros; sé que a varios les ha ido bien porque lo he visto. Algunos se acuerdan de este servidor y lo agradecen “devolviéndome la mano”, otros al parecer han sufrido cuadros de amnesia y se olvidaron de quien los promovió, bueno, así es la vida. Pero también doy testimonio que muchos juanes bautistas me han ayudado hasta aquí. No daré nombres específicos porque la mente es frágil y posiblemente pueda olvidar a alguno, no obstante, gran parte de lo que he conseguido se lo debo a hombres y mujeres que me apoyaron al instruirme, capacitarme, corregirme; muchos de ellos me promovieron, hablaron bien de mí, de lo que hago y me conectaron con personas para que yo las ayudara, incluso varios me dieron la oportunidad de compartir en sus Organizaciones…, ¡corrieron riesgo conmigo! Otros me contrataron y decidieron apoyarme financieramente afirmando así mi emprendimiento-ministerio. Incluso tengo juanes bautistas que me envían donativos desde otros países porque creen que soy buena tierra.

Sé mi Juan Bautista.

Recuerda esto: Los “juanes bautistas” toman diferentes formas y accionan de múltiples maneras a tu favor, yo he sido bendecido con varios, pero necesito aún más si deseo llegar a dónde Dios dijo que llegaría, ¿capiche? Lo mismo se aplica a vos, no lo dudes. Por eso te digo con humildad y convicción, ¡SÉ MI JUAN BAUTISTA!, porque si lo haces, algún día alguien lo será contigo, es la ley de la siembra y la cosecha, una ley universal que se cumple a cabalidad. Te lo digo de manera clara: Promuéveme, habla bien de mí, recomienda mis servicios, conéctame, ábreme espacios, ora por este servidor y arriésgate a contratar mis servicios.

Finalmente…

Amigos emprendedores, aprendamos a promovernos entre nosotros, conectarnos, dándonos los espacios, recomendando nuestros servicios o productos, trabajando a nuestro favor pero sobre todo, dando gracias a Dios Padre, quien nos abre camino todos los días para seguir trabajando, vendiendo, sirviendo, ministrando. Una frase tan sencilla como… “conozco a alguien muy bueno, eficiente y honrado que podría ayudarlo con…”, puede significar el empujón que un emprendedor necesita para volar. Y esa pequeña frase es el gatillante que ese emprendedor tanto necesita, no seas egoísta con tus conexiones, lleva a los demás a la cima porque al hacerlo llegarás con ellos. Seguramente hay un emprendedor que está de rodillas hace mucho tiempo pidiendo al Señor la “oportunidad dorada” y tú puedes gestionarla.

Si no eres un emprendedor es posible que no entiendas con exactitud esta reflexión, no es mi deseo ser mal interpretado, por eso en mi título puse “para emprendedores”. Pero si eres un emprendedor como yo -que está luchando por elevar el vuelo-, entonces sabes muy bien el valor de la promoción. Adquiere el rol de Bautista y abre caminos para otros y verás que Dios abre para ti también.

P.D. Si este escrito te ayudó por favor compártelo…, sé mi Juan Bautista así como yo he sido con otros. Pero también pon “me gusta” y coméntalo. Cuando haces esto ayudas a que este post llame la atención de otros cibernautas. Gracias.-


Mis Libros: http://www.sellfy.com/gabrielgil
Mis Vídeos: http://www.youtube.com/gabrielgilarancibia
Mis Audio-Charlas: http://www.spreaker.com/user/gabrielgil
Mis Post: http://www.facebook.com/gabrielgilarancibia

img_20170122_140549

Gabriel Gil es Coach Integral Sistémico y Mentor de vidas; de profesión teólogo y por vocación divina pastor; además escribe post, artículos y libros. Su misión en este mundo es “guiar a las personas hacia Dios ayudándolas a mejorar sus vidas”.

Anuncios

12 thoughts on “SÉ MI JUAN BAUTISTA…, El poder de la Promoción para emprendedores

  1. Elizabeth Carcelén 20 enero, 2017 / 12:26

    Gracias Gabriel por estas enseñanzas muy atinadas en estos tiempos en los que estamos apurados para llegar a nuestra meta y así muchas veces perdemos esa oportunidad tan valiosa como la que es ser un Juan Bautista, que quizás haciendo esto así llegaremos igual a nuestra meta pero con la satisfacción de haber hecho algo más por alguien y por mí misma. Muchas bendiciones!!!

    Le gusta a 1 persona

  2. vanessa morales 20 enero, 2017 / 11:59

    Muy cierto pastor todos necesitamos ese ” bautista” que nos impulse.. Debemos aprender a superar nuestro egoísmo y ayudar a otros en lo que podamos y también debemos ser agradecidos…. Por mi parte pastor trataré de ser esa ” Juan bautista” será fácil por que usted es muy bueno en su trabajo además de ser eficiente es un excelente MENTHOR DIOS LE BENDIGA

    Le gusta a 1 persona

  3. Marco Huerta Valdés 11 noviembre, 2015 / 04:00

    Excelente artículo
    Todos hemos necesitado y seguimos necesitando, personas idóneas que puedan creer en el aporte que podríamos significar en ciertas tareas y desafíos. Son verdaderas conexiones que puede accedernos a nuestro próximo escenario.
    Tu escrito nos hace re-pensar en el proteccionismo que a veces nos deja en la deriva del individualismo. Dejar las puertas abiertas o el acto de la recomendación contribuye al fluir constante de nuevos actores en los procesos de avance y desarrollo.
    En el campo donde me desenvuelvo soy parte de los que promovemos espacios para nuevos rostros en el campo de la investigación y pensar teológico pentecostal. Sin duda, que dichos espacios no son fáciles de lograrlos, ya que siempre está la sospecha institucional, el temor a nuevos rostros, la resistencia a los innovadores y el fuerte sentimiento al exclusivismo que algunos defiende como derecho propio.
    El peregrinar de los que soñamos no es fácil Gabriel. Personalmente hubiera fracasado, si Dios no hubiera manifestado su gracia a través de tantos que en medio de mi soledad y muchas veces en escasez (sin beca alguna pagaba mis estudios de posgrado) me dieron una mano, un abrigo, alimento, una palabra, una puerta idónea para seguir avanzando…

    Le gusta a 1 persona

    • GabrielGil 11 noviembre, 2015 / 07:30

      Así es mi estimado Marco, comparto plenamente tu comentario y me quedo sobre todo con esta frase que me pareció genial: “Dejar las puertas abiertas o el acto de la recomendación contribuye al fluir constante de nuevos actores en los procesos de avance y desarrollo”. Sigue adelante amigo mío, sigue ejerciendo la obra de Bautista porque “cuando llevas a otros a la cima, tú llegarás con ellos”.

      Me gusta

  4. gladys 7 noviembre, 2015 / 00:25

    Gracias Pastor por considerarme, cada vez que leo lo que usted comparte algo muy especial ocurre en mi vida, me empodera y me alienta, me encantaria llegar a ser uno de estos juanes Baustista, en lo que a mi concierne siempre dispuesta apoyar su maravilloso ministerio, sea muy Bendecido un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • GabrielGil 7 noviembre, 2015 / 07:13

      Querida Gladys, que bueno que mis escritos aporten valor a tu vida. Y sí, tú también puedes convertirte en un Juan Bautista de muchos, hazlo y tu vida nunca estará vacía…, no hay nada mejor que llevar a otros a la meta.

      Me gusta

  5. jefte 6 noviembre, 2015 / 17:17

    Excelente artículo Pastor. Dios le bendiga en su ministerios y espero que sean muchas vidas bendecidas a través de su trabajo. 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • GabrielGil 7 noviembre, 2015 / 07:11

      Gracias Jefté, igualmente deseo para ti una vida llena de éxitos, bendiciones y triunfos. Sigue adelante con tus escritos y haznos saber de tus nuevos artículos.

      Me gusta

  6. Luciano valenzuela 6 noviembre, 2015 / 10:06

    Muy buen artículo y consecuente con tu práctica. Los que te hemos conocido sabemos que ered de aquellas personas que abren caminos para las personas que están surgiendo.
    Me recuerda mucho los escrito por Covey desde la lógica del Ganar-Ganar, en donde gana el que guía y el que es guiado.

    Saludos Gabriel

    Le gusta a 1 persona

  7. Marcelita Perez 6 noviembre, 2015 / 09:42

    La obra de Juan bautista es una labor específica y con un propósito especial, creó que tienes razón en tu artículo, debemos de ser juanes los unos con los otros reconociendo a los que se dedican como tu a capacitar y entrenar líderes, que es tan necesario en estos tiempos, Dios te siga bendiciendo….

    Le gusta a 1 persona

  8. Alejandra 5 noviembre, 2015 / 15:27

    Gracias por compartir esta enseñanza. Es tan cierto todo lo que leí. lo he experimentado en mi propia vida y con amigos cercanos. Sin duda, Dios nos da y pone en nuestro camino conexiones de oro que llegan en el momento menos pensado. Espero ser una de esas conexiones para ud y su ministerio. 🙂 un gran abrazo y muchas bendiciones

    Le gusta a 1 persona

    • GabrielGil 5 noviembre, 2015 / 16:04

      Gracias Alejandra. Sin dudas que con tu forma de pensar llegarás muy lejos, ya que los líderes relacionales son aquellos que son capaces de conectar con otros y así construir puentes duraderos. Tú eres una de esos líderes.-

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s