LA DEPRESIÓN, UN ASESINO SILENCIOSO DE PASTORES

suicidio_070114_gUno de los pensadores contemporáneos a quien frecuentemente leo escribió un post en su cuenta de facebook causando gran cantidad de comentarios de sus seguidores en respuesta a sus líneas. A continuación unos pocos renglones de su escrito original: “Hace 4 años él predicó en el funeral de un pastor amigo que se había suicidado. El pasado sábado 31 de mayo él se quitó su propia vida. El Rev. Phil Lineberger, pastor de Sugarland Baptist Church y destacado líder denominacional, estaba luchando con la depresión de acuerdo a un comunicado de su familia. Tenía 69 años y estaba con licencia médica” (Andrés Miranda en https://www.facebook.com/andresmiranda01?fref=ts).

¡¿QUÉ ESTÁ OCURRIENDO?! ¿cómo puede ser que líderes espirituales cristianos decidan acabar con su vida? ¿es algo nuevo o muy por el contrario un mal que lleva años en la iglesia pero que no ha sido estudiado con la suficiente seriedad? Preguntas como éstas vienen y van cuando la noticia del suicidio de un pastor se deja ver.

Un artículo un tanto antiguo pero interesante nos deja mucho que pensar respecto a este tema. El post fue publicado en diciembre del 2013 y corresponde a la página Noticiacristiana.com y dice así:

Tres Pastores se han Suicidado en los últimos 30 días en los EE.UU.

¿Qué hace que una persona se suicide? Según los psicólogos, los pensamientos son algo bastante común. El Centro para el Control y la Prevención de los Trastornos Mentales en los EE.UU. afirma que el 3.7% por ciento de la población mayor de 18 años, pensó seriamente en suicidio el año pasado.

Mientras que algunos suicidios son el resultado de un impulso, la mayor parte es planeado. También de acuerdo con datos del Centro, la mitad de las personas han hecho un plan para llevar a cabo su suicidio.

En los últimos 30 días, lamentablemente, tres pastores conocidos se suicidaron conmocionando a la Iglesia en EE.UU. El 10 de noviembre, Teddy Parker Jr., de 42 años, pastor de la Iglesia Bautista Bibb Mount Zion, Georgia se suicidó disparándose en la cabeza.

Su esposa lo encontró tendido en la entrada del garaje de su casa el domingo. Él había predicado por la mañana y tenía que predicar de nuevo ese día. No dejó ninguna nota con alguna explicación.

La semana pasada, el pastor Ed Montgomery, estaba de luto por la pérdida de su esposa, él se suicidó delante de su madre e hijo. Él y su difunta esposa, la profeta Jackie Montgomery, lideraban la Iglesia Asamblea Internacional del Evangelio Completo, en el Estado de Illinois.

El 10 de diciembre, se suicidó Isaac Hunter, ex pastor de la Iglesia Summit en Orlando, Florida. Hasta ahora, no se ha divulgado la forma de cómo se suicidó. El caso llamó la atención de los medios seculares, porque el padre de Isaac, el pastor Joel Hunter ha sido llamado “guía espiritual” del presidente Barack Obama con quien se reúne frecuentemente para orar en la Casa Blanca.

Hay estadísticas sobre la cantidad de pastores que enfrentan problemas como la depresión, el agotamiento físico y mental. Ninguno de ellos es alentador. Según el Instituto Schaeffer, el 70% de los pastores luchan constantemente con la depresión, y el 71% están “agotados”. Por otra parte, el 72% de los pastores dicen que sólo estudian la Biblia cuando van a preparar sermones, el 80% cree que el ministerio pastoral afecta negativamente a sus familias, y el 70% dice que no tienen un “amigo cercano”.

El Instituto Schaeffer, también estima que el 80% de los estudiantes de seminarios (incluyendo graduados) dejarán el ministerio dentro de cinco años. No hay datos consistentes sobre el número de cuántos cometerán suicidios, pero es claro que los pastores no son inmunes a esto.

Los psicólogos señalan varias razones de por qué la gente se suicida, psicosis, depresión a menudo por las situaciones estresantes de la vida. Una columnista de la revista Charisma, Jennifer LeClaire, que ha escrito varios libros sobre la guerra espiritual, comentó sobre el caso de los tres pastores.

Ella instó a las iglesias para que oren más por sus líderes, mientras se mantienen en alerta ante estos síntomas de depresión en los pastores, “los miembros deben ser conscientes de que el diablo ha preparado muchos ataques contra las iglesias en el período en el que las señales de la venida de Jesús parecen estar intensificándose”, dijo LeClaire.

Fuente: Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Charisma News / http://www.noticiacristiana.com/iglesia/pastor/2013/12/tres-pastores-se-han-suicidado-en-los-ultimos-30-dias-en-eeuu.html

Pero, ¿cuál es la principal causa de que ciertos pastores cometan suicidio? Los expertos sostienen categóricamente: DEPRESIÓN.

Investigué el tema y encontré un interesante artículo titulado “Depresión Pastoral” que les recomiendo leer, disponible en http://www.desarrollocristiano.com/articulo.php?id=417

ELIAS QUIERE MORIRimage003

Por último, la Biblia nos relata el caso de un personaje heroico, capaz de hacer milagros inimaginables aún para nuestros tiempos el cual gozaba de una comunión con Dios de aquellas que sorprenden hasta a los más incrédulos, me refiero a Elías. Pero aún él sufrió una depresión aguda a tal grado que deseó morirse: “Y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres” (1ª Reyes 19:4).

En mi libro “Reflexiones de un Peregrinaje” escribí un capítulo concerniente a esto, según me han dicho fue bastante leído sobre todo porque se identificaron con el profeta. Lo interesante de esta historia es que Dios no dejó solo a su profeta, lo acompañó, mentoreó y direccionó en su viaje por el desierto que vendría siendo su “ruta por la depresión”. No puedo escribir aquí todo lo que en mi libro puse porque haría demasiado largo el presente artículo, pero algunas líneas les puedo obsequiar para establecer una idea más clara acerca de lo que quiero transmitir. La Biblia menciona que el Señor utilizó 5 elementos para sacar a Elías de ese estado anímico tan peligroso como es la depresión ––y los pensamientos de muerte que muchas veces vienen––. Les comparto esos elementos, quizá le sirvan sobre todo si está atravesando momentos difíciles en su ministerio, en su vida.

1) Desconexión (Dios llevó a su Profeta al desierto): Qué importante es desconectarse de todo y de todos de vez en cuando, algo que los pastores no solemos hacer (siempre estamos disponible). En el relato de 1ª Reyes 19 vemos que Elías se fue por el camino del desierto, pero en verdad fue Dios quien lo impulsó a ir por allí. ¿Por qué? Leamos lo que Cristo hizo con sus apóstoles cientos de años después, en su acto encontramos la respuesta: “Jesús les dijo: Venid vosotros aparte a un lugar desierto, y descansad un poco. Porque eran muchos los que iban y venían, de manera que ni aun tenían tiempo para comer” (Marcos 6:31).

2) Descanso (Dios permitió a su Profeta dormir hasta que se recuperara del cansancio): El descanso es tanto una habilidad como un mandamiento bíblico. Dios mismo descansó de su Obra al séptimo día, entonces, ¿quiénes nos creemos nosotros para no hacerlo? En este elemento también puede aplicarse el pasaje de Marcos 6:31, pero existe otro versículo aún más categórico y es éste: ” Trabaja seis días, y haz en ellos todo lo que tengas que hacer, pero el día séptimo será un día de reposo para honrar al Señor tu Dios. No hagas en ese día ningún trabajo, ni tampoco tu hijo, ni tu hija, ni tu esclavo, ni tu esclava, ni tus animales, ni tampoco los extranjeros que vivan en tus ciudades” (Éxodo 20:9-10). ¿Se dan cuenta que el descanso oportuno es un mandato y no una sugerencia? En síntesis, “aprende a descansar lo suficiente”.

3) Comida saludable (Dios le dio comida sana y nutritiva a su Profeta): Algo en que los pastores frecuentemente fallamos es no poner atención en lo que comemos. Una comida saludable es tan importante como una vida de oración, ¿amén?. “Y mirad por vosotros mismos, que vuestros corazones no sean cargados de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día” (Lucas 21:34). Si los pastores pusiésemos más atención en comer sano, en las horas adecuadas y decir no más seguido a esos banquetes a los que muchas veces somos sometidos, de seguro viviríamos más y mejor. Por otra parte los médicos sostienen que una forma efectiva de combatir la depresión es comer sabroso pero sano.

4) Ejercicio (Dios hizo caminar a su Profeta cuarenta días, para sacarle el estrés acumulado): Está comprobado médica y psicológicamente que una persona que hace ejercicio con frecuencia se mantiene más sana que una persona sedentaria, y muchos pastores ––lo quieran reconocer o no––, son “sedentarios empedernidos”. San Pablo utiliza el ejemplo de una carrera para decirnos lo importante de dominar el cuerpo, someterlo, tenerlo en forma: “Todos los deportistas se entrenan con mucha disciplina. Ellos lo hacen para obtener un premio que se echa a perder; nosotros, en cambio, por uno que dura para siempre. Así que yo no corro como quien no tiene meta; no lucho como quien da golpes al aire. Más bien, golpeo mi cuerpo y lo domino, no sea que, después de haber predicado a otros, yo mismo quede descalificado” (1ª Corintios 9:25-27). Los pastores deberíamos poner énfasis en cuidar nuestro cuerpo y mente mediante el ejercicio físico, hacerlo nos ayudará a estar prevenidos para cuando los malos momentos de la vida lleguen.

5) Una meta clara (por último Dios le dio un objetivo a su Profeta, un meta bien determinada por la cual luchar): Las personas con metas son más felices, proactivas y desarrollan pasión por la vida. “Planes bien pensados ¡pura ganancia! Planes apresurados ¡puro fracaso!” (Proverbios 21:5). Cuando los pastores perdemos el rumbo ––lo cual es más común de lo que pensamos–– es fácil caer en desánimo, tristeza y quemeimportismo. Sacudámonos de todo eso poniendo metas en nuestra vida.

649AyudaFINALMENTE…

Criticar a los pastores que sufren de depresión o a quienes han cometido suicidio no es el camino correcto. Estas personas al igual que cualquiera otra que está sufriendo este mal necesitan acompañamiento, no critica; mentoría, no burla; cobertura, no aislamiento; comprensión, no ironía. Nuestros pastores y pastoras merecen un cuidado pastoral genuino, sistemático, de calidad, ¿por qué? porque los líderes espirituales necesitan más que cualquier otro líder “cuidado integral”. Por lo demás, si alguien piensa que este mal nunca le afectará recuerde las sabias palabras enunciadas por un pastor de pastores: “Por tanto, el que cree que está firme, tenga cuidado, no sea que caiga” (1ª Corintios 10:12).

APÉNDICE A

¡UN GRUPO DE APOYO PASTORAL ES URGENTE!

  • Mil quinientos pastores dejan el ministerio cada mes en los EE.UU. debido a un fracaso moral, quemados espiritualmente o por contiendas en sus iglesias.
  • El ochenta por ciento de los pastores se sienten inadecuados y desanimados en su rol como pastor.
  • El cincuenta por ciento de los pastores están tan desanimados, que dejarían el ministerio si pudieran, pero no tienen otra forma de ganarse la vida.
  • El ochenta por ciento de los graduados de los seminarios e institutos bíblicos, que entran en el ministerio dejarán el ministerio dentro de los primeros cinco años.
  • El setenta por ciento de los pastores están en constante lucha contra la depresión. La principal causa de su depresión son las bajas finanzas personales que su oficio les reporta.
  • El setenta por ciento dijo que la única vez que estudian la Palabra es cuando están preparando sus sermones.
  • La mayoría de pastores se sienten solos, sin amigos en quien confiar, sin un grupo de apoyo donde abrir su corazón.
  • La mayoría de pastores sienten un abandono total por parte de sus autoridades denominacionales, de ahí que muchos abandonan la corporación y prefieren hacerse independientes.
  • El oficio pastoral es considerado uno de los más estresantes (aunque esto jamás aparecerá reportado en Forbes u otras revistas de índole comercial). “A diferencia del médico, sostiene Rick Warren, que ve al paciente cada quince días, el pastor ve a sus ovejas no sólo los domingos, se ocupa de ellas todo el tiempo; sin embargo el salario del pastor no se compara con el de un médico especialista“.
    FUENTE: Dr. Richard Krejcir (Cosultora de Tendencias Pastorales). Seis mil pastores encuestados.

Bibliografía Recomendada

1. Setenta por ciento de los Pastores sufren de baja Auto-estima – http://www.noticiacristiana.com

2. Los errores de un deprimido – http://www.pensamientocristiano.com

3. Depresión en el Liderazgo, por Sergio G. Matviuck – http://www.lidervision.com

4. Pastores, no sean una Estadística Más – http://www.maranathalife.com

5. El pequeno y sucio secreto del Pastor, por Dante Gebel – http://www.facebook.com/dantegebel/posts

6. Reflexiones de un Peregrinaje, por Gabriel Gil – http://www.sellfy.com/gabrielgil


18157974_10212956312840215_5233439231191626588_n

Gabriel Gil es Coach Integral Sistémico y Mentor de vidas; de profesión teólogo y por vocación divina pastor. Su misión en este mundo es “guiar a las personas hacia Dios ayudándolas a mejorar sus vidas”; lo hace a través de sus escritos, podcast, vídeos y seminarios que imparte en América Latina.

Mis Libros: http://www.sellfy.com/gabrielgil

Mis Vídeos: http://www.youtube.com/gabrielgilarancibia

Mis Audio-Charlas: http://www.spreaker.com/user/gabrielgil

Mis Post: http://www.facebook.com/gabrielgilarancibia

Anuncios

34 thoughts on “LA DEPRESIÓN, UN ASESINO SILENCIOSO DE PASTORES

  1. Leonel castro 11 junio, 2017 / 13:28

    Los pastores siempre preocupados por los feligreses,y por momentos asi los pastores se descuidan de sus vidas y salud .
    Ala larga esto trae consecuencias ,cosidero que articulos como este nos da pautas y guias que debe tener el lider o pastor y que debe poner en practica para poder guiar mejor a la iglesia y llegar a tener una mejor salud fisica y espiritual.

    Me gusta

  2. carlos arevalo 11 junio, 2017 / 13:01

    La depresiòn no es ajena a ningùn tipo de oficio. Vamos a descartar para fines de opiniòn el factor bioquímico.
    Tiene un componente de sobrecarga de trabajo bien sea porque no cuenta con un equipo de trabajo altamente efectivo o porque aùn tenièndolo prefiere por cualquier razòn hacer las cosas a su manera, a su modo, usualmente sin consultar y por ende sin solicitar ayuda.
    Como consecuencia este tipo de proceder pasa factura en algùn momento y las consecuencias pueden ser tan nefastas que van desde imposibilidad temporal para trabajar hasta una recomendaciòn que no puede obviar de cambiar de trabajo si no quiere morir prontamente.
    El exceso de trabajo y de preocupaciones sumado al poco tiempo de descanso y la mala alimentaciòn degeneran en una merma en su salud, el cuerpo no elimina los radicales libres y puede degenerar en apariciòn de càncer, son esos casos que hoy nos enteramos y nos sorprenden.
    En el imaginario de nuestro pueblo està muy arraigada la idea de que un pastor debe morir predicando a razòn de su “sagrado oficio”, por esto es comùn ver pastores de avanzada edad aùn en las exigencias de un pastorado, porque no conocen otra opciòn, olvidando que la vida tiene fases, etapas y debemos ser sabios para poder reconocerlas.
    Malamente, estos casos se han dado, se dan y se daràn, por la dificultad de abordar estos temas, la poca formaciòn que nos lleva a concebir que “asì es el ministerio pastoral”, porque “asì me enseñaron”.
    Si el Señor Jesùs tenìa, guardaba y separaba tiempos de descanso y alejamiento de actividades que en su humanidad le producìa agotamiento, quienes somos nosotros para no seguir ese ejemplo y creer que no nos va a pasar factura màs pronto que tarde, produciendo un ministerio ineficiente (a lo mejor por el què diràn sino sigue con esa tradiciòn).
    Que el Señor nos ayude a ser sabios y prudentes en la mayordomìa de nuestro cuerpo.

    Me gusta

  3. Flavio Reinoso R 11 junio, 2017 / 12:50

    La sobrecaega en el ministerio pastoral, es muy agotador y fustrante. Esto los ha llevado a tomar desciciones extremas. Nose conoce este lado en la vida del pastor, y ese desconocimiento de parte de la congregacion los ha llevado a ser indiferentes a la vida de necesidades del pastor.
    Los pastores aunque son ministros de Dios no dejan de ser seres humanos, tambien sufren las mismas nevesidades como todas .
    Este articulo me hace reflexionar en la vida y la necesidad que pasan los pastores. Y me enseña a tener sensibilidad , ser conciente y compasivo con ellos. Y seguir en el ministerio ayudsndonos unos a otros.

    Me gusta

  4. cristian ramirez 11 junio, 2017 / 08:01

    la depresion se la ha definido como una habitacion infernal -Edwar welch -la depresion es una lucha interna consigo mismo , no tiene energia ni razon para luchar y es alli donde uno se encierra y piensa la unica salida como el suicidio , la depresion te lleva a pensar de que no hay nadie con quien hablar , se sienten ahogando en su propio vaso con agua en si nadie sabe cuanto desea morir esa persona , hoy en dia hay muchos Pastores que sufren en si con al depresion y deberiamos , preguntarle por lo menos a cada pastor de como se encuentra darle palabras de animo y animarlo ect , ya que los pastores tambien son de carne y hueso y muchas de las veces los pastores no tiene a quien acudir porque piensas en si mismo de que me diran los demas , si no avisamos pronto nuestra depresion podremos terminar rapidamente en nuetra propia prision a tal punto del suicidio.

    Le gusta a 1 persona

  5. Pablo Solis 11 junio, 2017 / 00:43

    Despues de leer este articulo con esta realidad triste sobre pastores que caen en depresión y en algunos casos con saldo trágico como es el suicidio; me pregunto hasta cuando los pastores vamos a seguir ocultando de que somos personas de carne y hueso como cualquier persona mortal, y por lo tanto debemos tratar este tema abiertamente en la iglesia sin ningún temor, pedir ayuda en oracion, tomar descansos con mas frecuencia, visitar al medico y tambien al psicólogo y por sobre todas las cosas dejar los resultados ministeriales en las manos de Dios y toda clase de problema que se presente.

    Le gusta a 1 persona

    • Pablo Solis 11 junio, 2017 / 01:30

      Se lo estoy enviando a mi amigo pastor Roberto Otoya

      Me gusta

      • Roberto Otoya 11 junio, 2017 / 01:31

        Para mi amigo Roberto Otoya

        Me gusta

      • Roberto Otoya 11 junio, 2017 / 09:17

        Despues de leer este articulo con esta realidad triste sobre pastores que caen en depresión y en algunos casos con saldo trágico como es el suicidio; me pregunto hasta cuando los pastores vamos a seguir ocultando de que somos personas de carne y hueso como cualquier persona mortal, y por lo tanto debemos tratar este tema abiertamente en la iglesia sin ningún temor, pedir ayuda en oracion, tomar descansos con mas frecuencia, visitar al medico y tambien al psicólogo y por sobre todas las cosas dejar los resultados ministeriales en las manos de Dios y toda clase de problema que se presente.

        Me gusta

  6. Josué´Ḿóśquera H. 10 junio, 2017 / 23:36

    Definitivamente lo necesito, desconectarme, descansar, comer sano, ejercicio físico, plantear bien la meta, y un amigo me dijo; Josué haces mal en acumular las cargas de otros sobre ti, hay que depositarlas donde deben estar, “A los pies de nuestro Salvador Jesucristo”
    Salmos 55.22
    Entrégale tus cargas al Señor, y él cuidará de ti;
    no permitirá que los justos tropiecen y caigan.

    Gracias pastor Gabriel, he sido muy edificado por las enseñanzas, Dios continue bendiciendo grandemente su vida, su familia y ministerio.

    Me gusta

  7. Freddy Ramírez Martínez 10 junio, 2017 / 22:23

    Bueno pastor para mi es una bendición por conocer a usted.. viendo del artículo si como líder debemos preocupar por los miembros de nuestra congregación… pero primero debemos estar bien nosotros tener dominio ser un mejor gerentes de nuestras vidas y después lo resto… trabajo en liderazgo veo como se estresa pastor pero con lo q aprende vota ayudar preocupar por lo pastor… tendrá cansancio. Problemas personales en todo momentos está como un bastón para nuestro pastor.

    Me gusta

  8. Kleber Huayamave Cruz 10 junio, 2017 / 17:49

    Este articulo es muy bueno y gratificante para nuestra vida cristiana, nos hace meditar sobre nuestro cuidado pastoral y sobre todo como estamos llevando nuestra vida. En estos ultimos meses hemos escuchado de pastores amigos que estan enfermos y con problemas en el corazon. Estamos a tiempo de poder cambiar y con la ayuda de Dios si podremos. Gracias Pastor.

    Me gusta

  9. Cristian Troya Timm 10 junio, 2017 / 16:48

    Los pastores tambien tienen sus preocupaciones personales aparte de las preocupaciones de las cosas que suceden a quienes ellos guían y pastorean. En muchos casos han llegado al suicido ya que la depresión por algunas dificultades no ha sido tratada a tiempo. El pastor debe tener en mente el cuidado integral de su vida esto implica lo emocional, lo físico, lo espiritual. Por tanto es bueno alimentarse bien como el artículo lo recalca, tomando el cuidado en general. Nuestro cuerpo es tan suceptible a enfermedades por tanto no debemos sobrecargarlo. En vista de las recomendaciones debemos tener nuestro espacio a.solas para meditar, un mentor alguien con quien contar. Y no vivir bajo presión sino que cada cosa que hagamos tomarla de la mejor manera

    Le gusta a 1 persona

  10. Miguel 10 junio, 2017 / 14:44

    El tema se torna más cruel cuando observamos a las iglesias y notamos que es un tema que ni siquiera se lo debería de tratar o pensar. Así dejamos al pastor cada vez más solo con los problemas de todos como si él no tuviera los propios. Definitivamente, por el fin de la misma iglesia el pastor necesita una mano extendida de verdadera ayuda: el pastor necesita un amigo…

    Le gusta a 1 persona

  11. Alvaro Moreno 10 junio, 2017 / 13:47

    Es casi de no creer q existan estas estadísticas pero es la cruda realidad.
    Si los pastores no se ocupan de su cuidado en toda índole podriamos caer en este tipo de crisis.
    Tengamos y velemos nuestro cuidado personal.
    Descansamos, renovemos fuerzas.
    Fortalezcamos nuestra relacion directa con Dios
    Sepamos delegar
    Y recordemos nuestro llamado

    Le gusta a 1 persona

  12. Cesar Males 2 junio, 2017 / 22:28

    La depresión es algo muy real dentro del ministério cristiano. Un Pastor o lider de una iglesia esta expuesto a sufrir depresión, por la labor que realizan constantemente, estár a cargo de muchas personas y escuchar sus conflicto y los problemas de cada uno es estresante. El pastor tiene que dedicar tiempo para si mismo y no sobrecargarse, dedicar tiempo a disfrutar de la creacion de Dios , desestresarse y vivir cada día y no preocupándose por todo al mismo tiempo.

    Le gusta a 1 persona

    • Abdul Díaz Kang 10 junio, 2017 / 13:46

      El cuidado de los pastores es esencialmente importante, muchas veces se piensa que ellos no necesitan atención emocional o espiritual. La depresión causada por el cansancio, la soledad y las presiones del ministerio debe ser combatida a través de los principios que la Palabra de Dios nos deja para descansar, pasar tiempo para reflexión y el ejercicio corporal.. no dejemos que este monstruo siga habiendo de las suyas con los ministros del Señor

      Le gusta a 1 persona

  13. Esteban Jiménez López 2 junio, 2017 / 22:26

    Estaba pensando en si el suicidio podría incluirse dentro de lo que consideramos tentación, o es que las personas que llegan a pensar en aquello no fueron primero tentados a hacerlo?
    En 1 Corintios 10:13 el Señor nos promete que no se nos dará mayor carga (tentación según la NVI) de la que podamos soportar, y que cuando la haya, él mismo nos dará una salida. Entonces, que es lo que acá pasó con estos pastores? Lo conecto a tu misma clase Gabriel… Si los pastores trabajaran primero en su propia gerencia personal, seguramente no se llegaría al nivel macro del suicidio, y esa es una gran salida que nos da Dios para aplicar y evitar la depresión e incluso el suicidio.
    Reflexionemos…

    Le gusta a 1 persona

  14. Liz Borja 2 junio, 2017 / 22:23

    La depresión llega de forma sigilosa… y para los ministros del Señor puede haber hasta verguenza al darse cuenta que un estado de depresión llega a su vida. Pero como seres humanos debemos entender que estos estados pueden llegar y es necesario apoyo para salir de el. Bendiciones

    Le gusta a 1 persona

  15. Marcelo Rcaurte 2 junio, 2017 / 22:19

    Todos en un momento podemos caer en depresión, aislamiento u otros males del desconcierto en la vida, y los siervos del Señor también lo padecen, todo esto suena cotradictorio a la luz de un siervo que esta en debida dependencia de un Dios que no llama a ser valientes.
    El equilibrio en todas las áreas de nuestras vidas y de manera especial en el ámbito espiritual nos llevará a mantenernos más lejanos a esta realidad..

    Le gusta a 1 persona

  16. Marcelo Chelo Cruz 2 junio, 2017 / 22:13

    El pensar que estamos solos en este mundo se convierte en el problema de la depresión. Y este pensamiento no llega solo porque nadie me visita sino más bien porque llegamos a creernos los únicos capaces de aconsejar y nadie da la talla para hacerlo conmigo, que error. El desahogarte de lo que te aqueja, soltar el miedo, liberarte de tu egocentrismo pastoral será una pequeña receta para evitar el caos de la depresión…

    Le gusta a 1 persona

  17. Alex Flores 2 junio, 2017 / 22:12

    Un tema muy importante que se necesita para los pastores lideres y todo aquel que se sienta cangasado y extresado del camino y ministerial es de gran ayuda para reflexionar que los pastores y lideres no son todologos mas bien deben cuidar primeramente su vida personal para cuidar de los demás y que no se agoten en su vida ministerial.

    Le gusta a 1 persona

  18. Ramiro Cañas Benavides 2 junio, 2017 / 14:23

    Gracias Gabriel.
    Es muy cierto todo esto que se afirma (y con toda seguridad las cifras reales en EUA pesan).
    Sin embargo, me preocupa el hecho de que en los últimos años se ha echo un marcado énfasis en la “proclamación” de lo terrible que está el ministerio…
    Y así como conozco siervos que han pasado por situaciones complicadas de salud, no es menos cierto que conozco muchos otros que han sabido manejar muy bien un sano equilibrio en su salud y familia, así como en la dedicación excelente al servicio de la obra de EL Señor!
    No quiero caer en señalar esos estudios como agoreros del desastre de los ministros…, tampoco quiero dejar de reconocer que yo mismo necesito mejorar algunas de mis disciplinas, sobre todo con el descanso y también con el reenfoque de algunas tareas ministeriales.
    … y ya que lo mencioné valga decir que estoy por iniciar la próxima semana un regimen (supervisado) de ejercicios para mejorar mi salud.
    Y voy a tomarme un tiempo (podría ser sabático) para volver a enfocarme en el propósito que DIOS puso en mi vida y ministerio.
    Muy buen artículo!

    Le gusta a 2 personas

  19. Elías Ramos 15 octubre, 2015 / 20:44

    Lo que me sorprende son los porcentajes que dan con respecto a los pastores, he aquí el principio, si estos % son verdaderos en medio de los siervos del Señor, cabe hacernos una pregunta, ¿cómo es posible que teniendo tanto negativismo, un ser humano, siga ejerciendo esta labor tan especial como la labor espiritual?
    Creo que es correcto orientar, ayudar, dar una mano amiga, etc. Pero, esto es como tirar agua después del incendio. Si un líder no tiene, cualquiera sea este, una razón lógica de su propia vida, es imposible que sea un guía, un orientador, un mentor, ¿por qué? Por qué la desicion debe partir de la persona afectada, cansada estrenada, frustrada, es imposible, lograr entender el suicidio, en medio de los pastores, teniendo en mente que el único suicidio en la Biblia lo hizo Juda el que entregó a Jesus. No hay Profetas, patriarcas, Apostoles, en la Biblia que atentaron contra su vida, por lo tanto no es un patrón, lo que estoy diciendo es lo que Jesus dijo del evangelio, “Mi yugo es fácil, y ligera mi carga” por lo tanto esto no es un problema de trabajo espiritual, es saber tomar la desicion correcta en el momento correcto. Pastores, enfrentemos mi realidad, con el ministerio, Dios no se enojara con usted, si usted deja el ministerio, debe recordar que Dios tiene un siervo mejor que usted para cumplir su misma labor, si esta estresado, , está cansado, la carga de las personas de la Iglesia y su familia es insoportable, o está en pecado, y el ministerio es un camión muy grande para empujar, deje de empujar, suelte, lo que lo llevará a la muerte, a lo mejor no por suicidio, si no por La presión, el corazón, la diabetes, de todas maneras usted tendrá que tomar una resolución concienzuda, real, esto, salvara su alma, y bendecirá a los que ama tanto su familia. 🙏❤️un pastor amigo.

    CHILE

    Le gusta a 1 persona

  20. María Gpe Ocaño 9 junio, 2015 / 20:28

    😦 Es muy lamentable; porque también somos dados a CRITICAR, SEÑALAR, CUESTIONAR, GENERALIZAR, en lugar de ponernos en la posición y el llamado que ellos tomaron, que es verdaderamente de VALIENTES…Debemos: HONRARLOS, AMARLOS, CUIDARLOS Y SUSTENTARLOS EN ORACIÓN continuamente. Gracias Pastor, que Dios guarde cada paso que de en su vida, AMÉN!!!, Así cómo a todos los que tienen vidas y ministerios verdaderamente comprometidos con el, y a los que no, que el les de discernimiento para hacerlo…

    MÉXICO

    Le gusta a 1 persona

  21. pablo gutiérrez 9 junio, 2015 / 12:02

    Un tema necesario de reflexionar en la pastoral del sigloXXI; no por ser exclusivo de esta época sino por ser ahora reconocido, de carácter mediático y que expresa (de una manera muy contundente ) la humanidad y vulnerabilidad de los pastores/as.
    En distintas localidades de Latinoamérica, una condición común entre los líderes es un agotamiento emocional o lo que en inglés se conoce como “burnout”; que literalmente significa “quemado”. Se usa este término para describir un estado de agotamiento físico, espiritual, mental y emocional, caracterizado por un cansancio constante y crónico, sentimientos de desvalorización, el percibirse inadecuado, con falta de
    esperanza, y que lleva a desarrollar, progresivamente, un auto-concepto distorsionado y una actitud pesimista hacia el trabajo, la vida y hacia otras personas.

    Esta tensión se da entre las demandas y expectativas que como líderes cristianos la comunidad, la congregación donde ministran y sus propios seres queridos tienen de ellos, lo que ellos esperan de sí mismos y lo que ellos estiman que Dios espera de ellos.

    Cuando esta tensión no es resuelta de la manera más apropiada en la vida del pastor/a, sobreviene la depresión la cual al verse matizada con la insatisfacción y llevarlo hasta a experimentar los denominados trastornos del estado de ánimo e inclusive un cuadro clínico de depresión profunda o trastorno depresivo mayor. Este cuadro (que en los pastores es racionalizado, o incluso atribuido a “ataques del diablo”) puede conllevar a la fijación de ideas auto-destructivas que finalmente desembocan en el suicidio.
    El ejemplo que Gabriel coloca es excelente para 1) darnos cuenta de la fragilidad humana y de la cual somos partícipes también los pastores/as: ¡también nos deprimimos! Y 2) considerar ideas prácticas para salir adecuadamente de los estados depresivos. Como valor agregado añadiría la importancia de la mentoría pastoral o “una pastoral hacia los pastores” como un mecanismo de apoyo, acompañamiento y auxilio en estos temas y situaciones. ¡Muchas gracias Gabriel, por provocarnos a la reflexión con este artículo!

    ECUADOR

    Le gusta a 1 persona

  22. Marco Huerta Valdés 9 junio, 2015 / 03:25

    Buen aporte Gabriel a la problemática que cada vez ocupa un espacio de profundo análisis. Nos vuelves a recordar el cuidado que debemos tener en el demandante quehacer ministerial. Definitivamente el servicio a Dios trae consigo grandes gratificaciones, pero en la travesía misma del quehacer, el agotamiento no sólo físico sino también psicológico esta constantemente presente. Creo que un considerable porcentaje de ministros no encuentran espacios de “oxigenación emocional”. El “exitismo” y el modelar siempre la virtud para con los demás, nos imposibilita encontrar momentos de confianza para lidiar con nuestras propias luchas. Tenemos que estar al frente de todo, aun cuando lo único que se desea es huir de todo…. ¿Cómo desenchufarme del ministerio? dijo un pastor amigo; fácil!!! – replico su esposa; “vamos un fin de semana lejos; sin mapa, sin celular, sin agenda y SIN BIBLIA”. Una respuesta sencilla, pero que demandaba del pastor un gran sacrificio… Los cinco puntos que propones, suenan tan fáciles para cualquier profesión que cumple hora laboral, pero tan difícil para ministros que su ministerio es parte de su identidad existencial. Pero lo que planteas es vital y necesario como tema de análisis en círculos de reflexión. La depresión es una condición que va en aumento y debemos abrir espacios de confianza para su debido abordaje. Tu escrito Gabriel como siempre es direccional, actualizado y muy ameno. Gracias por tu audacia literaria que siempre nos bendice..

    EE.UU.

    Le gusta a 1 persona

  23. Pastor Daniel Ramos 8 junio, 2015 / 23:25

    Sin lugar a dudas el trato de Dios con Elias para sacarlo de su estado de depresión indica que no solo existe la enfermedad sino también el remedio. Triste es saber que algunos no llegan a la solución creada por Dios para neutralizar este tipo de enfermedad. Condición que va mas de lo físico , que afecta nuestro estado de animo, nuestra visión del presente y del futuro. No podemos desconocer vestidos con una falsa espiritualidad que esto no les pasa a los cristianos ni menos a los pastores, son conflictos humanos, que denotan la necesidad de esperar y depender de Dios para cada acto y momento de nuestras vidas. Interesante nota, cobra tanta relevancia e importancia especialmente por los tiempos que nos toca vivir. Es un llamado de atención y especial preocupación por los responsables de cuidar el rebaño. Como toda situación compleja existen muchas preguntas y pocas respuestas que puedan satisfacer las interrogantes. frente a estos episodios tan lamentables poner el tema en la discusión para ser analizado y considerado ya es un punto de inflexión para tomar las acciones correctivas sean estas espirituales o aquellas terapéuticas que nos dan la oportuna salida. bien.

    CHILE

    Le gusta a 1 persona

  24. Pauli Buitron 8 junio, 2015 / 17:36

    Este es un tema que esta siendo de actualidad. Antes se pensaba erroneamente que los cristianos estamos excentos de estos males, pero las estadisticas estan diciendo lo contrario. Buen articulo, pienso que debemos tomar mas conciencia sobre esta problematica, orar por nuestros lideres, estar pendientes de sus necesidades, brindarles un hombro amigo, motivarlos y ser agradecidos por lo que hacen por nosotros. Y quienes somos lideres olvidarnos del sindrome mesianico que nos invade, aprender a cuidar nuestro cuerpo, mente, relaciones, hacer un alto en nuestras agendas apretadas, y poner en practica las ensenianzas de la palabra. Gracias Gabriel por tocar esos temas que estan dejando de ser tabu.

    ECUADOR

    Le gusta a 1 persona

  25. freddy vazquez 8 junio, 2015 / 16:50

    En definitiva, mi trabajo de tesis he investigado sobre los problemas de salud en mis ministros, y estos, presentan mayor problema que la población general, lo cual es una señal de alerta sumamente importante a considerar por cada ministro y sus lideres. Próximamente, esperamos que este trabajo sea de gran utilidad a los ministros.

    MÉXICO

    Le gusta a 1 persona

  26. viviana 8 junio, 2015 / 11:55

    Gracias pastor, este artículo completa un trabajo de investigación que vengo realizando hace un tiempo ya. Dios le bendiga.

    CHILE

    Le gusta a 1 persona

    • Edward Aragundi Foyaín 10 junio, 2017 / 13:50

      Este artículo rompe un paradigma grande: el cristiano y el suicidio son como las líneas paralelas, no pueden unirse jamás. Sin embargo, vemos que la realidad es diferente.
      Problemas como el cansancio físico y mentl, así como la depresión, rondan también la vida del pastor cristiano.
      La Escritura nos enseña que hay que descansar, hay que desconectarse de todo y de todos, para con energías renovadas, volver a servir a todos y en todo lo que la obra del Señor requiere.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s