¿ESTÁ ENFERMA MI ORGANIZACIÓN? Leyendo a Neilson, Pasternak y otros Autores

sano_podrido
Existen debates en cuanto a la pregunta planteada. Algunos sostienen que las organizaciones, al estar compuestas de personas, pueden enfermar; esto según las premisas de Neilson y Pasternak. Otros dicen que eso es imposible, en cambio afirman que las organizaciones no se enferman, se “corrompen” (se corrompen cuando se desvían del propósito para el cuál fueron creadas).

Lo único cierto es que todos los individuos -quizá a excepción de los ermitaños que decidieron aislarse-, pertenecemos a diferentes organizaciones: ya sea nuestra familia, empresa, nuestro partido político, equipo de fútbol o cualquiera otra de esas que hemos inventado los humanos para “asociarnos”, “trabajar”, “crecer”, “cuidarnos”, “ayudar al prójimo” u obtener algún tipo de prebenda o ventaja sobre los que no pertenecen a ellas, para difundir nuestra verdad, ganar dinero, concienciar a los demás u obtener simpatías para nuestra causa: hay casi tantas organizaciones como individuos.

I. Tipología de Organizaciones Enfermas y Sanas

En su libro “Resultados: Mantener lo que está bien, arreglar lo que está mal y propiciar un gran desempeño”, los señores Neilson y Pasternak describen a cuatro organizaciones enfermas (con sus respectivos remedios) y tres organizaciones sanas. Veamos el aporte de estos señores.

Cuatro tipos de Organizaciones Enfermas 

20e56de1. Pasiva-agresiva.

Es una organización con alto nivel de actividad y actitud positiva. Arribar a consensos para hacer cambios fundamentales no representa un problema serio. Sin embargo, implementar los cambios es una tarea casi imposible.

Remedios:
– Convocar nuevas personas, “sangre nueva”.
– Trabajar en forma conjunta la mejora de los cuatro ladrillos del ADN: derechos para la toma de decisiones, información, motivaciones y estructura. 

2. Descoordinada.

Es una organización que rebosa de capacidad intelectual e iniciativa: cuenta con gente inteligente con claro perfil emprendedor pero que -con frecuencia- no empuja en la misma dirección ni tampoco lo hace al mismo tiempo. Se disfruta de un ambiente sin limitaciones, en el que se puede adoptar una idea y hacerla funcionar. Pero, debido a la ausencia de una dirección firme “desde arriba” y a la falta de una base sólida de valores comunes “por debajo”, las iniciativas chocan o simplemente se van esfumando. El resultado es por tanto una organización excesivamente amplia, siempre al borde de perder el control.

Remedios:
– Conseguir que los ejecutivos decidan, más que presidan.
– Recompensar el esfuerzo colectivo. 

3. Sobre-expandida.

Es una organización que está literalmente rebasando su capacidad, porque se ha expandido más allá de su modelo organizativo original. Dado que el poder está demasiado reservado a las capas superiores, la organización tiende a reaccionar lentamente a los desarrollos del mercado y, con frecuencia, no puede modificar su manera de funcionamiento habitual. El legado de una dirección y de una modalidad de toma de decisiones “arriba-abajo” están sumamente arraigados.

Remedios:
– Promover la iniciativa de los emprendedores.
– Profesionalizar el modelo de management.
– Cultivar el liderazgo en todos los niveles. 

4. Sobre-gestionada

Agobiada por múltiples niveles de gestión o muchas actividades, esta organización es un estudio de casos de “parálisis por análisis”. Está más preocupada por “los árboles que por el bosque”, y los managers invierten el tiempo en supervisar el trabajo de los subordinados en lugar de visualizar el horizonte para poder detectar oportunidades o amenazas. A menudo muy burocrática y muy política, esta organización frustra a las personas emprendedoras y a las personas que están orientadas a resultados.

Remedios:
– Aplanar la organización.
– Delegar los derechos para la toma de decisiones en forma explícita.
– Ofrecer más información para ganar confianza.
– Promover líderes en todos los niveles. 

Tres tipos de Organizaciones Saludables Empresa_enferma

1. Justo a tiempo.

Aunque no siempre es proactiva ni tampoco se prepara para el cambio, este tipo de organización ha demostrado la capacidad de superar obstáculos cuando es necesario hacerlo sin perder de vista el panorama global. Tiene una actitud dinámica e inspira un impulso creador, que con frecuencia son verdaderos adelantos, pero también puede llegar a agotar a las mentes más lúcidas. Por la falta de estructuras y procesos consistentes y disciplinados, los éxitos de esta organización son solamente “puntuales”. 

2. Precisión militar.

En esta organización cada persona sabe cuál es su función y la lleva a cabo con diligencia, logrando por tanto una ejecución general fluida y consistente. Es jerárquica y funciona bajo un modelo de administración de alto control que permite ejecutar grandes volúmenes de transacciones con eficacia. Puede concebir y ejecutar estrategias brillantes- a menudo repetidas veces- porque ha instruido a la organización y su funcionamiento se basa en el manual. 

3. Resiliente.

Esta organización inspira respeto y envidia porque parece lograr todo con facilidad: ganancias, talento, respeto. Parece destinada a algo grande y funciona “a todo vapor”. La organización es flexible y divertida. Si bien se puede dar “un golpe en el camino” —tal como le pasa a todas las compañías— la organización se recupera rápidamente y aprende de la experiencia. Tiene el perfil más “sano”, precisamente porque no se “duerme en los laureles” sino que siempre está buscando la próxima batalla competitiva o una innovación del mercado.

II. ¿Cómo Mantener una Organización Sana? (Según Miguel Agustín Verduzco).

Para garantizar la salud de toda empresa es importante descubrir los  primeros síntomas de enfermedad y movilizar de inmediato los recursos humanos necesarios para salvaguardar la misión de la organización.

Si nos detenemos a meditar sobre una Organización, de pronto surgen preguntas como ¿de quién surgió la idea de su creación?, ¿cómo nació?, ¿a qué necesidad respondió?, ¿para qué fue creada?, ¿cuál es su razón de ser?, ¿hacia dónde va?

Y es que la Organización es un organismo viviente que como tal ha pasado por un periodo de gestación, en el cual debió definirse la razón última de su existencia, su misión, el para qué existe, etcétera, y tuvo que pasar por un periodo de inicio de desarrollo, generalmente difícil y muy vulnerable.

Una Organización tiene también una etapa de crecimiento más consolidado, armónico y planeado. La madurez, la estabilidad y la consolidación llevarán, como en las personas, a la plenitud, la cual puede transformarse en senectud y muerte o en renovación y resurgimiento.

El ciclo de vida se completa en una forma u otra. Pero ese cambio dentro de la Organización, no se da in vitro, sino en un entorno a veces hostil. La Organización debe desarrollar mecanismos de adaptabilidad, de lucha, de defensa, según sean las circunstancias de sí misma y del entorno. Estos mecanismos siempre son de interrelación e interdependencia de las partes que la componen.

El entorno cambia con tal rapidez y la Organización se ve tan afectada por los cambios, ya sean tecnológicos, sociales, políticos o económicos, y en todos los niveles, que está obligada a ser un organismo sano, fuerte, resistente, sin posibilidad de “neurotizarse, deprimirse” o de sufrir graves trastornos en su estabilidad.

Para garantizar su salud, es importante descubrir los primeros síntomas de enfermedad y tomar las medidas preventivas para movilizar óptimamente la energía y los recursos humanos que lleven al logro de la misión de la Organización y, al mismo tiempo, mantengan una asociación viable y creciente, cuyas necesidades de autoestima, progreso y satisfacción se alcancen en gran parte en el trabajo.

III. Una Organización Sana y una Enferma, por Neilson y Pasternak

FACULTAD CIENCIAS JURIDICA1. Organización Sana.

  • Los conflictos se consideran importantes para la toma de decisiones y desarrollo del personal.
  • Se manejan eficaz y abiertamente. Normalmente la gente dice lo que quiere y espera de los demás lo mismo.
  • Hay mucho aprendizaje en el trabajo mismo, basado en una disposición de dar, pedir y utilizar la retroalimentación y el consejo. La gente se ve a si misma y a los otros como gente capaz de desarrollarse y de crecer de manera personal.
  • La crítica conjunta de progreso es rutina.
  • Las relaciones son honestas. Los compañeros de trabajo se preocupan unos por otros y no se sienten solos.
  • El personal esta altamente motivado e interesado por su voluntad. Son optimistas. El trabajo es importante y divertido, ¿por qué no?.
  • Existe un alto grado de confianza entre el personal, así como una sensación de libertad y responsabilidad mutua. El personal generalmente sabe lo que es importante para la Organización y lo que no lo es.
  • El liderazgo es situacional y flexible, cambiante en estilo y persona, para adecuarse a la situación.
  • Los Objetivos organizacionales son ampliamente compartidos por los miembros del área y existe una sinergia fuerte y consistente encaminada al logro de estos objetivos.
  • Hay un excelente clima de trabajo en equipo en la planeación, desarrollo y en el cumplimiento de las normas y políticas de la empresa. (Se comparte la responsabilidad).
  • El personal se siente libre para expresar sus conocimientos en momentos de crisis, espera siempre que los problemas sean atendidos y es optimista respecto a su solución.
  • La solución de problemas es muy práctica. Al resolver problemas el personal no se preocupa por el status, o territorio. Se tolera bastante un comportamiento no conformista.
  • Los puntos de toma de decisiones están determinados por factores tales como sentido de responsabilidad, desarrollo de talento, competencias, etc. El nivel en la organización no se considera el factor más importante.
  • El criterio del personal de todos los niveles es respetado.
  • El rango de problemas enfrentados incluye necesidades personales y relaciones humanas.
  • La colaboración se ofrece libremente. El personal pide fácilmente ayuda a otros y esta dispuesta a darla. Los medios de ayuda están desarrollados, Los individuos y los equipos compiten unos con otros, pero lo hacen lealmente y orientados a una meta compartida.

2. Organización Enferma.Tos-con-flema

a. Existe poco interés del personal en la implantación de estrategias para el cumplimiento de los objetivos organizacionales, excepto posiblemente, en los niveles ejecutivos.

b. Los ejecutivos se sienten solos al tratar de lograr resultados. Por alguna razón las políticas y procedimientos no se cumplen o se lleva a cabo.

c. El personal de la Organización se da cuenta que las cosas van mal y no hace nada al respecto. Nadie se ofrece con alternativas de solución. Los errores y problemas habitualmente se ocultan. La comunicación informal trasciende. (radio- pasillo). No se comunica de manera formal ni con los implicados o responsables.

d. La solución de problemas es complicada El status y los niveles jerárquicos son más importantes que la solución del problema. La inconformidad es mal vista.

e. Los “Superiores” tratan de controlar las decisiones lo más posible, se convierten en cuello de botella y toman decisiones con información y consejo inadecuado.

f. El criterio de niveles inferiores no se respeta, más que en los estrechos limites de sus funciones.

g. Las necesidades y sentimientos personales son hechos a un lado. Esto ocurre tanto en el personal como en la plana ejecutiva.

h. El personal compite cuando debe colaborar y son “ celosos” de su área de responsabilidad. Pedir o aceptar ayuda es visto como debilidad. Se desconfía de los motivos de unos y otros.

i. Cuando hay una crisis, el personal se aísla o comienza a culpar a los demás.

j. El conflicto es generalmente encubierto por la política “oficinesca” o hay discusiones interminables e irreconciliables.

k. Aprender es difícil. Las personas no se acercan a sus compañeros para aprenderles, sino que tienen que aprender a través de sus propios errores. Rechazan la experiencia de otros. Obtiene escasa retroalimentación sobre su comportamiento y desempeño y mucho de esta no es útil.

l. Se evita la “retroalimentación “

m. Las relaciones interpersonales están contaminadas de enmascaramientos y falsas imágenes. El personal se siente solo y no hay preocupación de unos por otros. Hay una corriente subterránea de miedo.

n. El personal se siente encadenado a su trabajo. Se sienten avejentados y aburridos, aunque constreñidos por su necesidad de seguridad. Su comportamiento es desatento y dócil. Solo están divertidos fuera del trabajo.

ñ. El ejecutivo controla fuertemente en aspectos laborales y pide excesiva justificación. Da poca libertad para cometer errores.

IV. ¿Qué dice la Biblia al Respecto? leerbiblia

En la Biblia no encontramos términos que hagan alusión a Organización, Compañía o Empresa, refiriéndose al campo organizacional tal como lo entendemos hoy, pero es innegable que en los relatos bíblicos aparecen organizaciones humanas tales como clanes, sociedades, grupos, la iglesia misma, entre otros.

El CEO, Presidente de Compañía, Director de Colegio, Rector de Universidad, Líder Titular, Obispo-Supervisor, Gerente o Dueño de Empresa “cristiano”, puede encontrar valiosa ayuda para dirigir su Organización según los principios del Reino en:

  • Recursos bibliográficos especializados con los más variados títulos y autores.
  • Ministerios y Redes cristianas que podrán ayudarle en su tarea de dirigir su Organización hacia un desarrollo sano, sustentable e inteligente, siguiendo los principios bíblicos.
  • Entrenadores cristianos capacitados en temas de Liderazgo Organizacional, certificados como “Coach Ejecutivos”, “Mentores de Negocios” e incluso “Asesores espirituales de Hombres y Mujeres de negocios Cristianos”.
  • Vídeos tutoriales que instruyan sobre el tema.
  • Audio libros que fomenten el liderazgo cristiano en las organizaciones.
  • Alguna otra herramienta disponible que el CEO logre encontrar, pero la clave será el  ejercicio del axioma universal: “El que busca encuentra” (Jesucristo).

Ahora bien, hay un versículo que puede darnos ciertas pautas para sanar nuestra Organización, cualquiera sea ésta. Por supuesto, las verdades a obtener de este verso deben ser complementadas con la opinión de los expertos descritas en este artículo.

2ª Crónicas 7:14 “si se humilla mi pueblo sobre el cual es invocado mi nombre, si oran y buscan mi rostro y se vuelven de sus malos caminos, entonces yo oiré desde los cielos, perdonaré sus pecados y sanaré su tierra”.

Una Tierra Enferma

No hace falta ser agrónomo, hacendado, agricultor o campesino para notar cuando un campo de cultivo está enfermo. Su principal característica es la falta de producción. Y eso es lo que en diferentes etapas de la historia de Israel aconteció, sus cultivos escaseaban porque sus campos estaban contaminados. En aquellos tiempos no existían los avances tecnológicos de hoy para palear la situación, así que recurrían a soluciones de tipo espirituales: “oraban a Dios pidiendo perdón por sus pecados comprometiéndose a cambiar”… Y Dios respondía sanando la tierra y permitiendo cosechas abundantes.

¿Qué pasaría si los CEO de las Organizaciones hicieran lo mismo que los israelitas antiguos antes de recurrir a soluciones técnicas? ¿Qué ocurriría en el desarrollo de las empresas, grupos, instituciones cuyos líderes pidieran a Dios perdón por la corrupción en sus organizaciones y propiciaran un ambiente de arrepentimiento y enmienda verdadero? ¿De qué manera la salud de sus organizaciones mejoraría si recurrieran al Emprendedor por Excelencia, Dios, llevando a Él las cargas de sus entidades todos los días? ¿Y si además de recurrir a Dios implementaran las soluciones dadas por los expertos en liderazgo y clima organizacional?… ¡piense en las posibilidades!

Algo es muy cierto en todo esto, Dios quiere sanar nuestra tierra, nuestra vida, nuestro matrimonio, nuestra familia, nuestro trabajo, nuestra iglesia, nuestra Organización. El famoso versículo de Juan 10:10, “Él vino a darnos vida en abundancia” no sólo se aplica a la vida espiritual de las personas, también a las Instituciones dirigidas por cristianos, ¿por qué no?

Algunas Verdades de 2ª Crónicas 7:14 aplicable a las Organizaciones

  1. Si se humillare mi pueblo: Humillarnos es reconocer que no podemos hacer nada sin Dios, si nos humillamos somos candidatos para que Dios sane nuestra tierra y Él contestará nuestras peticiones, ¿por qué? “Porque Dios rechaza a los altivos pero da gracia a los humildes” (1ª Pedro 5:5). Un CEO cristiano reconocerá a Dios como el dueño de su Organización y actuará buscando siempre su dirección. Intencionalmente se alejará de la soberbia, el orgullo, la pedantería para pedir humildad. Y es que la humildad nos permitirá reconocer nuestros errores buscando así las soluciones pertinentes. Sólo los humildes poseen un espíritu de aprendizaje constante.
  2. Sobre el cual mi Nombre es Invocado: La palabra invocar, según el diccionario, significa “ pedir ayuda vehementemente ”, y la palabra vehemente significa “ardiente y lleno de pasión ”. Hay una promesa en la Biblia: que si invocamos al Señor en tiempo de angustia, Él nos librará. No se trata de una oración simple tipo “Señor, ayúdame”, sino de un clamor profundo, intenso, que pone sus esperanzas en el Dios al que clama y que requiere de nuestro tiempo y energía. “Invócame en el día de la angustia; te libraré y tú me honrarás” Salmos 50:15; “Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo” Romanos 10:13. Los directores, presidentes, líderes titulares son responsables de invocar a Dios constantemente si desean que sus organizaciones se mantengan en salud o la recuperen si están enfermas.
  3. Y Oraren y Buscaren mi rostro: Cuando nosotros vemos el rostro de una persona, estamos viendo mucho más que solo un rostro.  Tu puedes ver el rostro de alguien y saber si esa persona está enojada, alegre, triste, cansada, preocupada, deprimida, herida, emocionada, enamorada, enferma, y la lista continua.  El rostro de una persona revela mucho acerca de esa persona.  Yo diría que el rostro de una persona es una ventana abierta que nos deja ver dentro de alguien; sus pensamientos, su dolor, su gozo, su corazón.  Esto fue lo que Dios pide de nosotros cuando nos anima a “buscar Su rostro”: es entrar al corazón de Dios.  Cuando Dios nos pide que busquemos Su rostro, Él nos está haciendo un llamado a que entremos en Sus pensamientos y veamos lo que Él está pensando, que veamos lo que Él está haciendo, como Él se siente acerca de algo, que miremos el amor que Él tiene, el dolor que le causa ver a uno de sus hijos atrapado por el pecado, etc. En términos sencillos buscar el rostro de Dios es “familiarizarse con Él” (Salmos 105:4). Así entonces buscar el rostro de Dios en oración es un arma poderosa en el arsenal de los líderes experimentados. Imagine si todos los empleados en su corporación orasen a Dios todos los días antes de iniciar la jornada laboral, una oración no impuesta, pero sí sugerida. Habilitar una capilla o sala de oración abierta para que todos -cristianos o no-, acudan a Dios pidiendo dirección en sus trabajos. ¿Cree usted que las cosas mejorarían? Indudablemente.
  4. Y se convirtieren de sus malos caminos: Esta parte del versículo es la aplicación práctica de los cursos, capacitaciones, actualizaciones o entrenamientos que se propicien en la Organización para mejorar su salud. No sacamos nada con humillarnos, invocar a Dios y buscar Su rostro si no hacemos las enmiendas en nuestro comportamiento organizacional. Es como invertir millones de dólares en una capacitación de alto nivel para los principales líderes de su Organización para que luego todo lo aprendido quede en las carpetas de los capacitados, ¡qué perdida de dinero, tiempo y recurso humano! Lo mismo ocurre con las disciplinas espirituales mencionadas en 2ª Crónicas 7:14. El humillarse, invocar, buscar el rostro de Dios tiene un propósito claro: Sanar la tierra. En nuestro caso, sanar la Organización. Para esto el paso lógico es “convertirse de los malos caminos”. En versiones bíblicas de traducción moderna el verso dice “abandonar la mala conducta”. ¿A qué tipo de conducta nos referimos? Para contestar esta pregunta debemos retroceder en nuestra lectura hacia el subtítulo que dice “Organización enferma”. Allí aparecen los síntomas o conductas malas de organizaciones enfermas. Las Organizaciones Inteligentes buscarán remedios para su enfermedades, así de simple.
  5. Entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra: Todo esfuerzo conlleva una recompensa. Todo plan bien ejecutado produce el resultado esperado. Toda estrategia bien pensada conduce al éxito. La verdad bíblica escrita en Crónicas no es la excepción: Humillarse ante Dios, invocar su nombre, buscar su rostro y convertirse dará como resultado las bendiciones de Dios… “perdón de los pecados y sanar la tierra”. Sin embargo, hay una condición para esto, la ejecución de todo el plan. No podemos elegir un paso y saltarnos otro, así no funciona. Al igual que una planificación estratégica donde los pasos deben ser seguidos de manera sistemática, en esta estrategia divina ha de ser lo mismo. Es más, es deber del líder titular y su equipo directivo velar porque así sea. Sólo entonces podremos esperar que nuestra Organización reciba sanidad; es decir, mejore, avance, salga del estancamiento y suba al nivel de excelencia para el que fue diseñada. ¿Qué CEO no desea que su empresa, compañía, institución sea fértil? Los directores son los primeros en querer dirigir una Organización sana porque saben que los niveles de productividad serán asombrosos.

Conclusión.

Las organizaciones al estar compuestas de personas pueden enfermar, pero también sanar. Algunas sin embargo nacieron enfermas desde el principio, ¿hay esperanza para ellas? ¡Claro que sí! Siempre y cuando sigan las recomendaciones de los expertos; no hacerlos es como ir al médico y no seguir las indicaciones, ¡qué perdida de tiempo! Lo mismo ocurre en las Organizaciones poco inteligentes, saben que están enfermas, acuden a capacitaciones, contratan asesores, descubren sus males, pero no siguen las instrucciones. Otras organizaciones están en peores condiciones porque ni siquiera saben que están enfermas y por lo tanto no buscarán sanidad.

Pero la buena noticia es que siempre habrán Organizaciones Inteligentes que se mantendrán sanas y ante los primeros síntomas de enfermedad recurrirán a soluciones viables. Ahora bien, si dichas Organizaciones son dirigidas por cristianos, de seguro que lo primero que harán es recurrir al Médico de los Médicos quien gustoso acudirá en su ayuda para “sanar su tierra”, pero…, ¿lo están haciendo? ¿en verdad los CEOS cristianos recurren a Dios en busca de ayuda? ¿qué tan bien conocen a su Organización? ¿consideran que su agrupación está enferma o sana? ¡Esa es la cuestión!

Las Organizaciones sanas dirigidas por cristianos son una de las muchas formas de glorificar a Dios, predicar de Cristo y testimoniar una vida abundante, plena y feliz. ¡Todo el mundo quiere trabajar en una Organización sana!

Bibliografía Consultada

  1. Baer, Michael R. “La Empresa como Misión. El potencial de la empresa en el Reino de Dios”. Editorial Jucum, 2011.
  2. Byrd, Bill. “12 Hábitos de los Líderes Efectivos”. Editorial Peniel, 2004.
  3. Biblia de Estudio Misionera. Editorial Vida, 1999.
  4. Biblia de Estudio Plenitud. Editorial Caribe, 1994.
  5. Apuntes de estudios para Empresarios de CPEC International (Conectando Profesionales y Empresarios a Cristo), 2012.
  6. http://iglesialighthousemadison.com/2014/01/31/que-quiere-decir-buscar-el-rostro-de-dios/
  7. http://www.protestantedigital.com/ES/Tublog/articulo/16703/Invocar-a-dios-en-tiempo-de-angustia
  8. http://www.mielsanmarcos.org/Temas_2/79.html
  9. http://manuelgross.bligoo.com/las-diferencias-entre-organizaciones-sanas-y-enfermas
  10. http://filenew.wikispaces.com/Tu+organizaci%C3%B3n+esta+sana+o+enferma
  11. http://jcvalda.wordpress.com/2011/07/05/tipologia-de-organizaciones-enfermas-y-sanas/
  12. http://www.biblegateway.com/

Conferencia para hombres de negocios en Lima
Conferencia para hombres de negocios en Lima

Gabriel Gil es coach integral sistémico y mentor de vidas, de profesión teólogo. Su propósito en la vida es “guiar a las personas hacia Dios ayudándolas a mejorar sus vidas”. Es fundador y director de MENTHOR, Consultora en Desarrollo Humano. A través de esta consultora ha impartido seminarios presenciales, talleres y charlas desde México a Chile; y seminarios virtuales (webinars) a varias personas en diferentes Continentes. Muchos líderes han logrado subir su nivel de eficiencia personal y organizacional al tomar los programas de entrenamiento que Gabriel ha creado.

Anuncios

4 thoughts on “¿ESTÁ ENFERMA MI ORGANIZACIÓN? Leyendo a Neilson, Pasternak y otros Autores

  1. Rolando Quiroga 4 septiembre, 2015 / 10:02

    Amigo querido, como siempre excelente trabajo investigativo y analítico. Me parece que has apuntado a un tema por demás rico y apasionante. Creo que tu aporte es bastante claro y pone el dedo en la llaga de diversos factores organizacionales dignos de ser considerados.

    Basado en la experiencia, solamente quisiera acotar dos puntos importantes:

    1. La toma de DECISIONES EFECTIVAS es definitivamente uno de los factores cruciales, la razón es que a veces detectamos un actual o potencial problema, fruto de la observación ó de algún tipo de feeback recibido, pero no nos atrevemos a tomar la decisión correcta, cualquiera que fuese la razón. El posponer injustificadamente, o no tomar la decisión oportuna que sabemos es la correcta.. podría llevarnos a un escenario con impredecibles consecuencias, a veces hasta más complejas de resolver que la misma decisión pospuesta. la Biblia esta llena de ejemplos de este tipo (Saúl, Sansón, etc.).
    2. Una COMUNICACIÓN DIRECTA Y CONSTRUCTIVA, definitivamente es un pilar fundamental, puesto que evita especulaciones, temores, y desánimo. El CEO debe esforzarse por construir el canal de comunicación más directo, oportuno y claro posible, esto ayuda con el empoderamiento y creatividad de la gente, fomenta el compromiso y reduce considerablemente los riesgos organizacionales. La comunicación efectiva ha probado ser la mejor herramienta para mejorar el desempeño, reducir riesgos, dar soporte a los valores y a la ética organizacional, es decir; propiciar el desarrollo organizacional integral.

    Sigue adelante, excelente aporte CEO Gabriel Gil. Rolando Quiroga.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s