PARA PASTORES: OCÚPATE DE ELLOS, NO TE PREOCUPES

PARA PASTORES: “OCÚPATE DE ELL1525523_10203515065789973_9196348083753535823_nOS, NO TE PREOCUPES”.
¿Sabías que la mayoría de pastores sufren cuando ven que sus “ovejas” van por un camino equivocado a pesar de haber recibido instrucción para evitarlo? Muchos pastores se sienten culpables cuando sus dirigidos toman malas decisiones, o cuando hacen lo que les dijeron que no hicieran y luego vienen consecuencias, ¡se preocupan! Los pastores pueden sentir frustración cuando ven que sus esfuerzos -consejería, visita pastoral, oración-, son tirados al tacho de la basura por sus discípulos; por lo que pueden sentirse impotentes, poco considerados y hasta utilizados por sus seguidores, sobre todo por aquellos que prometieron hacer cambios en su estilo de vida o en alguna situación y no lo hicieron.

Ante esto, ¿qué hacer? Una solución fácil de escribir, pero difícil de realizar en la práctica, sobre todo para aquellos que han sido formados en el horno de la escuela antigua, es ésta: “Camina con ellos hasta donde te permitan y hasta donde tu salud mental-emocional no corra peligro”. ¿A qué me refiero? El pastor/a ha de entender que por más que quiera no puede entrar en la mente de sus seguidores y cambiarles el chip de conducta, eso es trabajo de Dios y de ellos mismos; por más que desee no puede tomar decisiones que les corresponden a ellos, y por más que quiera, ore y aconseje, al final serán ellos los que decidirán el destino de su propia vida.

Sin embargo, muchos pastores echan sobre sus hombros cargas que no les corresponden, problemas que no son suyos -y que por cierto ya tienen suficientes con los propios-, y así van acumulando una peso tan grande que finalmente colapsan. Las estadísticas no mienten, la mayoría de ministros mueren por causas de surmenage (estrés al máximo), problemas al corazón e incluso ataques cerebro-vasculares, casi todos producidos por cuadros de extremo cansancio mental y emocional. ¿Sabes por qué? porque no han entendido que su labor como pastor es nada más que “cuidar, alimentar, guiar…” (según la definición etimológica de la palabra pastor en hebreo y griego), no echar sobre sí la vida de los demás, eso es trabajo de Dios, no el de los pastores. No obstante, muchos nobles pastores hacen de los problemas de los demás como si fueron suyos…, mmm, ¿qué tan sano es esto?

Así las cosas, ¿es posible pastorear sin producir dependencia emocional de los feligreses hacia el pastor? Sí, pero requiere entrenamiento del pastor y de la grey. ¿Significa esto que el pastor ha de ser apático y no conectarse emocionalmente con sus discípulos? No, no he dicho eso. Conexión siempre va a haber, somos seres emocionales, pero debemos comprender que por más que amemos a nuestras ovejas ellas tienen capacidad para decidir -libre albedrío-, y que nuestra labor termina cuando hacemos lo que la Biblia nos pide que hagamos, no lo que nuestro corazón dicta qué hacer.

Ahora bien, tal como diría una de mis fieles discípulas…, “así como hay ovejas que dan dolor de cabeza, hay otras que saben reconocer un instrumento puesto en su camino” (Jessica González).

Termino con esto: Ya puedo oír a algunos de ustedes decir ¡que apático es este Gabriel, que insensible que es!. Bueno, no responderé a eso, dejaré que mis resultados hablen por sí mismos. Pero he aprendido esto: Yo no me PREOCUPO de mis discípulos, me OCUPO de ellos. Hay una diferencia abismal entre una y otra afirmación…, no te eches una cruz que no te corresponde.

Buenas noches los pastores 🙂

p.d. No te apresures en comentar, quisiera leer a quienes en verdad están pastoreando o han sido pastores, aunque si bien mis post son públicos y tu comentario será bienvenido.

Anuncios

One thought on “PARA PASTORES: OCÚPATE DE ELLOS, NO TE PREOCUPES

  1. Tadeo Ortega 6 abril, 2015 / 12:15

    Muchas gracias Pastor Gabriel Gil por compartir siempre sus experiencias, conocimiento, recomendaciones y consejos… Me queda claro lo que comenta, pues es algo que he estado viviendo desde que entré al ministerio hace algunos años. Es complicado como bien lo dice, pues como seres humanos nos preocupamos; pero podemos partir de esto que comenta; “entender que al final ellos deciden” y que nuestro trabajo es acompañarles en los distintos procesos o caminos que ellos deciden tomar… Y a pesar de Amarlos, escucharlos, orar por ellos etc… Gracias Pastor, un abrazo desde México…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s